Rescatan a 46 perros de ser sacrificados en una granja de Corea del Sur

46 perros fueron rescatados de ser sacrificados en una granja de Corea del Sur.

El rescate de 46 perros fue completado por la Sociedad Internacional Protectora de Animales.

Los canes fueron trasladados a Nueva York tras ser rescatados por la Sociedad Internacional Protectora de Animales.

Una granja «que parecía más un calabozo» era el lugar elegido donde sacrificarlos para consumo humano.

Casi media centena de perros, 46 en total, fueron trasladados a la ciudad de Nueva York una vez rescatados de un destino nada halagüeño. Nada menos que una granja en Goyang, una ciudad al norte de Seúl, que según Kelly O’Meara, supervisora de los proyectos internacionales de la Sociedad Internacional Protectora de Animales, «parecía más un calabozo».

«Había poca luz y casi nada de ventilación, así que el hedor a solución de amoniaco hacía llorar los ojos a quien recorriera el lugar», asegura O’Meara, que añadió que «se podía ver ojos que lo miraban a uno, pero era difícil distinguir a los mismos perros en la oscuridad».

Estos animales, que apenas sobrevivían con escaso alimento, iban a ser sacrificados para consumo humano según informó la Sociedad Internacional Protectora de Animales, que se encargó de rescatarlos a tiempo y llevarlos a Nueva York para que fueran atendidos lo más rápido posible. Una vez en el Aeropuerto Internacional Kennedy, los perros fueron trasladados a albergues de emergencia en Nueva York, Maryland y Pensilvania.

El rescate de 46 perros, uno más de esta asociación de activistas

Se calcula que aproximadamente existen 17.000 granjas con el mismo objetivo y funcionamiento en Corea del Sur, según adelantó O’Meara. «Se trata de un negocio en decadencia en una sociedad donde la demanda de carne de perro va a la baja», explica. Sin embargo, el problema sigue persistiendo y cada año la consumición de carne de perro afecta a nada menos que aproximadamente dos millones de canes.

Estas mascotas, que no recibían ningún cuidado veterinario durante su particular horror en la granja, podrán ser adoptadas en Nueva York una vez que los albergues evalúen su conducta y necesidades médicas para garantizar que cada uno de ellos se encuentra preparada para comenzar una nueva vida con una familia. «O resistían o morían en la jaula y sólo les daban comida suficiente para mantenerlos vivos», aseguro O’Meara, por lo que cada uno de ellos necesita una recuperación médica acorde al sufrimiento y decadencias que han pasado.

Desde 2015, la asociación de activistas ha rescatado más de 800 perros que iban ser utilizados para consumo humano, de los cuales había tanto cruzados como otros de raza pura.

seguros para perros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *