Retrotours: La moda urbana de hacer turismo en coches clásicos

Desde ya hace algún tiempo se ha puesto de moda visitar y recorrer el casco histórico de algunas ciudades a bordo de un vehículo clásico. Esta modalidad de turismo se llama “retrotours”. Entre las opciones podemos encontrar la de realizar el tour con un chófer que actúa al mismo tiempo como guía turístico o la de conducir nosotros mismos. Te contamos más sobre los retrotours y donde puedes disfrutarlos.

RETROTOUR EN MADRID

Cada vez son más las ciudades que incorporan los “retrotours” a su oferta turística. Este servicio consiste en recorrer el centro histórico montado en uno de esos vehículos clásicos que marcaron la historia. Los “retrotours” pueden ser simples paseos de una o dos horas de duración que nos lleven por los lugares más emblemáticos o ser servicios de un día completo en los que disfrutar de las maravillas del lugar a bordo de un coche de época.

Este tipo de servicio se encuentra disponible en dos modalidades. Por un lado, podemos ser nosotros los conductores funcionando en este caso en un alquiler normal con seguro obligatorio a terceros con asistencia a conductor y pasajeros. Además, deberemos pagar una fianza que normalmente no supera los 600 euros, aunque puede variar en función del vehículo escogido.

Por otro lado, podemos decantarnos por las visitas guiadas. En este caso el chófer hace a la vez de guía turístico.

Disfruta de un “retrotour” en España

En España podemos disfrutar de una ruta turística a bordo de un coche clásico en varias ciudades. Empezaremos por Madrid, donde hay varias empresas que se dedican a ello.

Una opción muy demandada es la de recorrer el centro de la capital montados en dos de los modelos españoles más míticos, el Seat 600 y el Seat 1500. También existe la posibilidad de hacer lo propio en un tour guiado o en solitario con la ayuda de GPS por la Casa de Campo.

Si nos decantamos por huir de las aglomeraciones también tenemos la posibilidad de hacer estas rutas en localidades como Aranjuez, El Escorial, Buitrago de Lozoya, Guadarrama, Patones o Chinchón. En este caso el recorrido si comenzará en Madrid y para hacerlo más original llegaremos al destino por carreteras regionales y antiguas nacionales.

Con un Seat 600, de los fabricados en la propia Barcelona, también podremos recorrer sus calles para realizar rutas turísticas o artísticas. Además, en la Ciudad Condal existe la posibilidad de disfrutar de un “retrotour” a los mandos de una moto Ural con sidecar.

Si nos mantenemos en la península podemos encontrar este tipo de servicios en otras Comunidades Autónomas, como Castilla-La Mancha o Castilla y León. Aquí subidos en algunos de los vehículos más emblemáticos podremos visitar diferentes ciudades con Ávila, Segovia, Toledo o Cuenca.

Saltando el charco llegamos hasta Mallorca, donde al volante de un VW Escarabajo, un Corvette C3 o una Triumph TR6, podemos descubrir las maravillas de la isla.

Las opciones en Europa

No solo en España se pueden realizar “retrotours”. En diferentes ciudades de Europa también tenemos disponibles estos servicios.

En París, por ejemplo, podemos visitar la Torre Eiffel o el Arco del Triunfo a bordo de un Citroën DS 21 Pallas Limousine descapotable de 1973. Si optamos por un modelo más modesto podemos decantarnos por un Citroën 2CV o un Citroën 11.

EXPOSICIÓN DE COCHE EN RETROTOUR

Por su parte, Praga destaca por ofrecer los vehículos más antiguos para la realización de estos tours turísticos, en concreto se trata de vehículos Praga AN, Praga Alfa de 1929 o Mercedes-Benz 770 de la década de los treinta. También es posible disfrutar de la capital checa conduciendo un Ford T, un Ford A o un Skoda de los años sesenta.

En Italia los “retrotours” están extendidos por varias ciudades. Lo más habitual es recorrer las calles de Roma en una Vespa, al más puro estilo Audrey Hepburn, pero también podemos hacerlo subidos en un Fiat 500.

Florencia, Siena o Pisa también son ciudades preparadas para las rutas turísticas en coches clásicos. En estas localidad podremos elegir entre, por ejemplo, un Alfa Romeo Giulietta del 59, un Lacia Flavia del 65 o un Triumph Spitfire MKII del 66.

Otra de las opciones disponibles en Europa la encontramos en Londres. No hay nada más tradicional que visitar las calles de la capital británica al volante de uno de los míticos taxis Austin FX4 o LTI TX4. Aunque tampoco es nada exótico hacerlo en un Mini Cooper clásico.

Como no podía ser de otra manera, en Alemania, la cuna de la automoción en Europa, también hay disponibles “retrotours”. Visitar el casco histórico de Berlín es apasionante, pero hacerlo a bordo de un Trabant, un icono de la Guerra Fría, no tiene desperdicio.

Además, si lo prefieres también puedes visitar la capital germana en un Mercedes-Benz SL o un VW Escarabajo descapotable.

A pocos kilómetros de distancia está Varsovia, una capital que podrás recorrer en el asiento de un minibus FSC Zuk de la antigua URSS, de un autobús Jelcz 043, de una furgoneta FSC Nysa 522 o de un taxi Fiat 125.

Por último, y si decides no alejarte mucho puedes visitar Portugal. Tanto en su capital, Lisboa, como en Sintra y otras ciudades cercanas, puedes disfrutar de una ruta en un vehículo clásico. En este caso el modelo favorito es un VW Escarabajo.

Un “retrotour” por el mundo

Para finalizar os proponemos realizar uno de estos “retrotour” por otros lugares más alejados. En Asia, principalmente en India, están muy popularizadas las rutas a los mandos de una Royal Enfield británica.

Por su parte, si cruzamos el Atlántico disfrutaremos de grandes rutas en coches clásicos en Cuba y Estados Unidos. En el primero, podremos recorrer La Habana en un “almendrón”, mientras que en el segundo vamos a poder conducir desde un Ford Mustang hasta un DeLorean.

seguro coche antiguo

TERRÁNEA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *