Siguen los problemas de transporte para el Reino Unido tras el Brexit

Todas las cadenas logísticas del Reino Unido tienen problemas de transporte y suministro tras la salida del país de la UE. El Brexit ha provocado una falta de conductores en todos los sectores del transporte, un problema que las autoridades británicas intentar paliar con medidas de todo tipo. Como los cursos de formación exprés o los visados de tres meses para chóferes extranjeros.

problemas de transporte en Reino Unido

A partir del próximo 1 de enero las autoridades del Reino Unido han anunciado que comenzarán a emplear el sistema informático “Goods Vehicle Movement Service (GVMS)” en algunos puertos a la hora de autorizar y agilizar la salida de mercancías en tránsito entre Gran Bretaña y la Unión Europea.

Por el momento tras el Brexit las empresas de transporte de la UE ya han venido utilizando el sistema GVMS para introducir mercancías en el Reino Unido en virtud del Convenido de Tránsito Común (CTC), lo que les obliga a registrase en el mismo ya que de otro modo sus camiones no pueden atravesar la frontera británica. Lo que está previsto ahora es que desde el 1 de enero este sistema también sea empleado para la salida de los camiones cargados, tanto europeos como británicos.

Anotar que para registrarse en el sistema GVMS es necesario estar previamente inscrito en el Registro de Identificación de Operadores Económicos (EORI) y tener cuenta abierta en el portal de enlace del gobierno (Government Gateway), requisitos que suponen un obstáculo más para aquellas empresas que no trabajan con el Reino Unido de forma habitual.

A pesar de las dificultades que ha tenido el Brexit para el transporte internacional de mercancías por carretera, durante el primer semestre de este año las exportaciones españolas al Reino Unido sumaron 9.772 millones de euros, una cifra que es inferior en un 19% a la registrada en el mismo periodo de 2019, cuando las exportaciones de nuestro país con destino Gran Bretaña alcanzaron los 12.000 millones de euros.

Por otro lado, ante la falta de conductores profesionales que está provocando problemas de transporte y suministro en todas las cadenas logísticas, a la desesperada el gobierno británico está ofreciendo formación gratuita para 4.000 jóvenes conductores. El objetivo de este plan es que estos aspirantes a transportista puedan obtener sus permisos de conducir en un máximo de tres meses.

Además, las autoridades británicas de inmigración han sido autorizadas para conceder visados de tres meses a los chóferes extranjeros que estén dispuestos trabajar en el Reino Unido, un plazo de tiempo que no está siendo suficientemente atractivo a la hora de atraer conductores de otros países europeos.

Seguro para camiones

TERRÁNEA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *