Resto-mod, la moda de los clásicos renovados tecnológicamente

Los vehículos clásicos no ofrecen las prestaciones de los modelos más nuevos. Su conducción no es fácil ni segura y sus carrocerías y elementos mecánicos no resisten igual las inclemencias del tiempo y de la carretera. Por ello, son muchos los coleccionistas que están apostando por los “Resto-mod”, vehículos que mantienen la estética externa de un clásico pero que por dentro están equipados con la últimas tecnologías.

Gran Torino Resto-mod

Si hay algo que les gusta a los coleccionistas de vehículos clásicos, eso es exhibir sus ejemplares ante los demás. Sin embargo, sacar a pasear este tipo de coches no siempre es tan fácil como parece.

Las prestaciones de los clásicos están muy lejos de las que ofrecen los vehículos más modernos y, para empezar, muchos de estos coches no cumplen con la normativa en materia de seguridad (cinturones, alumbrado, espejos retrovisores, etc).

Por otra parte, sus mecánicas y carrocerías no están preparadas para soportar las inclemencias climatológicas, ni para afrontar los desperfectos de las carreteras con las mismas garantías con las que lo hacen los modelos más nuevos.

Como consecuencia de estos inconvenientes está comenzando a crecer la moda por los “resto-mod”, coches clásicos en los que se mantiene el cuerpo (carrocería) y que se renuevan por dentro con nuevos motores, mejores sistemas de frenos, modernas cajas de cambio o suspensiones más suaves.

Dodge Challenger Resto-mod

Los Resto-mod nacieron en EEUU

Prácticamente la totalidad de las modas en lo que respecta al sector de la automoción han nacido o nacen en Estados Unidos y los “Resto-mod” no iban a ser la excepción.

En Norteamérica se está produciendo un relevo generacional en los coleccionistas de vehículos clásicos, una circunstancia que lleva implícito un cambio en los gustos. Mientras que los nacidos durante el “baby boom” prefieren coches originales anteriores a la Segunda Guerra Mundial o, como mucho de los años 50 y 60, la nueva generación apuesta por clásicos más modernos adaptados con tecnologías de vanguardia.

Para Robert Johnson, Director General de “Classic & Sport”, “las compras de automóviles clásicos se hacen con el corazón y tienden a crear un vínculo emocional con el modelo que se adquiere. […] Esto significa que la próxima generación de compradores definirá sus propios coches clásicos y no necesariamente tendrá el mismo apetito por los que son venerados actualmente. Los Resto-mod dan a los compradores la oportunidad de poder personalizar sus coches y reunir lo mejor de ambos mundos, un estilo vintage con lujos modernos”.

Corvette C1 Resto-mod

Si hablamos de números los vehículos clásicos modernizados son verdaderamente rentables para los vendedores, porque las mejores unidades han llegado a superar los 400.000 dólares, aunque hay que tener mucho cuidado con los riesgos que se corren con estas restauraciones, puesto que lo que ahora está de moda, como es el caso del Resto-mod, puede dejar se estarlo dentro de unos años.

Hay que valorar que una excesiva personalización no encaje con los gustos de los futuros compradores de vehículos clásicos, lo que puede provocar una fuerte depreciación de muchos de esos modelos.

Por otro lado, los “Resto-mod” también están llegando a segmentos menos populares. Hasta la fecha la gran mayoría de amantes de los vehículos clásicos apostaban por los turismos, sin embargo, ahora ya se han podido ver algunos todoterrenos renovados como el Jeep Wagonner o el Ford Bronco y algunas camionetas como el Ford F-100.

Una moda motivada por la televisión

Las modas no llegan solas y siempre necesitan de alguien o algo que ayude a difundirlas y eso es los que ha sucedido con los “Resto-mod”.

corvette Resto-mod

Gran parte del auge que están teniendo los clásicos modernizados se debe a la influencia que populares programas televisivos, como “Wheeler Dealers” o “Fast n’Loud”, ejercen sobre la nueva generación de compradores.

Este tipo de programas, el primero europeo y el segundo estadounidense, cuentan con gran seguimiento entre el público más joven y en ellos se dedican, precisamente, a la restauración de vehículos clásicos, manteniendo en la medida de lo posible su aspecto original por fuera y renovándolos completamente por dentro.

Una moda imposible para España

La moda de los “Resto-mod” puede que nunca llegue a aterrizar en España. Pese a que no faltan amantes de los clásicos renovados, lo cierto es que las administraciones públicas de nuestro país ponen grandes trabas a las actualizaciones de los vehículos.

Como explica Javier Fadrique, responsable técnico en el Laboratorio Central Oficial de Electrotecnia (LCOE), organismo encargado de catalogar y homologar los vehículos históricos una vez que se ha verificado que no han sido modificados con piezas o dispositivos no originales.

Un vehículo calificado o catalogado como histórico no puede modificarse. Una vez que se ha matriculado este vehículo en España no hay otro control que las revisiones rutinarias de ITV, en las que se verifica que el vehículo se ajusta a la Ficha Técnica y, por consiguiente, que no ha sufrido cambios”.

El propio Fadrique añade que si se producen cambios en un vehículo no histórico se le exigiría legalizar ese cambio mediante una reforma según el Real Decreto 866/2010 y esta normativa no se aplica para vehículos clásicos, por tanto no es viable reformar o modificar un vehículo histórico”.

Por otro lado, cualquier modificación con piezas no originales hace que un vehículo pierda la categoría de histórico y pase a considerarse como un automóvil convencional.

seguro coche antiguo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *