Propóleo: La resina de las abejas empleada en medicina natural

En los últimos tiempos el propóleo está en boca de todos los naturistas y son muchos los productos de medicina natural que incluyen este producto elaborado por la abejas, una especie de resina que los insectos utilizan para sellar sus colmenas a modo de cemento. El problema del propóleo es que no cuenta con evidencia científicas que prueben sus beneficios para la salud. 

propóleo

En tiempos de incertidumbre sanitaria la denominada “medicina natural” está sumando seguidores a la búsqueda de “productos milagro” que, en muchas ocasiones sin evidencias médicas y científicas suficientes, aseguran que con su ingesta ningún virus o bacteria afectará a su salud y por lo tanto podrán estar a salvo de todo tipo de infecciones y males.  

Entre estos “productos milagro”, que por otro lado se pueden adquirir fácilmente en farmacias y tiendas de dietética, estarían aquellos elaborados a partir del Propóleo, una sustancia fabricada por las abejas de forma natural y que en estos momentos se encontraría en el punto de mira de la Autoridad Europea para la Seguridad Alimentaria (EFSA), preocupada por el auge en el consumo que están experimentando los productos derivados del propóleo. 

¿Qué es el propóleo? 

El propóleo es una sustancia que podemos considerar similar a la resina, de color verde oscuro o negruzco y que las abejas extraen habitualmente de las yemas y cortezas de algunos árboles, como el abedul, sauce, castaño, roble o pino.  

En sus quehaceres las abejas utilizan el própoleo como si se tratara de “cemento” durante la construcción y mantenimiento de sus colmenas, sobre todo a la hora de sellarlas (a modo de silicona) para evitar con ello la entrada de bacterias u otro tipo de microorganismos que podrían ser perjudiciales para la colonia. 

El propóleo raramente se comercializa de forma pura y en su composición química podemos encontrar hasta trescientos componentes, algunos incluso con actividad biológica. Entre esos componentes es posible descubrir trazas de diferentes sustancias derivadas de las abejas, de ahí que el propóleo no sea aconsejable para aquellas personas que presenten algún tipo de alergia a los productos de origen apícola. 

propóleo

A nivel de nutrientes el propóleo contiene provitamina A, vitaminas del grupo B, aminoácidos, minerales y bioflavonoides, aunque lo que no está probado científicamente es el impacto más o menos positivo que estos ingredientes puedan tener sobre la salud de nuestro organismo y  

tampoco las contraindicaciones y efectos secundarios que pueden derivarse del consumo de propóleo. 

La visión oficial 

Desde un punto de vista oficial y científico, tal y como afirma la EFSA, las propiedades medicinales, antibacterianas y antifungicidas que se asocian al propóleo no estarían suficientemente probadas, aunque por otro lado su amplia utilización en múltiples productos de medicina natural sirve a sus defensores para confirmar la tesis contraria . 

Según la Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales, cuyas calificaciones si que están basadas en evidencias y experiencias científicas, el propóleo es “Posiblemente Eficaz” en el tratamiento de inflamaciones y de ampollas en el interior de la boca, ya que la práctica de enjuagues con propóleo puede contribuir a su cura. 

Por otro lado, esta misma Base Exhaustiva considera como “Insuficiente” la incorporación del propóleo en los tratamientos, pro ejemplo, de quemaduras, diabetes, gingivitis, pie de atleta e incluso en los casos de patologías que afecten a las vías respiratorias superiores, considerando que en ningún caso el propóleo contribuye a incrementar la respuesta inmunitaria de nuestro organismo. 

propóleo

A favor y en contra del propóleo 

Por sus propiedades antiinflamatorias y antibacterianas en medicina natural los productos derivados del propóleo se suelen emplear en el tratamiento de las inflamaciones, llagas y aftas que se producen en el interior de la boca (mucositis oral), en las infecciones que afectan a la garganta y también disuelto en jarabes destinados a aliviar la congestión de las vías respiratorias. 

Los defensores del propóleo afirman que este compuesto también puede emplearse en infinidad de patologías de todo tipo e importancia, pero en estos casos las evidencias científicas no aportan las necesarias certezas sobre su idoneidad, como tampoco en aquellas afecciones de carácter cutáneo, como quemaduras, dermatitis, etc. 

Por su parte, los médicos no aconsejan la ingesta de propóleo en mujeres embarazadas, lactantes y tampoco en personas que sufran de asma. Al mismo tiempo las autoridades sanitarias han advertido de que algunos de los componentes del propóleo pueden disminuir la capacidad de coagulación de la sangre. 

seguro médico

TERRÁNEA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *