El transporte internacional español paga las consecuencias del Brexit

El Comité Nacional del Transporte ha solicitado al Gobierno un mayor control de los camiones extranjeros que transitan por España, mientras que las consecuencias del Brexit ya se están dejando notar en los fluiros comerciales con el Reino Unido. Los camiones de transporte internacional que trabajan con Gran Bretaña se enfrentan a trámites aduaneros complejos, sobre todo en los retornos, y a la imposibilidad de realizar cabotaje en territorio de la UE.

transporte internacional español paga las consecuencias del brexit y las empresas buzón

Una vez más el Plan de Inspección del Transporte por Carretera 2021, coincidiendo con el Paquete de Movilidad diseñado por la Comisión Europea, volverá a incidir a lo largo de este año sobre las “empresas buzón” que distorsionan la libre competencia al “abanderarse” en países comunitarios con costes sociales y salariales más favorables, para después ejercer su actividad principal en el resto de países de la UE. Algo que perjudica gravemente al transporte internacional español.

En este mismo sentido el Paquete de Movilidad aprobado el pasado mes de agosto obligará a que los distintos gobiernos comunitarios comiencen a perseguir a las “empresas buzón” a partir de febrero de 2022, pero a nivel español Gobierno y Comité Nacional del Transporte están de acuerdo en que hay que controlar con más rigor a los aproximadamente dos millones de camiones extranjeros que cada año transitan por nuestro país.

Por otro lado, el Brexit ya está causando estragos en los intercambios comerciales con el Reino Unido, principalmente cuando se trata de salir de las islas con cargas de retorno. Aunque el acuerdo con la Unión Europea contempla un número ilimitado de viajes, lo cierto es que los trámites aduaneros y los controles fronterizos están haciendoque muchos transportistas prefieran dirigir sus camiones hacia otros destinos más cómodos y con una mayor rentabilidad.

Además, una de las derivadas negativas del Brexit es que con su salida de la UE el Reino Unido se ha convertido en país extracomunitario y con ello queda prohibido por la reglamentación europea que los camiones procedentes de Gran Bretaña puedan realizar “servicios de cabotaje” en territorio comunitario, una circunstancia que afecta de forma muy importante a la flota española que habitualmente venía trabajando al otro lado del Canal de La Mancha.

En estos momentos España es, tras Polonia, la segunda flota europea cuando hablamos de transporte internacional. Según datos del MInisterio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana (MITMA), actualmente el 89-90% de los cabotajes realizados por camiones españoles tienen lugar en territorio francés, una cuestión que se ha convertido en imposible para los camiones que regresan desde el Reino Unido y que de esta forma ven coartada su necesaria rentabilidad.

Seguro para camiones

TERRÁNEA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *