El sobrepeso le cuestan a cada español 265 euros al año

Las cifras están claras, porque según la Encuesta Nacional de Salud el 17,54 % de los españoles tiene sobrepeso. Para cada ciudadano este problema supone un gasto anual de 265 euros, que son invertidos en sufragar los costes sanitarios asociados a esta enfermedad  que aparecen en forma de diabetes, cáncer o enfermedades cardiovasculares. Además, padecer obesidad reduce las posibilidades laborales de los afectados, quedando en riesgo de exclusión.

el sobrepeso es un problema de salud con muchas posibles consecuencias negativas

En España los costes sanitarios asociados a la obesidad constituyen el 2,9% del PIB. Esto supone que cada ciudadano paga 265 euros al año en forma deimpuestos, que van directamente destinados a costear los problemas asociados a la obesidad y el sobrepeso.

La OCDE arroja datos sobre este tema en el estudio “La carga de la obesidad”, extenso documento donde se relata cual es la incidencia que el sobrepeso tiene en los países del primer mundo. Los estudios reflejan que desde 2010 la población afectada por el exceso de peso en los países desarrollados ha pasado del 21 al 24%.

En España nos encontramos ligeramente por debajo de esa cifra, según datos de la última Encuesta Nacional de Salud,con un 17,54% de la población afectada por obesidad (18,1% en hombres y 16,7% en mujeres), aunque los porcentajes ascienden al 37% de la población si consideramos el sobrepeso. Los datos son más preocupantes se dan en la población infantil y juvenil, pues diversos estudios  ponen cifras del 13,9% para la obesidad y del 30% para el sobrepeso dentro de este grupo.

Con estos datos sobre la mesa la OCDE afirma que la obesidad y la desnutrición son los problemas nutricionales más frecuentes en el mundo, suponiendo un problema desde el punto de vista de la salud pública, por su asociación con el desarrollo de enfermedades crónicas no transmisibles.

Los tratamientos derivados de patologías asociadas al sobrepeso, como pueden ser la diabetes, el cáncer o las enfermedades cardiovasculares, suponen en estos momentos el 9,7% del gasto sanitario de nuestro país. En concreto, el sobrepeso es responsable del 70% de los costes de los tratamientos para la diabetes, del 23% de las terapias cardiovasculares y del 9% de los del cáncer.

¿Qué podemos hacer?

En España se están llevando a cabo políticas que incentivan la vida activa y una alimentación sana con el objetivo de prevenir la obesidad, pero su resultado es todavía incierto. La tendencia que parece observarse es que en el año 2030 el sobrepeso podría afectar en adultos al 80% de la población masculina y al 55% de la población femenina.

Por su parte, la OCDE expone en su informe que en España se han adoptado políticas acertadas para intentar reducir la incidencia de la obesidad, como son el etiquetado de los alimentos en la parte frontal de los envases y la imposición de un nuevo impuesto a las bebidas azucaradas, aunque también se expone que el carácter voluntario de esta última medida la convierte en claramente insuficiente.

el exceso de azúcar en la dieta provoca sobrepeso

Antes de 2020 el Ministerio de Sanidad pondrá en marcha nuevas medidas para la reducción de contenidos grasos, azúcares y sal en cerca de 3.500 alimentos procesados, habiendo recibido duras críticas por parte de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS), por tratarse de medidas de carácter voluntario en lugar de forzar a las industrias agroalimentarias para su reducción o tomar otras soluciones en forma de impuestos que ayudarán de forma importante a paliar este problema en las clases sociales más bajas, principales consumidoras de productos procesados y grasas de peor calidad.

Mejor prevenir

Por otro lado,  la OCDE propone algunas medidas preventivas para la reducción de este problema, como pueden ser la mejora del etiquetado en los menús, la prescripción médica de actividad física y los programas activos de bienestar dentro de los centros de trabajo.

Los expertos calculan que estas medidas podrían contribuir a la reducción de hasta 96.000 casos de enfermedades no transmisibles de aquí a 2050, generando con ello un ahorro de 32 millones de euros al año en costes sanitarios.

Además, se estima que este tipo de iniciativas, junto con la reducción calórica del 20% de los alimentos con alto contenido de grasa, sal y azúcar, podría servir para prevenir 472.000 casos de enfermedades provocadas por la obesidad y el sobrepeso, suponiendo un importante ahorro de recursos.

La OCDE expone en el citado estudio que debemos cambiar nuestros hábitos y reducir nuestro sedentarismo, así como la ingesta calórica (que ha aumentado en los últimos cincuenta años de 2.700 calorías por persona y día a las más de 3.200 calorías actuales), provocando que en los países desarrollados el sobrepeso haya aumentado un 60% y la obesidad un 25%.

el sobrepeso es un problema muy común

Sobrepeso y desequilibrio social

Al mismo tiempo el estudio de la OCDE alerta de la desigualdad que en nuestro país castiga a las clases sociales más empobrecidas, una circunstancia que coloca a España en el primer puesto del ranking en cuanto a personas afectadas por la obesidad y con bajo poder adquisitivo.

Finalmente,los expertos coinciden en señalar que el sobrepeso lleva a las personas a situaciones de desequilibrio social, ya que se estima que las mujeres con menos ingresos tienen un 90% más de probabilidades de sufrir obesidadque las mujeres con ingresos altos, siendo este porcentaje del 50% en el caso de los hombres.

Ser obeso dificulta la obtención de trabajo, especialmente los de alta remuneración, y simultáneamente disminuye el rendimiento de las personas con esta enfermedad, potenciando todo tipo de situaciones de desigualdad y pobreza.

seguro médico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *