La prohibición de amputar el rabo a los perros se retrasa

La medida aprobada por el Pleno del Congreso se retrasa debido a la introducción de una enmienda por parte del Partido Popular que evita que los perros no se incluyan en esta norma durante la tramitación en el Senado.

Nuevo capítulo en el entramado sobre la prohibición de amputar rabos de perros. La mayoría que ostenta el Partido Popular en la Cámara Alta (149 senadores de 266) ha permitido retrasar la nueva normativa sobre éstas, que habían sido prohibidas gracias a la medida aprobada por el Pleno del Congreso el pasado mes de marzo por motivos estéticos.

La prohibición de amputar rabos de perros se retrasa.

La prohibición de amputar rabos de perros se retrasa.

La enmienda presentada por los populares permite evitar que los canes estén incluidos en esta norma durante la tramitación en el Senado, lo que pospone su entrada en vigor en nuestro país.

La medida se aprobará previsiblemente tras debatirse, en primer lugar, la ratificación del Convenio Europeo de Protección Animal de 1987 por la Comisión de Asuntos Exteriores del Senado, para posteriormente pasar al pleno, donde recibirá la aprobación con la reserva introducida por el Grupo Parlamentario Popular.

“El corte de la cola sólo se realizará en el caso de perros que por la actividad que desarrollan habitualmente puedan sufrir daños en la misma”, especifica la enmienda, que ya fue introducida en la Comisión de Exteriores del Congreso.

El texto deberá ser ratificado por el Pleno de la Cámara Alta, y provocará un trámite inédito en el Parlamento Español desde la década de los 80. Una situación poco frecuente que obligará a crear una Comisión Mixta entre el Congreso y el Senado, constituida únicamente para resolver esta cuestión.

El PP recuerda que en otros países del continente europeo, como Dinamarca o Alemania, han actuado de forma similar en este ámbito y recalca que en España existen legislaciones autonómicas que sí prohíben las amputaciones, mientras otras no lo hacen, aunque recalca que los veterinarios “conservarán la libertad de decisión, caso por caso, sobre la forma de proceder”.

Estos pasos que deberán llevar a cabo tanto Congreso como Senado retrasarán la medida sobre la prohibición de amputar el rabo a los perros, siendo la Cámara Baja la que decidirá en última medida, según establece la Constitución.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *