Una reforma para proteger a las mascotas de mujeres maltratadas

Las ministras de Igualdad y de Derechos Sociales han planteado reformar el Código Penal para incluir en los casos de violencia de género como agravante las amenazas o los daños que puedan sufrir las mascotas de las mujeres que sufren maltrato. Además de que el maltratador no pueda quedarse con su custodia si se decretan medidas cautelares.

Irene Montero e Ione Belarra, ministras de Igualdad y de Derechos Sociales, han planteado durante un acto conjunto reformar el Código Penal con el objetivo de incluir como agravante en casos de violencia de género las amenazas o daños a los animales de compañía de las víctimas de maltrato. Evitando también que el maltratador continúe siendo el responsable de la mascota en el caso de que se decreten medidas cautelares.

Las ministras aprovecharon la puesta en escena para presentar también las conclusiones del primer año de actividad del proyecto VioPet, que confirman que una de cada dos mujeres maltratadas que conviven con mascotas no interpone una denuncia o no abandona el hogar en el que sufre violencia machista por miedo a las represalias contra sus animales.

Nadie debería escoger entre su seguridad y la de su animal“, aseguran desde el proyecto. Y es que los datos muestran que cerca de un 30% de mujeres que han sufrido maltrato contaban con alguna mascota a su cargo. Según expusieron ambas ministras, el programa ya ha atendido a unas 500 víctimas y ha dado acogida en casas de voluntarios a un total de 157 mascotas de 130 mujeres que han sufrido violencia de género.

Belarra tomó la palabra para asegurar que “vamos a promover una modificación del Código Penal que permita introducir como agravante el daño o la amenaza que se ejerza sobre los animales hacia una persona con la que se haya tenido una relación de afectividad y específicamente en casos de violencia machista”.

Desde el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 promueven además el decomiso preventivo de los animales de compañía en aquellos casos de violencia de género en los que se tomen medidas cautelares. “Es imprescindible que los animales salgan también de esa casa. Para ponerlos en manos de la víctima o para que vayan a un centro de acogida, esta tiene que ser la fórmula rutinaria de actuar en caso de que se tomen medidas cautelares“, explica Belarra.

La propuesta que presentará la ministra junto a Montero va encaminada hacia una modificación del Código Penal para incluir como agravante tanto las amenazas como los daños que se lleven a cabo contra las mascotas de las víctimas de violencia machista. El decomiso preventivo permitirá que el maltratador no pueda continuar siendo el responsable del animal en el caso de que se decreten medidas cautelares.

Belarra también incidió en el hecho de que este programa enfrenta una “especificidad” de la violencia machista, así como una forma de maltrato animal, puesto que “transmite un mensaje correcto a la sociedad“.

Por su parte, Montero señaló el objetivo de VioPet de superar “uno de los obstáculos” a los que se enfrentan las mujeres maltratadas. Recordando también que el buen trato debe ser la base de una sociedad democrática, hacer lo propio con los animales “habla bien del país que somos”.

seguro veterinario para perro

Jesús Rengel Ortiz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *