Presupuestan 32,7 millones para peajes de camiones

Casi el 50% de los presupuestos de Fomento para el transporte terrestre, unos 4.500 millones, irán destinados a inversiones en el ferrocarril. La subvención de los peajes busca desviar a los camiones pesados hacia las autopistas.

De los más de 9.000 millones de euros que los Presupuestos Generales del Estado (PGE) prevén dedicar este año al transporte terrestre, el ministerio de Fomento gastará al menos 4.500 millones, casi un 50% del total, en inversiones que irán destinadas al ferrocarril.

Camión aparcado junto a vivienda residencial

Por lo que respecta a la carretera a la construcción de obra nueva y a la conservación de infraestructuras se destinarán unos 1.913 millones de euros, un 10,6% más que lo ejecutado durante 2016. Este presupuesto se repartirá prácticamente a partes iguales entre el diseño y desarrollo de nuevas carreteras -955 millones-  y la conservación de las ya existentes, una faceta ésta última a la que Fomento destinará unos 958 millones de euros.

Para los transportistas de mercancías por carretera la nota más positiva de estos presupuestos generales es el montante económico destinado a poner en marcha un nuevo plan de incentivos para fomentar el uso de las autopistas, dirigido especialmente para los camiones pesados, y que en los PGE aparece dotado con 32,7 millones de euros, cifra que de aplicarse finalmente supondría triplicar la que figuró en los presupuestos de 2016 con el mismo objetivo, una iniciativa que sin embargo no llegó a ponerse en marcha debido a la situación de interinidad que se vivió durante el año pasado a nivel de gobierno.

El primer plan de subvenciones a los peajes para camiones, dotado con 7,5 millones de euros,  se puso en marcha en 2015 con carácter experimental. En aquel momento el “experimento” duró unos cinco meses, afectó a seis tramos de carreteras nacionales coincidentes con autopistas y los descuentos para transportistas se situaron entre el 30 y el 50%.

A su finalización  el ministerio de Fomento, en aquel momento dirigido por Ana Pastor, hizo resumen de una iniciativa que había servido para desviar a las autopistas unos 222.000 camiones, una cifra que a pesar de ser importante no pudo considerarse un éxito. Desde entonces los peajes subvencionados para camiones no han vuelto a funcionar en España, aunque en la estrategia de Íñigo de la Serna está el “sacar” a los camiones de aquellos tramos de carreteras nacionales donde existan autopistas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *