Tyrrell P34: Primer monoplaza de seis ruedas que compitió en F-1

En el GP de España de 1976 el equipo Elf Team Tyrrell fue el primero en competir con un monoplaza equipado con dos ruedas traseras convencionales y cuatro delanteras de menor tamaño. Ese año el P34 diseñado por Derek Gardner hizo un total de doce podios, con un doblete en el GP de Mónaco y una victoria en de Jody Scheckter en el GP de Suecia, consiguiendo para Tyrrell el bronce en el Mundial de Constructores.

Tyrrell P34

En la parrilla del GP de España de F-1 de 1976, cuarta cita del calendario de esa temporada y que se corrió en el circuito del Jarama, los colores del equipo Elf Team Tyrrell  estaban defendidos por un monoplaza insólito, que visto con una mirada actual continua siendo a día de hoy un vehículo espectacular y pionero.

Hablamos del Tyrrell P34, el primer automóvil de competición equipado con seis ruedas, dos traseras de formato convencional (40 centímetros) y un doble eje delantero con cuatro neumáticos más pequeños de 25 centímetros (10 pulgadas) fabricados por Goodyear.

En una época en la que los programas de simulación por ordenador no existían y había que echar mano del “talento” de unos pocos elegidos, el P34 fue sin duda una arriesgada apuesta de Derek Gardner, responsable técnico del Elf Team Tyrrell.

En aquel momento todavía era posible construirse un F-1 en tu propio garaje. Tan sólo había que diseñar un chasis, buscarse un especialista que lo construyera en chapa de aluminio, hacerse con un motor Cosworth, un cambio Hewland y el resto de componentes necesarios, fabricarse una carrocería en fibra de vidrio y, finalmente, conseguirse sponsor para ponerse a correr…

monoplaza 6 ruedas

Un rey en el box de Tyrrell

Tanta curiosidad despertó el novedoso Tyrrell P34 que hasta el rey Juan Carlos I, que por cierto acababa de ser coronado, visitó el box del equipo para que le mostraran el “invento” que iba a pilotar el francés Patrick Depailler. El objetivo de Gardner era remodelar la sección frontal del vehículo con el fin de reducir turbulencias y ganar punta de velocidad sin perder capacidad de adherencia en las gomas.

En los test privados realizados previamente en el trazado belga de Zolder, el P34 había mejorado el récord del circuito, lo que hacía presagiar buenos resultados para la temporada, pero antes del GP de España los responsables de Tyrrell decidieron prescindir por sorpresa de las tomas laterales de aire.

En las pruebas clasificatorias en el Jarama el Tyrrell P34 fue tercero, pero ya en carrera el monoplaza tuvo que abandonar en la vuelta veintiséis con problemas en los frenos.

Llegan los podios

Pero el “invento” de Derek Gardner de ninguna manera estaba derrotado, porque en el GP de Mónaco, ya con dos coches en la parrilla de salida pilotados por Depailler y por el sudafricano Jody Scheckter, el equipo Elf Team Tyrrell consiguió un doblete en el podio con Scheckter en segunda posición y Depailler en tercera, aunque el mayor éxito del Tyrrell P34 fue la victoria que el piloto sudafricano consiguió en el GP de Suecia celebrado en el circuito de Anderstorp.

Tyrrell P34

En 1976 el Tyrrell P34 participó en un total de trece carreras en las que sumó doce podios, unos muy buenos resultados que permitieron que el equipo quedara en tercer lugar en el Mundial de Constructores, tan sólo por detrás de los todopoderosos Ferrari y McLaren.

1977: El principio del fin

Las prometedoras expectativas del Tyrrell P34 comenzaron a romperse tras la temporada 1977, cuando Goodyear anunció que abandonaba el desarrollo de las pequeñas gomas delanteras. Ese mismo año el equipo había sustituido a Jody Scheckter por el sueco Ronnie Peterson.

Gardner había introducido alguna modificaciones en el nuevo P34B que compitió en diecisiete carreras con un rendimiento desigual. Esa temporada tan sólo consiguieron cuatro podios y terminaron sextos en la clasificación por equipos.

Tyrrell P34

Pero la semilla de Gardner no cayó en tierra baldía, porque a finales de los setenta y comienzos de los ochenta marcas como March, Williams y Ferrari también probaron suerte con vehículos de seis ruedas, aunque en estos casos el doble eje era trasero en vez de delantero. Tan sólo el “invento” de Williams llegó a debutar en la competición hasta que en 1983 la FIA prohibió definitivamente los monoplazas de seis ruedas.

Por su parte, el prototipo Ferrari 312 T6 incorporaba en el eje trasero cuatro neumáticos convencionales, aunque pronto Niki Lauda y Carlos Reutemann, pilotos en aquel momento de la marca italiana, decidieron que aquel Ferrari no era competitivo.

Williams se tira a la piscina

Tras ganar en 1982 el Mundial de Pilotos con Keke Rosberg, el equipo Williams fue “atrevido” y consideraron que el FW07D con dos ejes traseros y uno anterior debía evolucionarse, aunque esta vez de la mano de Alan Jones.

Los resultados en los test privados fueron espectaculares, porque las cuatro ruedas motrices traseras permitían unas prestaciones increíbles, aunque finalmente todo quedaría en nada cuando en 1983 la FIA prohibió la utilización de monoplazas de seis ruedas.

seguro coche antiguo

TERRÁNEA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *