Scirocco, el primer GTI lanzado por la marca Volkswagen

El Volkswagen Scirocco fue un vehículo emblemático en su época. El diseñador de automóviles italiano Giorgetto Giugiaro ideó este coupé sobre la plataforma del Golf, con un motor de cuatro cilindros, tracción delantera y motor transversal. La idea era hacer un vehículo de precio competitivo con una gran potencia, objetivo que lo lograron con creces pues consiguieron vender más de medio millón de unidades de este deportivo. 

A mediados de los años setenta Volkswagen lanzó al mercado uno de los vehículos que más fama y popularidad han dado a la marca. Se trataba del Volkswagen Golf, modelo que pasaría a ser uno de los iconos de la automoción, aunque en aquella época se trataba de un coche sobre todo funcional. 

En esos años el Ford Capri y el Opel Manta eran los vehículos emblemáticos para los amantes de los coches deportivos accesibles. Como consecuencia, la marca alemana se propuso lanzar un serio competidor para estos modelos y así participar del mercado de los coupés, unos vehículos con una creciente cuota de mercado. 

Desde principios de los años setenta se inició un proyecto de coupé asequible con mucha potencia y que fuese capaz de alcanzar grandes velocidades. La respuesta llegó con el Volkswagen Scirocco, un vehículo poderoso que iba tan rápido como viento del mediterráneo, del cual recibe su nombre. 

La evolución de la marca 

Volkswagen deseaba instalarse en el mercado con un deportivo que dejase huella en las mentes de los amantes de la velocidad. Por eso encargó el nuevo proyecto al diseñador italiano Giorgetto Giugiaro, que con la plataforma del Golf desarrolló un vehículo mucho más potente y estético que su antecesor. 

Lo que se esperaba de Giugiaro era que consiguiera diseñar un modelo elegante y funcional de tipo coupé que causase conmoción en el mercado. Junto a esa línea épica, el vehículo debía ofrecer una diferencia significativa con sus competidores. Para ello se apostó por la tracción delantera combinada con un motor en posición transversal junto con el chasis del Volkswagen Golf, modelo que se acababa de estrenar ese mismo año. 

El vehículo resultante rondaba los 800 kilogramos de peso y tenía unas dimensiones de 3,8 metros de largo y 1,35 metros de alto. Montaba un motor de gasolina de cuatro cilindros, con un único árbol de levas y dos válvulas por cilindro. Este motor sufrió varias modificaciones desde el primero, que montaba el Scirocco 1.1, de 50 CV hasta una versión 1.6 con las opciones de 75 CV, 85 CV y 110 CV. 

Finalmente, el Volkswagen Scirocco fue presentado en 1974 en el Salón del Automóvil de Ginebra. Durante el primer año en el mercado se lograron vender 24.555 unidades, llegando a un total de 504.153 unidades comercializadas del primer modelo, que sería sustituido por la segunda generación en 1981. 

El primer GTI de la marca 

Aunque Volkswagen apostó por el Golf como el modelo GTI emblema de la marca, el Scirocco fue el primero que fabricaron los alemanes. De hecho, las primeras unidades salieron de la cadena de montaje en verano de 1976, meses antes de la aparición del Golf. 

La versión con motor de 1.6 litros del Scirocco contaba con 110 CV de potencia, un bajo peso y una línea muy deportiva. El precio de este vehículo era muy competitivo para un coche de tanta potencia. Además, para completar el aspecto deportivo se retocaron ciertos elementos, como el volante, la consola central, los asientos o el alerón trasero, que le daban una apariencia más competitiva.  

Tal fue la apuesta deportiva de Volkswagen que durante el año 76, la marca lanzó la Volkswagen Junior Cup en la que participaron un total de 50 competidores a bordo del Scirocco GTI.  

scirocco

La llegada del Scirocco II 

En el año 1981 el Volkswagen Scirocco vio nacer una segunda generación del modelo con el que adaptarse al mercado y así mantener el nivel de ventas. Utilizando la misma plataforma original, el aspecto interior y exterior fueron completamente renovados, ofreciendo más espacio interior y unas líneas aerodinámicas más eficientes enfocadas a la reducción del consumo de combustible.  

El nuevo Scirocco era por tanto mucho más funcional que la versión anterior, con un alerón trasero que permitía la colocación de un cristal trasero. Los faros de este modelo dieron un giro y pasaron a ser rectangulares. Los cambios en el motor permitieron aumentar la cilindrada y la potencia del motor, hasta llegar a los 139 CV.  

Esta renovación supuso que el Volkwagen Scirocco se vendiera durante años de manera muy exitosa llegando en 1992, el año de su retirada del mercado, a las 795.000 unidades comercializadas.  

Posteriormente, en 2008, el fabricante alemán decidió rescatar de nuevo el modelo Scirocco lanzando una tercera generación muy distinta de la inicial pero con una filosofía deportiva muy marcada. Las ventas de esta nueva versión no fueron las esperadas, en gran parte por el auge de los vehículos tipo SUV, de manera que se volvió a retirar del mercado en 2017 con poco más de 270.000 unidades vendidas.

seguro coche antiguo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *