Reino Unido retrasa los controles aduaneros a importaciones europeas

La decisión del gobierno británico contempla un nuevo calendario de aplicación para algunos controles aduaneros para las importaciones procedentes de la Unión Europea. Los controles que estaba previsto que entrarán en vigor el próximo 1 de octubre se retrasan al 1 de enero de 2022, mientras que los previstos para esta fecha retrasan su aplicación a julio de 2022. Estas medidas afectan a todos los transportistas de la UE que operen con Reino Unido.

Reino Unido retrasa los controles aduaneros a importaciones europeas

El Brexit está dañando de forma insospechada la economía británica y castigando a los consumidores ante la falta de suministros en empresas y supermercados y ante la falta de trabajadores para algunos sectores de actividad. Esta circunstancia también tiene que ver con las consecuencias de la pandemia y con las tensiones que está sufriendo el comercio a nivel mundial.

A nivel particular los problemas del Reino Unido están provocados por la aplicación de nuevos y complejos trámites aduaneros para las mercancías que entran y salen con origen o destino a la Unión Europea, lo que incrementa de forma importante los costes de los tráficos con Gran Bretaña. En este nuevo escenario se ha reducido de forma considerable el número de camiones que cruzan el Canal de la Mancha, al tiempo que los portes con la isla se han encarecido.

Para intentar paliar esta situación el gobierno británico que dirige Boris Johnson, ha decidido aplicar una moratoria en los controles a los productos de importación que llegan al Reino Unido desde la Unión Europea. Esta medida afecta, entre otros, a los transportistas y operadores logísticos españoles que realicen tráficos con destino a Gran Bretaña.

Esta decisión del gobierno inglés se traduce en un nuevo calendario para la aplicación de las medidas de control aduanero derivadas del Brexit. En este sentido el embajador británico en nuestro país ha informado a las autoridades españolas que las medidas de control que deberían en vigor en octubre de 2021 y en enero de 2022 se van a retrasar con el fin de reducir la presión existente en las cadenas de suministro, principalmente en lo que concierne a los productos agroalimentarios.

De esta forma las medidas que deberían aplicarse desde el próximo 1 de octubre, pasarían a entrar en vigor el 1 de enero de 2022. Estas medidas son:

  • Controles aduaneros completos.
  • Notificación previa para productos sanitarios y fitosanitarios.

Por otro lado, las medidas que serían de aplicación el 1 de enero de 2022 se retrasan hasta el 1 de julio de 2022. Estas medidas son:

  • Controles sanitarios y fitosanitarios completos.
  • Declaraciones de seguridad y protección para los movimientos entrantes.
Seguro para camiones

TERRÁNEA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *