Seat el-Born, el primer coche eléctrico español

Presentado como “concept car” durante la última edición del Salón del Automóvil de Ginebra, el Seat el-Born está previsto que llegue al mercado en 2020. Se trata del primer vehículo eléctrico de la compañía española e incorporará un motor de 150 kW (204 CV) y tendrá una autonomía de 420 kilómetros. Además, podrá recargarse el 80% de su batería en tan solo 45 minutos.

Vista lateral del Seat el-Born

En el último Salón del Automóvil de Ginebra Seat sorprendió a los asistentes con la presentación del el-Born, su primer “concept car” completamente eléctrico, un hecho que convirtió a la compañía española en la gran protagonista de una de las ferias de automoción más importantes del mundo.

El Seat el-Born recibe el nombre de uno de los barrios de moda de Barcelona, ciudad donde se ha gestado, y hace también referencia a la palabra “borne” (“born” en catalán), en una clara alusión a la electrificación del modelo.

El primer modelo eléctrico de Seat se basará en el VW Concept ID, un modelo presentado en 2016 y que tiene previsto llegar al mercado el próximo año 2020.

La mecánica del el-Born

Diseñado y desarrollado en la Ciudad Condal, el Seat el-Born se fabricará en la factoría alemana de Zwickau. Esta fábrica será la encargada de ensamblar el motor de 150 kW potencia, el equivalente a 204 CV. Gracias a él este vehículo podrá pasar de 0 a 100 km/h en solo 7,5 segundos.

Los alemanes también se encargarán de montar las baterías de alta densidad con una capacidad de hasta 62 kWh, que otorgarán al el-Born una autonomía homologada de 420 kilómetros. Estas baterías serán compatibles con supercargadores de corriente continua de hasta 200 kW y podrá recargarse el 80% de la capacidad total en apenas 45 minutos.

Seat el-Born, GIMS 2019

Un equipamiento de alta tecnología

El Seat el-Born quiere mantener los elementos característicos de los modelos de la compañía española, al mismo tiempo que se postula como un vehículo práctico y confortable gracias a unas magníficas prestaciones y una gran dinámica.

Uno de los equipamientos que más destaca es su avanzado sistema de gestión térmica capaz de exprimir al máximo la autonomía aun en las condiciones ambientales más extremas. En países con temperaturas muy bajas la bomba de calor es capaz de reducir el consumo de la calefacción eléctrica y ganar hasta 60 kilómetros de autonomía.

El Seat el-Born también tiene sistemas autónomos de nivel 2 que permiten que el coche controle automáticamente la dirección, la aceleración y la frenada siempre que el conductor no retire las manos del volante.

Vista trasera del Seat el-Born el primer eléctrico español

Además, también está equipado con un asistente de aparcamiento inteligente que hace posible el estacionamiento autónomo del vehículo.

Un diseño exterior pensado para la aerodinámica

El Seat el-Born es un vehículo compacto que deja entrever el futuro del diseño de la compañía. Al igual que sucede con casi todos los vehículos eléctricos, este modelo no contará con parrilla frontal dado que no hay que enfriar el motor de combustión. Esta ausencia ayuda a mejorar una aerodinámica pensada para ofrecer la menor resistencia posible contra el aire.

Para refrigerar el motor eléctrico y las baterías se han instalado unos ventiladores en la parte baja del frontal que, a su vez, ayudarán a mejorar el flujo de aire en dicha zona.

La aerodinámica también se ha visto mejorada con el equipamiento de las llantas de 20 pulgadas y con unos voladizos cortos. En la parte trasera podemos observar un spoiler de techo con doble apertura que sirve para mejorar el aspecto aerodinámico.

El pilar C del Seat el-Born está pintado en negro y lleva sobreimpresos una serie de rombos decorativos que le aportan una sensación de techo flotante. Los faros, más estilizados que en los modelos anteriores de la marca, quedan unidos gracias a una línea lumínica con terminación en punta que también es fundamental para la aerodinámica.

Un interior muy digitalizado

Al tratarse de un vehículo eléctrico en el interior se goza de una gran habitabilidad. La ausencia de túnel de transmisión y de caja de cambios permite ganar un espacio considerable que hace al el-Born más confortable.

En el prototipo presentado por Seat, y con la certeza de que no habrá muchas variaciones con el modelo que salga a la venta, pudimos ver una consola central sin botones, solo con huecos para depositar objetos, y una pantalla multimedia de gran tamaño en forma de tableta en el salpicadero. Desde ella podremos controlar todos los sistemas del vehículo, desde la navegación a las baterías, pasando por el audio y el teléfono.

Debajo de esta pantalla, y disimulados gracias a un diseño minimalista, encontraremos los botones para controlar la climatización del coche. Además, el Seat el-Born contará con un volante achatado, típico de las versiones FR, y un cuadro de instrumentos de diez pulgadas.Está previsto que el primer modelo eléctrico de Seat llegue al mercadopara2020.

seguro turismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *