Transporte de animales vivos: Se establece un control de la temperatura

Para los meses con climatología adversa, especialmente en verano, el ministerio de Agricultura ha diseñado un plan que permitirá controlar que en los transportes transfronterizos de animales vivos superiores a ocho horas de duración se cumple con la normativa vigente, que establece un intervalo de temperatura de entre 5 y 30ºC con unas tolerancias máximas de 5ºC.

TRANSPORTE DE ANIMALES

A partir de ahora todos aquellos transportes por carretera de animales vivos con una duración superior a ocho horas y que tengan como destino cualquier país, tanto de la Unión Europea como del ámbito extracomunitario, serán objeto prioritario del plan de inspección que ha sido diseñado por las autoridades españolas para el control de la temperatura en este tipo de tráficos.

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha decidido poner en marcha esta iniciativa durante aquellos periodos del año donde las condiciones climáticas puedan considerarse adversas y con una especial atención hacia los viajes transfronterizos que se realicen en los meses de verano.

El objetivo de esta medida es asegurar que los transportistas cumplen en todos los casos con los estándares establecidos para el bienestar animal y que los transportes de animales vivos se realizan en unas condiciones ambientales adecuadas.

En este sentido la legislación comunitaria establece que en este tipo de traslados por carretera los transportistas estarán obligados a mantener en el interior del vehículo una temperatura que puede oscilar en un intervalo situado entre 5º y 30ºC, con una tolerancia máxima de 5ºC arriba o abajo en función de cual sea la temperatura ambiente exterior.

Para poder cumplir con esta normativa de transporte los vehículos deben estar equipados obligatoriamente con un sistema de control de la temperatura que, además, estará provisto de un dispositivo específico encargado del registro de los datos del viaje.

Por otro lado, el plan diseñado por el Ministerio de Agricultura establece que será la Comunidad Autónoma que haya autorizado el movimiento en el origen la encargada de solicitar estos registros una vez finalizado el viaje, principalmente en aquellos transportes durante los cuales exista constancia de que las condiciones climatológicas hayan superado en algún momento los 30ºC.

Si el transportista que realizó el porte no facilita la información en el plazo de un mes tras la finalización del viaje o se constata que durante el mismo se pudieron superar los 35ºC, la Comunidad Autónoma denegará la solicitud de un nuevo viaje, además de aplicar la sanción correspondiente en función de la normativa comunitaria y nacional.

Seguro para camiones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *