UBER y Volvo están preparando su propio coche autónomo

El fabricante de vehículos Volvo Cars y la empresa de movilidad Uber han desarrollado un prototipo de vehículo que se conduce de manera autónoma y que ya está listo para su producción. La firma sueca tiene previsto presentar sus primeros coches autónomos en 2020, mientras que Uber los incluirá en su oferta una vez que su circulación vaya siendo autorizada en las distintas ciudades donde opera.

ESTE ES EL COCHE AUTÓNOMO EN EL QUE TRABAJAN VOLVO Y UBER

En 2016 Volvo Cars y Uber firmaron un acuerdo de colaboración con el objetivo de desarrollar y acelerar la irrupción en el mercado de los vehículos de conducción autónoma. En este escenario de I+D el fabricante sueco y la empresa de movilidad acaban de presentar su primer vehículo autónomo listo para su producción.

Este hito supone un paso más en la estratégica colaboración que mantienen ambas compañías y que incluye, entre otros aspectos, el compromiso de Volvo Cars de entregar a Uber varios miles de vehículos listos para la conducción autónoma a lo largo de los próximos años.

Ya os hablamos del espectacular camión autónomo de Volvo: VERA. Un camión preparado para operaciones logísticas de transporte de mercancías en un flujo constante, efectivo y conectado. Pues bien, la marca no se está quedando atrás en lo que a turismos conectados se refiere. Y este vehículo en el que están trabajando es la mejor muestra:

Sobre la base de un XC90

El primer vehículo autónomo de Volvo Cars y Uber se ha desarrollado sobre la base de un Volvo XC90  y además de contar con propulsión eléctrica va equipado con funciones y sistemas de seguridad que facilitan que Uber pueda incluirlos como una oferta en su servicio de transporte.

Este nuevo vehículo autónomo incorpora una serie de elementos y prestaciones de gran relevancia, como son los diferentes “sistemas de respaldo” para las funciones de dirección y frenado o la batería adicional que proporciona energía de reserva.

La función de estos “sistemas de respaldo” es entrar en funcionamiento si alguno de los sistemas principales sufre una avería, permitiendo guiar y frenar el vehículo en cualquier circunstancia.
Al mismo tiempo, Volvo Cars también ha integrado en la parte superior del vehículo una serie de sensores diseñados especialmente para que el sistema de conducción autónoma de Uber pueda funcionar y permitir al vehículo maniobrar de forma seguraen los entornos urbanos.

La mejor “joint venture”

Gracias al sistema de conducción autónoma de Uber y a la plataforma de Volvo Cars se espera conseguir en el futuro un transporte compartido autónomo y, sobre todo, seguro y fiable. Con ello desaparecerá la figura del “Mission Specialist”, que son empleados de Uber con la formación adecuada para manejar y supervisar los vehículos autónomos en las zonas acotadas especialmente para la conducción autónoma.

En palabras de Hakan Samuelsson, presidente de Volvo Cars, “creemos que la tecnología de la conducción autónoma nos permitirá seguir mejorando la seguridad, un concepto que es esencial para nuestra compañía. Para mediados de la próxima década esperamos que un tercio de nuestras ventas sean vehículos totalmente autónomos. El acuerdo con Uber subraya nuestra voluntad de convertirnos en el proveedor preferido por las principales compañías de movilidad del mundo”.

UBER Y VOLVO TRABAJAN JUNTOS PARA LANZAR SU COCHE AUTÓNOMO

Por su parte, para Eric Meyhofer, consejero delegado de Uber Advanced Technologies Group, “mantener una estrecha colaboración con empresas como Volvo Cars es fundamental para crear una flota segura de vehículos de conducción autónoma. Se trata de una marca reconocida desde hace tiempo por su compromiso con la seguridad. Combinado con nuestra tecnología de conducción autónoma este vehículo será una pieza fundamental del paquete de productos autónomos de Uber”.

Los primeros Volvo autónomos en 2020

En Volvo Cars están convencidos de que la conducción autónoma puede ofrecer grandes beneficios a la sociedad en su conjunto, porque facilitará y cambiará la experiencia de conducción de los clientes suprimiendo acciones y gestos tan cotidianos como las constantes operaciones de arranque y parada cuando se circula en los atascos de las ciudades.
El fabricante sueco tiene previsto introducir en el mercado sus primeros modelos autónomos a comienzos de la década de 2020. La próxima generación de vehículos de Volvo Cars estarán basados en la arquitectura SPA2 e incluirán funciones y sistemas destinados a permitir la conducción autónoma sin supervisión en las zonas en que ello esté permitido.

seguro turismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *