Trastorno de ansiedad y estrés: Los males del siglo XXI

En el mundo hay 264 millones de personas que padecen de trastornos de ansiedad y en España el número de pacientes afectados ha crecido un 15% desde 2005 siendo las mujeres el colectivo que un mayor riesgo presenta, dado que las posibilidades de padecer este trastorno es el doble que en los hombres.

estrés y ansiedad causan más problemas entre las mujeres

En un mundo cada vez más acelerado donde todo es “para ayer” y donde los seres humanos nos vemos empujados y animados a mantener una actividad constante, la ansiedad y el estrés se han convertido en los males del siglo XXI.

Según estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 2015 había en todo el mundo unos 264 millones de personas afectadas por trastornos de ansiedad, una patología que en nuestro país la autoridades sanitarias reconocen que ha crecido un 15% desde 2005.

Inicialmente, la ansiedad o estrés es una respuesta normal e incluso justificada de nuestro organismo y que sirve para protegernos y mantenernos alerta a la hora de enfrentarnos a situaciones de peligro, aunque el problema y el trastorno comienzan realmente cuando esta respuesta se produce en circunstancias donde el peligro no existe.

Los expertos reconocen distintos tipos de trastornos de ansiedad, entre los que se incluyen las fobias, siendo los llamados “trastornos de ansiedad generalizada” los más complejos de tratar. El motivo es que mientras una “fobia” está directamente relacionada con un objeto, animal o cosa concreta que actúa como desencadenante, en el caso de la ansiedad generalizada la razón de la misma no tiene un carácter tan específico.

Más mujeres que hombres

No existen estudios que permitan señalar con el dedo que una raza es más susceptible de padecer ansiedad que otra, pero en cambio  sí está probado que las mujeres tienen el doble de posibilidades de padecerla que los hombres y que en muchos casos existen personas que por herencia genética son más propensas y susceptibles que otras a padecer ansiedad. También está probado que el entorno ambiental y las experiencias traumáticas contribuyen de forma negativa al desarrollo de estos trastornos.

Los síntomas más habituales de la existencia de ansiedad y estrés incluyen de forma general la presencia de fatiga y cansancio continuados, problemas para conciliar el sueño y realizar descansos prolongados y dificultades digestivas. Los expertos aconsejan que si estos síntomas duran más de seis meses es necesario buscar la ayuda de un especialista.

el deporte ayuda a combatir estrés y ansiedad

Vida saludable

A parte de la atención sanitaria y de los fármacos, pequeños cambios en nuestros hábitos de vida pueden contribuir muy positivamente a relajarnos y a reducir los niveles de ansiedad que soportamos.

El ejercicio físico es especialmente aconsejable en pacientes con síntomas de estrés. Realizar actividad deportiva durante 30 minutos al menos dos o tres veces por semana es la mejor forma de prevenir y evitar situaciones de ansiedad.

el yoga también es bueno para acabar con el estrés y la ansiedad

Ni que decir tiene que una dieta saludable es fundamental para mantenernos sanos y con un buen tono físico y mental. La ingesta de verduras, frutas y legumbres nos será de gran ayuda para mitigar tensiones y para ello evitaremos las comidas con altos niveles de grasas, copiosas o con alimentos con un alto contenido de almidón, como el pan o las pastas elaboradas con harina normal, ya que este tipo de comidas tienen un alto contenido de insulina, sustancia que puede afectar negativamente a distintas partes de nuestro cuerpo.

Por el contrario, nos serán de utilidad aquellos productos que contengan omega 3 y tristófano, un aminoácido este último que se encuentra en la leche, lo que significa que en esa dieta saludable los lácteos también deben estar presentes.

una buena alimentación es clave para la salud física y emocional

Hablando desde el punto de vista de la ansiedad y el estrés los especialistas y nutricionistas desaconsejan la ingesta de té y café, ya que ambas bebidas contienen sustancias que contribuyen a un incremento del ritmo cardiaco y por lo tanto son totalmente contrarias a provocar la necesaria tranquilidad en nuestro organismo. Finalmente, las personas que padecen ansiedad encontrarán un buen aliado en las técnicas de relajación, cuya práctica es totalmente aconsejable siempre que se realicen de la mano de especialistas en la materia.

seguro médico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *