El Tribunal Supremo anula las bonificaciones para camiones en la AP68

Por el momento los desvíos en la N-232 y N-124 y los peajes obligatorios a la AP-68 se mantienen para camiones, pero las bonificaciones en el precio han quedado anuladas. La sentencia del Tribunal Supremo viene a raíz del recurso presentado por el Grupo Logístico Arnedo y todavía falta que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid decida sobre las medidas de la DGT.

El Tribunal Supremo anula las bonificaciones para camiones en la AP-68

Una sentencia del Tribunal Supremo (TSJ) ha anulado el convenio suscrito en 2017 entre el ministerio de Fomento, el gobierno autónomo de La Rioja y la empresa concesionaria de la autopista AP-68, por el cual los camiones “sacados” obligatoriamente de las carreteras N-232 y N-124 tenían derecho a bonificaciones entre el 50 y el 75% en el precio de los peajes.

A partir de ahora –la efectividad de la medida se producirá tras la publicación en el BOE de esta decisión del TSJ– los transportistas que utilicen este itinerario deberán continuar circulando por la AP-68 a su paso por La Rioja, un tramo de al menos 150 kilómetros, pero sin el beneficio de las bonificaciones, al menos hasta que el Tribunal Superior de Madrid resuelva en las próximas semanas en relación con la Resolución de la DGT que establece los desvíos obligatorios para camiones.

A comienzos de diciembre de 2017 la DGT prohibió la circulación de camiones en las carreteras N-232 y N-124 a su paso por La Rioja y el desvío de los mismos a la AP-68. Esta medida provocó que ministerio de Fomento, gobierno riojano y concesionario de la autopista suscribieran un convenio, que facilitaba que los transportistas pudieran beneficiarse de descuentos en los peajes de dicha infraestructura, una medida que legalmente se articuló a través del Real Decreto 1023/2017, que ha sido anulado por el TSJ.

En ese momento la empresa Grupo Logístico Arnedo decidió recurrir la citada normativa, un recurso que ahora está en el origen del fallo del Tribunal Supremo, que considera que los fundamentos que motivaron dicho Real Decreto no coinciden con los establecidos por la DGT a la hora de argumentar la necesidad de los desvíos obligatorios para camiones, de forma que el TSJ considera que se carece de cobertura legal y de justificación para su adopción.

Por su parte, las organizaciones que componen el Comité Nacional de Transporte por Carretera (CNTC) también recurrieron judicialmente las medidas puestas en marcha por la DGT ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, que es el órgano competente en dicha norma administrativa. En sus argumentos jurídicos el CNTC esgrime que la DGT carecía de fundamentos y de informes y datos estadísticos sobre congestión de tráfico o seguridad vial que avalaran esta decisión.

Seguro para camiones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *