Los transportistas españoles se preparan ya para un “Brexit duro”

Los transportistas españoles deberán obtener el Número de Identificación de Operador Económico (EORI) para Gran Bretaña y la Unión Europea, podrán operar al amparo de autorizaciones bilaterales y realizar cabotaje con las actuales limitaciones y los camiones deberán llevar la “carta verde” entre su documentación.

Los transportistas españoles se preparan ya para un “Brexit duro”

El nombramiento del conservador y firme defensor del Brexit, Boris Johnson, al frente del gobierno británico, augura que el próximo 31 de octubre el Reino Unido abandonará la Unión Europea sin que se ponga en marcha el Acuerdo de Retirada negociado por Theresa May con Bruselas y que nunca ha sido aprobado por el parlamento inglés.

Por esta razón las autoridades de ambos lados del Canal de la Mancha ya trabajan con el objetivo de que un “Brexit duro” provoque el menor impacto posible sobre los intercambios comerciales entre el Reino Unido y la Unión Europea.

Si no existe ninguna prórroga a partir del 1 de noviembre la nueva situación supondrá cambios importantes en la operativa, ya que Gran Bretaña se convertirá en un tercer país con un régimen aduanero similar al que tienen otros estados no pertenecientes a la UE y de la misma forma las mercancías europeas también tendrán una nueva consideración en su acceso al mercado británico.

En este sentido las autoridades inglesas estiman que será necesario que todos los operadores, colectivo donde están incluidas las empresas de transporte, estén obligados a disponer del correspondiente Número de Identificación de Operador Económico (EORI), tanto para el Reino Unido como para la Unión Europea.

Además, en todos los tráficos por carretera será necesario que los camiones incluyan entre su documentación la obligatoria “carta verde” del seguro, con la que los conductores podrán justificar que los vehículos disponen de las necesarias coberturas para circular por el Reino Unido.

De igual modo también puede producirse algún cambio en la operativa de movimientos de palets, mientras que en relación con la normativa específica de transporte de mercancías por carretera todo apunta a que se continuarán aplicando las reglas actualmente en vigor, de forma que los transportistas españoles podrán operar al amparo de licencias comunitarias y realizar transportes de cabotaje con las limitaciones existentes en la actualidad.

Finalmente, parece consensuado entre ambas partes que en principio no se exigirán controles fitosanitarios adicionales a los ya existentes y que tampoco se pondrá especial énfasis en los requisitos de homologación de aquellas mercancías que lleven el sello de la UE.

Seguro para camiones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *