Saab 92h, ¿la primera autocaravana sueca?

Creada por Torsten Johannesson, la Saab 92h está considerada como una de las autocaravanas más raras del mundo y posiblemente la primera de fabricación sueca. Lo más curioso de todo es que nunca llegó a circular por carretera y después de ser convertida en caseta de caza acabó siendo recuperada y restaurada. Esta es su historia.

Dos Saab 92h circulando en paralelo

La historia de la autocaravana Saab 92h se remonta a hace casi 57 añosde la mano del sueco Torsten Johanneson. Todo comienza cuando Torsten y su familia deciden cruzar la frontera de Noruega para disfrutar de unos días de descanso en caravana, pero sin embargo al cruzar un río el remolque se quedó atascado. Fue entonces cuando a Torsten se le ocurrió la idea de unir coche y caravana en un solo elemento.

Después de trabajar durante más de 1.700 horas, Torsten Johannesson, propietario de AB Biltjänst en Ramsele (Suecia), presentaba en 1963 la autocaravana Saab 92h, la culminación de su proyecto. Ayudado por su hijo, Anders Johannesson, tomaron como base un Saab 92 y eligieron este modelo por su tracción delantera y por los 28 CV de potencia que brindaba su motor, una circunstancia que lo convertía en uno de los coches más potentes de la época.

Pese a sus esfuerzos la autocaravana de los Johannesson no llegó a pasar la inspección técnica. La alta carga del eje delantero fue uno de los motivos por los que la Saab 92h no llegó a circular por carretera. Después de tantas horas de trabajo y esfuerzo fue finalmente vendida para convertirse en una caseta de caza en un bosque al sur de la localidad de Borlänge.

Un digno sucesor

Torsten Johannesson no se dio por vencido después de que su primera creación no pasara la ITV, así que decidió fabricar en tan sólo 123 días una versión mejorada de esta autocaravana. Para este nuevo proyecto tomó como base un Saab 95 con un motor de tres cilindros y dos tiempos de 40 CV de potencia, que más adelante pasaría a ser un motor V4 de 65 CV, con un interior realizado en madera de teca.

Para definir a este nuevo invento de Torsten Johannesson el diario sueco “Expressen” acuñó el término “husbil” (autocaravana en español) y tal fue el impacto de la “husbil” Saab 95 que hasta la propia marca mostró interés por el modelo.

Saab 92h

Por desgracia Saab pronto desechó la idea de producir este modelo en serie, ya que lo veía como un competidor para su propio modelo de caravana, el Saabo.

Los modelos de Torsten en nuestros días

Como os hemos contado la Saab 92h pasó a ser utilizada como caseta de caza y tras pasar varios años olvidada fue descubierta de nuevo por operarios suecos que talaban algunos de los árboles del bosque de Borlänge.

Un grupo de entusiastas de la marca decidieron recoger la autocaravana y fundaron la asociación Saab 92h que como primer proyecto se propuso restaurar este extraño modelo. Durante su recuperación la Saab 92h sufrió algunas pequeñas modificaciones, como un nuevo casco que sustituye al anterior que se encontraba en muy mal estado, aunque sigue manteniendo su esencia original.

interior de Saab 92h

La autocaravana Saab 92h ahora está a cargo de Lars “Julle” Olofsson, quien guarda esta preciada joya en su granja de Tängtorpet, e incluso fue él quien se encargó de llevar el vehículo a pasar la inspección técnica.

En cuanto ala Saab 95, aunque pasara la ITV y se imprimieran folletos para su venta nunca llegó a fabricarse en serie. Su actual propietario es Claes Johansson, redactor de la revista sueca “Klassiker”, quien la utiliza como redacción móvil. A él hay que atribuirle otro mérito además de comprar la Saab 95, porque fue quién contacto con los amantes de la marca sueca para contarles el descubrimiento de la Saab 92h y quien les instó a que salvaran esa pieza única de la historia de las autocaravanas.

seguro autocaravana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *