El Transporte también se apunta a la carrera de la ciberseguridad

La industria del transporte y la distribución española se prepara a conciencia contra los riesgos de ciberseguridad: un 63% invertirá más en nuevas tecnologías, el 44% contratará a expertos en seguridad cibernética y un 22% contratará un seguro de ciberriesgos.

Camionero trabajando

Los continuos ataques cibernéticos y el aumento de la digitalización y del negocio online está haciendo que cada vez sean más las industrias que apuestan por blindar sus empresas mediante medidas que les protejan de los riesgos asociados a esta evolución. Vivimos en un mundo cada vez más dependiente de la tecnología, y eso entraña enfrentarse a nuevos retos y amenazas. Algo que en la industria del transporte español parecen tener bastante claro, a tenor del último informe de Hiscox.

La Industria española del Transporte y la Distribución aumentará sus recursos en materia de ciberseguridad a lo largo de 2018. Al menos así se desprende del Informe internacional Hiscox Cyber Readiness Report 2018. Un análisis del nivel de «ciberpreparación» de las pymes y las grandes corporaciones del transporte en EEUU, Gran Bretaña, Alemania, Holanda y nuestro país.

Para recabar estos datos, la compañía ha realizado un Test de Ciberpreparación. Y sus conclusiones son muy positivas en el caso de España: sólo el 9% de las corporaciones son “ciberexpertas”, frente al 75% que obtienen la calificación de “cibernovatas”, y el 16% que se catalogan como “ciberintermedias”. Pero, por otra parte, el sector del Transporte se sitúa en este sentido está muy por encima de esta media: hasta un 30% de las empresas son ciberexpertas”, frente a un 44% calificadas como “cibernovatas”, y un 26% que se denomina como “ciberintermedias”.

El suscriptor de riesgos profesionales de Hiscox, Francisco Antonio Alcaide, ha destacado en este sentido que “la sensibilización hacia la ciberseguridad es especialmente relevante para la compañías de Transporte y Distribución, que se consolida como uno de los sectores mejor preparados en España». Destacando la madurez de esta industria en lo referente a la concienciación de la importancia que siempre han dado a la gestión de riesgos y seguridad, claves «para el buen funcionamiento de la industria y comercio mundial». Señalando además que las pérdidas derivadas de un ataque cibernético y las graves consecuencias «serían muy graves” para este sector.

El Transporte español toma medidas de ciberseguridad

A pesar de estos resultados tan satisfactorios, más de un 40% de las empresas suspendió el test de ciberseguridad. Y justamente para combatir esta falta de preparación las empresas de transporte españolas van a incrementar sus recursos en el área de ciberseguridad durante este mismo año: un 63% asegura que aumentará su inversión en ciberprotección. El mismo porcentaje de empresas que también va a apostar por la inversión en nuevas tecnologías.

Del mismo modo, hasta un 44% afirma que contratará expertos en ciberseguridad. Y 1 de cada 3 aumentará la formación de sus empleados en este área. Mientras que el 22% contratará un seguro de ciberseguridad. El principal motivo (para el 56%) es la preocupación por la protección de sus datos y los de sus clientes.

El transporte español además es el que mayor número de expertos en ciberseguridad tienen previsto contratar: 1 de cada 3 (29%) incorporará ciberexpertos, por delante de Gran Bretaña (26%), Estados Unidos (25%), Holanda (25%) y Alemania (24%). De modo que, dentro de la Industria de Transporte y Distribución, la ciberseguridad se consolida como un asunto prioritario y se revela una tendencia al alza de cara al futuro.

Mientras tanto, el transporte español también despunta por ser el que mayor previsión de contratación de seguros de ciberriesgos demuestra: un 30% tiene previsto contratarlo a lo largo de este año, frente al 26% de las holandesas, y el 25% de las estadounidenses, alemanas y británicas.  “La demanda de este tipo de productos está creciendo, pero hay un largo camino por recorrer hasta que las empresas vean el riesgo cibernético al mismo nivel que el riesgo de que sus oficinas se inunden, o que un empleado se lesione en el trabajo. ¿Existe realmente más riesgo de incendio, inundación, o de posibles reclamaciones contra directivos cuyos riesgos están normalmente asegurados, que la posibilidad de verse afectado por un ataque cibernético? Las compañías deben afrontar este riesgo, no pensando en que pudiera suceder, sino pensando en qué van a hacer cuando suceda, porque tarde o temprano ocurrirá”, ha recalcado Alcaide.

Seguros Terranea


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *