Objetivo 2030: Reducir las emisiones de CO2 en vehículos nuevos

Nuestro país está lejos de poder cumplir con los objetivos del Pacto Verde Europeo para 2030. Durante el año pasado la media de emisiones de CO2 en vehículos nuevos estuvo en 110,5 gramos/km, cuando la media de la Unión Europea fue de 106,7 gr/km, un 12% menos que en 2019. Este desfase en la transición energética se agranda cuando tenemos en cuenta que países europeos con menor economía, como por ejemplo Portugal, cerraron el año por debajo de los 100 gr/km.

Según un reciente informe difundido por la patronal de los concesionarios Faconauto, durante el pasado año 2020 las emisiones de CO2 de los automóviles nuevos comercializados en Europa cayeron alrededor de un 12%, lo que probaría que las normativas que regulan una transición hacia la descarbonización están funcionando, aunque para alcanzar los objetivos previstos en el Pacto Verde Europeo el traspaso hacia energías sostenibles debe tomar un mayor ritmo.

En 2020 las emisiones medias en la Unión Europea para los vehículos de nueva matriculación se situaron en aproximadamente 106,7 gramos/km de dióxido de carbono (CO2), una cifra inferior a la registrada en 2019 y que fue posible gracias a la reducción de emisiones contaminantes experimentadas por los SUV de última generación, uno de los segmentos donde la electrificación y la hibridación está avanzando con más fuerza.

Los eléctricos ganan presencia

En este sentido el 28,8% de los automóviles matriculados en la UE durante 2020 estaban propulsados por motores diésel; el 58,8% fueron vehículos de gasolina y el 10,6% del total eran coches electrificados.

A los vehículos de gasoil les correspondieron unas emisiones medias de CO2 de 199,8 gramos/km, para los gasolina está cifra fue de 116,1 gramos/km y en el caso de los eléctricos las emisiones medias fueron de 18,9 gramos/ km.

Por otro lado, el informe hecho público por Faconauto estima que el descenso en las emisiones se deriva de los protocolos más estrictos impuestos por la UE, por la transformación de los hábitos de los usuarios y compradores, que cada vez más dirigen sus compras hacia vehículos sostenibles y respetuosos con el medioambiente, y por los planes de ayudas públicas puestos en marcha por los distintos gobiernos y que favorecen con subvenciones la adquisición de automóviles menos contaminantes y propulsados por energías verdes.

España no llega a la media

A pesar de estas reducciones de emisiones a nivel europeo la media española fue de 110,5 gramos/km, lo que supone casi cuatro gramos más que en el resto del continente, un resultado que muestra a las claras que en nuestro país hay mucho margen de mejora en las políticas medioambientales y que hay que apretar el acelerador para que en 2030 podamos alcanzar los objetivos previstos por la Unión Europea.

Finalmente, si España cerró 2020 con unas emisiones superiores a la media europea, también hubo países como Dinamarca, Finlandia, Francia, Países Bajos, Portugal o Suecia, que por el contrario registraron medias por debajo incluso de los 100 gramos /km, un objetivo al que debería aspirar nuestros país en el corto plazo.

Objetivo 2030

A finales de 2020 (el año más cálido registrado en Europa) y con respecto a 1990 la UE tomó la decisión de alcanzar en 2030 una reducción del 55% en las emisiones de gases de efecto invernadero, una iniciativa que cuenta con el apoyo financiero del Banco Europeo de Inversiones y que prevé políticas medioambientales concretas y de transición energética en cada uno de los estados.

emisiones

Pero hay que tener en cuenta que las emisiones producidas por la UE suponen menos del 10% de total de emisiones producidas a nivel mundial, lo que significa que las políticas verdes europeas no van a ser suficientes para frenar los problemas derivados del calentamiento global.

Los expertos calculan que para conseguir un incremento máximo de temperaturas inferior a 1,5ºC, los planes de descarbonización precisan de un pacto verde de ámbito mundial. En estos momentos el 40% de la energía eléctrica que se consume en el planeta sigue teniendo al carbón como origen y esta es una de las fuentes de energía más contaminantes que existen.

seguro médico

TERRÁNEA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *