Tempo Mikafa Sport, la autocaravana con mecánica Porsche

A comienzos de los cincuenta VW dejó de suministrar motores a Tempo y ello provocó que Mikafa, fabricante de autocaravanas, tuviera que buscarse la vida. Una de las opciones fueron los motores Porsche que montaba el deportivo 356ª, aunque con esta mecánica tan sólo se fabricaron tres unidades que hoy son perseguidas por los coleccionistas.

frontal Tempo Mikafa Sport Autocaravana Porsche

Hay quién piensa que las autocaravanas y camper son una moda, o una necesidad según se mire, de fechas recientes, pero lo cierto es que Volkswagen lleva desde los años cincuenta con sus distintas generaciones de furgonetas California, aunque antes tuvieran otros nombres comerciales, y que la Mercedes Marco Polo es también toda una veterana en un mercado que no deja de crecer.

Lo que pocos aficionados conocen es que hubo una época en que Porsche también aportó motores para los acabados camper de la década de los cincuenta, en concreto para la autocaravanas Tempo Mikafa Sport de 1955, vehículos de ocio que hoy se han convertido en objeto de deseo para los coleccionistas de este tipo de unidades clásicas.

Tempo Mikafa Sport Autocaravana Porsche

De los aviones a los camper

Mikafa comenzó sus actividades dedicada al sector aeronáutico, concretamente a la fabricación de aviones militares, pero al finalizar la Segunda Guerra Mundial el desarme forzado de Alemania tras el armisticio obligó a que esta empresa tuviera que reconvertirse y abandonar los suministros para el ejército alemán.

De esta forma a comienzos de los cincuenta Mikafa comenzó a fabricar en su planta de Minden modelos camper sobre chasis Tempo, un conocido fabricante alemán de vehículos industriales, utilizando en sus transformaciones ejes Hahn y motores VW.

interior Tempo Mikafa Sport Autocaravana Porsche

En 1951 en el catálogo de Tempo aparecía en oferta la furgoneta Matador de tracción delantera, un vehículo que equipaba una mecánica VW de cuatro cilindros y 25 CV de potencia que iba colocada por detrás del eje delantero.

Los problemas para Tempo comenzaron cuando los desacuerdos con VW provocaron que en 1952 finalizara el suministro de motores, una decisión que también afectó a la línea de flotación de Mikafa, y que obligó a buscar otras alternativas mecánicas.

motor Tempo Mikafa Sport Autocaravana Porsche

Llegan los motores deportivos

En aquel momento Mikafa optó por incorporar en sus modelos motores Austin y también BMW V8 y fue precisamente en ese tiempo de incertidumbre cuando Tempo y Mikafa decidieron probar fortuna con los mismos motores de cuatro cilindros que montaba el Porsche 356, uno de los deportivos de referencia en aquella época.

Sin duda fue una sorpresa mayúscula que un motor de competición acabara montado en una autocaravana, circunstancia que motivó que el vehículo de ocio con carrocería de aluminio pasara a denominarse oficialmente Tempo Mikafa Sport. El acuerdo con Porsche permitía que Mikafa también pudiera utilizar los logotipos de la marca alemana para adornar su camper.

salpicadero Tempo Mikafa Sport Autocaravana Porsche

En principio el motor Porsche elegido por Mikafa fue el mismo que montaba el 356A de 1955, un grupo propulsor que desarrollaba nada más y nada menos que 60 CV y que se montaba en posición rasera. Tan sólo se fabricaron tres unidades con esta mecánica, dos de las cuales están a día de hoy en Estados Unidos, país que cuenta con el mayor número de coleccionistas de este tipo de vehículos. Cómo es lógico pensar los motores de Porsche eran un exceso en prestaciones y en precio para los modelos de Mikafa, de ahí que la colaboración con VW se reanudará al cabo de un tiempo y que sus modelos camper comenzaran a montar motores Beetle, mucho menos “distinguidos” que los deportivos Porsche pero más acordes con las necesidades.

seguro autocaravana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *