Todo lo que necesitas saber sobre la recarga de un vehículo eléctrico

Si estás pensando en cambiar de coche y tienes en mente hacerte con un modelo eléctrico no puedes perderte este artículo. Gracias a la guía elaborada por Peugeot, te podemos contar todo lo que necesitas saber sobre la recarga de este tipo de vehículos, desde el precio se cargar las baterías hasta los tipos de cable que existen pasando por los puntos y frecuencia de las recargas y la seguridad.

RECARGA PLAN MOVES II

Llega la hora de comprar un coche nuevo y pensando en el medioambiente estás valorando la opción de adquirir un vehículo eléctrico. En internet puedes encontrar mucha información acerca de las ventajas y los inconvenientes de este tipo de coches o, incluso, cuánto cuesta su mantenimiento.

Sin embargo, no es tan habitual encontrar toda la información relativa a la recarga de estos vehículos en un solo sitio. Para ello, Peugeot ha elaborado guía con la que pretenden resolver todas las dudas en lo relativo a dónde, cómo, cuándo y cuánto cuesta recargar un vehículo eléctrico o híbrido enchufable.

Para empezar, conviene recordar que la recarga de un coche eléctrico es totalmente segura. Tanto las estaciones de recarga como las tomas de corriente del vehículo y del cargador garantizan la seguridad incluso en condiciones de lluvia. Para ello, todos estos elementos cuentan con un alto grado de protección IP contra el polvo y el agua. Al mismo tiempo, los conectores de los cables cuentan con un sistema de bloqueo durante la carga que impide el robo y ayuda a evitar accidentes.

¿Dónde podemos recargar un vehículo eléctrico?

Existen dos lugares donde recargar un vehículo eléctrico o un híbrido enchufable. Por un lado, lo podemos realizar en el garaje de nuestra propia casa. Por otro, podemos recurrir a los puntos de recarga públicos.

Si optamos por la opción casera debemos tener en cuenta algunos aspectos. En primer lugar debemos conocer la diferencia de requisitos si se trata de una vivienda unifamiliar  o una comunidad de propietarios.

En el primero de los casos tan solo tendríamos que adaptar la potencia de la instalación eléctrica mientras que en el segundo, según establece la Ley de Propiedad Horizontal (LPH), “la instalación de un punto de recarga de vehículos eléctricos para uso privado en el aparcamiento del edificio, cuando éste se ubique en una plaza individual de garaje, solo requerirá la comunicación previa a la comunidad”.

Una vez aclarada la posibilidad de instalar un punto de recarga, debemos conocer qué formas de recargar existen. Por un lado está la recarga estándar que se realiza en una toma estándar con cable de 1,8kW y 8A. Con este sistema, y teniendo como referencia los modelos de Peugeot, podremos rellenar alrededor del 30% de batería de un modelo eléctrico en una noche o el 100% de un híbrido enchufable.

Por otro lado, está la recarga acelerada. El cable necesario en este caso es de 3,2kW y 14A y permitirá recargar el 60% de la batería de un modelo eléctrico en una noche o el 100% de un híbrido enchufable en 4 horas.

Por último podemos optar por la recarga rápida. Con estas el tiempo de rellenado de la batería se reduce. De hecho, con un modelo monofásico de 7,4kW la batería de un coche eléctrico se recarga en 8 horas y de un híbrido enchufable en menos de 2 horas. Sin embargo, con un cable trifásico de 11kW estos tiempos se reducen hasta las 5 horas en el caso de los eléctricos.

Si elegimos la recarga fuera de casa la operación cambia ligeramente. Las formas de recarga son las mismas, sin embargo, primero tendremos que buscar un cargador compatible con nuestro vehículo entre los más de 225.000 puntos de carga públicos de Europa.

Cabe destacar que en los puntos públicos de potencia elevada solo podremos rellenar hasta el 80% de la capacidad total de la batería para que esta no sufra daños.

¿Qué tipos de cable existen?

Siguiendo la guía de Peugeot encontramos tres tipos de cable de recarga. El primero es el Cable Modo 2 Reforzado que suministra hasta 3,2kW de potencia. El segundo es el Cable Modo 3 Monofásico, pensado para la carga en puntos privados y públicos y que puede suministrar hasta 7,4kW. El tercero y último es el Cable Modo 3 Trifásico, cuya utilidad es la misma que el monofásico pero suministrar hasta 22kW de potencia.

Además, debemos saber que existen otra serie de cables con diferentes utilidades. Están los cables que enchufamos directamente al coche desde un cargador público o los cables para enchufar el vehículo a una toma convencional.

En cualquier caso, lo recomendable es enchufar el cable primero al punto de recarga y luego al vehículo y hacer lo opuesto a la hora de desenchufarlo. Además, en importante guardar y enrollar los cables correctamente tras su uso.

¿Cada cuánto se recarga un coche eléctrico o híbrido enchufable?

Actualmente, la autonomía media de los vehículos eléctricos se sitúa entre los 300 y los 350 kilómetros según el ciclo WLTP. Por tanto, con una única recarga la mayoría de los conductores podría cubrir sus desplazamientos a la largo de una semana completa.

Por su parte, los híbridos enchufables ofrecen autonomías que rondan los 60 kilómetros. Una distancia más que suficiente para recargar cada dos días, tomando como referencia que la mayoría de los conductores recorren una media de 34 kilómetros diarios.

¿Cuánto cuesta recargar un coche eléctrico?

Dar un precio exacto de lo que cuesta recargar un vehículo eléctrico es misión imposible dado que las tarifas dependen de numerosos factores. Sin embargo, si podemos dar una serie de recomendaciones.

Para empezar, debemos tener claro que recargar nuestro coche en casa será casi siempre más barato que hacerlos en un punto de recarga público. Decimos casi porque existen puntos de recarga públicos gratuitos. El hecho de ser más barata la carga casera se debe a que las tarifas están reguladas por el Real Decreto 216/2014 de 28 de marzo.

Por otro lado, para beneficiarnos del menor precio de la electricidad debemos optar por una tarifa con discriminación horaria. En ella, escogeremos el tramo llamado supervalle que corresponde, habitualmente, con las horas nocturnas donde el consumo es menor y, por tanto, los precios más bajos.

seguro turismo

TERRÁNEA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *