Tener mascota reduce la mortalidad y beneficia a tu corazón

La convivencia con un perro o gato nos aporta múltiples beneficios, tanto emocionales como sociales y saludables. Sobre nuestro bienestar, demuestran que su compañía contribuye tanto a alargar nuestra vida como a reducir los problemas de corazón que podamos tener.

TENER PERRO BENEFICIA A NUESTRO CORAZÓN

La presencia de un animal de compañía en nuestra vida puede antojarse fundamental en ciertos casos. Aquellas personas que han padecido ataques al corazón o problemas coronarios pueden aumentar su longevidad gracias a la compañía de una mascota. Esa es la conclusión a la que ha llegado el estudio elaborado por un grupo de científicos sueco y que ha sido publicado por la revista Circulation: Cardiovascular Quality and Outcomes.

Dicha investigación aporta información sobre los efectos para la salud humana de tener mascota y los resultados no han podido ser más esperanzadores. Y es que la convivencia con un perro, gato u otro animal doméstico fortalece nuestra salud y bienestar de tal forma que se alargará nuestra esperanza de vida, sobre todo para aquellas personas que han padecido problemas cardiovasculares.

El análisis que prueba estas conclusiones se ha llevado a cabo en primer lugar, consultando los datos del Registro Nacional Sueco de Pacientes, del que los científicos investigadores obtuvieron información de personas con un intervalo de edad entre los 40 y los 85 años que habían padecido un ataque cardíaco o accidente cerebrovascular isquémico entre 2001 y 2012.

En total, 182.000 víctimas que habían sufrido un ataque cardíaco de los que un 6% eran dueños de perros, según los registros de propietarios de mascotas. Mientras que por otra parte se recopilaron 155.000 pacientes de ataques cerebrovasculares de los que un 5% convivían con un animal canino.

Una vez comparados los datos, se pudo revelar que la probabilidad de fallecer tras sufrir un ataque cardíaco en aquellas personas que tenían perro se redujo hasta un 33%, mientras que en aquellos que no vivían con una mascota el porcentaje disminuyó un 15%. Y para pacientes de ataques cerebrovasculares, el riesgo de fallecer posteriormente baja hasta un 27% para los propietarios de perros, mientras que para el resto tan sólo un 12%.

Pero no sólo en lo referente a estos dos tipos de patologías sacaron beneficio de tener perro los investigadores científicos. Comparando los resultados de diez estudios en los que se equiparó la salud de propietarios de perros y de aquellos que no convivían con mascotas, los resultados evidenciaron de nuevo las mismas conclusiones. Aquellas personas que participaron y que comparten su vida con un animal de compañía, redujeron hasta en un 65% sus probabilidades de fallecimiento tras un ataque cardíaco. Y en un 24% la mortalidad por cualquier otro motivo.

La posibilidad de contar con un estado anímico que les fortalezca, unido a la disminución de sensación de soledad y sentimientos depresivos son algunas de las principales causas a las que los científicos se agarran para justificar estas estadísticas, puesto que el factor emocional se antoja fundamental a la hora de llevar a cabo la recuperación. Pero además de los beneficios psicológicos, la compañía de un animal doméstico estimula la actividad física, por lo que todo ello resultan aspectos básicos para reforzar la salud y el bienestar de los pacientes tanto de ataques al corazón como de problemas cardiovasculares o de cualquier otro tipo.

seguro para perro

Jesús Rengel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *