Subastan unidades de la colección de vehículos históricos de Bob Regehr

Bob Regehr, el inventor de los castillos hinchables, fue un amante de los coches y llegó a tener una colección con cerca de 260 vehículos catalogados como clásicos e históricos, principalmente modelos americanos. Ahora, un año después de su fallecimiento, la familia ha sacado a subasta más de 130 unidades de la colección con la ayuda de VanDerBrink Auctions. Las cifras alcanzadas por algunos modelos son alucinantes.

colección de clásicos de Bob Regehr

El pasado viernes 23 de octubre la casa de subastas VanDerBrink Auctions sacaba a la venta más de 130 ejemplares de la colección de vehículos históricos del inventor de los castillos hinchables, Bob Regehr.

Esta impresionante colección ha permanecido oculta durante muchos años y recientemente salió a la luz gracias a un reportaje de la revista norteamericana Hot Rod. Sin embargo, ha sido un año después del fallecimiento del empresario, momento en el que la familia Regehr ha decidido sacar a subasta las unidades que no han podido vender a particulares, cuando se ha visto realmente la dimensión de esta colección.

Una pasión que empezó de joven

Bob Regehr fue un empresario estadounidense nacido en Kansas en 1940. Desde muy joven mostró su pasión por los coches y a los catorce años ya se compró su primer automóvil, un Mercury del 40.

Pasados los años, Regehr abrió su primera estación de servicio de Texaco y con los beneficios pudo empezar a comprar aquellos modelos que más ansiaba. Posteriormente, la invención y patente de los castillos hinchables, unos juegos que se han extendido por todo el mundo, le permitieron continuar con su pasión sin freno.

Pese a su afición por los vehículos clásicos, principalmente modelos y versiones característicos de la industria norteamericana, Regehr nunca mostró al público su colección. De hecho, este empresario guardaba celosamente sus automóviles en diferentes edificios de su propiedad.

Como hemos comentado, la colección de Bob Regehr salió a la luz hace pocos años gracias a un reportaje en Hot Rod. En esta entrevista aseguraba que había perdido la cuenta de los vehículos que tenía pero que estaba seguro que en algún momento había llegado a acumular hasta 260 ejemplares. A ellos, había que sumar repuestos y piezas de otros modelos.

Toda una colección a subasta

El 18 de septiembre de 2019 Bob Regehr fallecía a los 79 años de edad. Desde entonces, la familia ha estado vendiendo algunos de los vehículos clásicos e históricos que formaban parte de su colección. Sin embargo, para la mayoría de estos modelos no les fue posible encontrar comprador dada su rareza y su valor.

Es por ello que la familia de Bob Regehr acudió a VanDerBronk Auctions, para que sacaran a subasta aquellos modelos que todavía estaban en su poder.

Entre los modelos subastados el pasado 23 de octubre destacan iconos de la industria automotriz estadounidense de Ford, Chrysler o General Motors, aunque entre ellos también se cuelan algunos modelos de marcas europeas.

De entre los más de 130 vehículos subastados, destaca el precio de venta del Ford B400 2DR Convertible Sedan V8 de 1932, que alcanzó los 107.910 dólares, unos 92.000 euros al cambio.

Le siguen con un precio menor, aunque nada despreciable, un Buick Skylark de 1953 que fue vendido por 82.840 dólares, un Chevrolet Bel Air de 1957 y un Cadillac Series 62 de 1960 con precios de venta de 78.480 dólares y 77.390 dólares, respectivamente.

En el extremo opuesto, también encontramos vehículos vendidos a precio de saldo. De hecho, por tan solo 545 dólares hubo quien se hizo con un Chevrolet Corvair Coupe de 1966 y por 654 dólares otro comprador adquirió un Ford Edsel 4DR de 1958.

seguro coche antiguo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *