Sistemas ADAS: Qué son y para qué sirven las ayudas a la conducción

Los sistemas ADAS son ayudas a la conducción que se incorporarán de manera obligatoria a partir de 2022. Muchos de los vehículos actuales tienen ya implementados sistemas que permiten una conducción más autónoma y segura, aunque en un breve periodo de tiempo será una tecnología ampliamente extendida por toda la Unión Europea y que permitirá la reducción de accidentes y de víctimas de manera notable.

sistemas ADAS

Los sistemas ADAS (Asistencia al Conductor), que permiten una conducción cada vez más automatizada y segura, se están incorporando paulatinamente en los nuevos modelos de automóviles con el objetivo de reducir las víctimas de accidentes de tráfico.

Por regla general los conductores desconocen que los sistemas ADAS son ayudas que incrementan la seguridad y el confort en la conducción, aportando información sobre el entorno y los posibles problemas que podemos encontrarnos y advirtiendo de las situaciones de riesgo.

Tomar el control del vehículo

Cuando los reflejos del conductor no son suficientes a la hora de percibir un peligro inminente, los sistemas ADAS pueden actuar de forma automática tomando el control del vehículo, evitando con ello que se produzca un accidente o reduciendo su gravedad.

Estos nuevos sistemas, precursores de la conducción automatizada, necesitan para su funcionamiento de un conjunto de sensores que son los encargados de detectar y advertir de los riesgos. Estainformación es enviada a una unidad central que se encarga de interpretarla y de reenviarla a otros sistemas para que reaccionen frente a un problema concreto.

Los sistemas ADAS más comunes son: Control de Crucero Adaptativo, Asistencia de Mantenimiento de Carril, Limitador de Velocidad Adaptativo, Aviso de Ángulo Muerto, Alerta de Colisión Frontal, Aviso de Cambio  Involuntario  de  Carril,  Alerta  de  Tráfico  Trasero  Cruzado y Frenada de Emergencia Automática.

Cómo funcionan estos sistemas ADAS

Para la detección de los posibles problemas que podemos encontrarnos en la carretera los sistemas ADAS utilizan cámaras, radares, ultrasonidos y tecnología LIDAR, que son los encargados de recoger información y de enviarla para su posterior interpretación, algo que sucede en fracciones de segundo.

De esta manera las cámaras aportan información de colores y formas en un rango de entre 50 y 500 metros y en un ángulo de hasta 180º, permitiendo el reconocimiento de personas, animales y objetos. Otros dispositivos, como el radar, detectan objetos estáticos o móviles en el entorno del vehículo, determinando su velocidad, distancia y posición, permitiendo anticiparse frente a posibles problemas.

sistemas ADAS

Toda la información recabada es enviada a la unidad central del sistema que procesa todos los datos y genera un reconocimiento del exterior del vehículo, con el que se van analizando todos los movimientos y variaciones del entorno, así como la conducción del propio usuario. Con los datos aportados los sistemas ADAS detectan las posibles situaciones de alerta y los riesgos, accionando si es necesario los mecanismos de emergencia necesarios.

Según estimaciones de la DGT, si la totalidad de los automóviles en circulación incorporasen este tipo de sistemas se reducirían o evitarían las consecuencias del 57% de los accidentes en España. Estos sistemas tienen tal importancia que la Unión Europea contempla la obligatoriedad de su incorporación en los vehículos de nuevo diseño a partir de 2022, ya que podrían evitar unas 25.000 muertes durante los próximos quince años.

En estos momentos los nuevos modelos ya incorporan en mayor o menor medida estos sistemas ADAS y desde 2019 se calcula que uno de cada tres vehículos nuevos equipa sistemas como el detector de ángulo muerto (29%), el sistema de mantenimiento de carril (27,5%), el frenado de emergencia autónomo (24,5%), el control de crucero adaptativo (24%) y el reconocimiento de señales d tráfico (20%).

A partir de 2022 la Unión Europea obligará a la incorporación, entre otros, de un asistente inteligente de velocidad; una caja negra; una señal de frenado de emergencia o un detector de marcha atrás.

seguro coche alquiler

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *