El puerto de Valencia regula con autorizaciones el transporte de contenedores

La nueva normativa del Puerto de Valencia entra en vigor el 1 de abril. Las autorizaciones tendrán una validez de dos años, existirán autorizaciones ocasionales y todos los vehículos y conductores deberán estar registrados.

Desde el próximo 1 de abril todos los transportistas que trabajen porteando contenedores en el Puerto de Valencia deberán hacerlo amparados por las correspondientes autorizaciones específicas para la realización de este tipo de actividad comercial, una normativa que ya fue aprobada por el consejo de administración de la Autoridad Portuaria en mayo de 2015 y cuyos plazos de entrada en vigor han comenzado a operar desde principios de año.

camiones de contenedores accediendo al puerto de Valencia

Al menos un centenar de empresas y aproximadamente unos quinientos autónomos trabajan de forma regular en el puerto de Valencia dedicados al transporte de contenedores, lo que supone una entrada en las instalaciones portuarias de aproximadamente 2.500 vehículos diarios y una cifra muy similar de salida. Todos los camiones están obligados a disponer de la correspondiente orden de transporte con origen o destino a cualquiera de las terminales portuarias.

A partir de ahora todos los transportistas que operan en el puerto de Valencia de forma habitual deberán estar en posesión de su correspondiente autorización, denominada “genérica”, de dos años de duración, mientras que aquellos transportistas que acudan al puerto de manera ocasional deberán cumplimentar a su entrada una autorización temporal que les permitirá operar sin problemas durante un plazo de tiempo determinado.

Para gestionar eficazmente las numerosas entradas y salidas de camiones en los accesos de la zona sur del puerto de Valencia se han implantado dispositivos que permiten la identificación de los camiones y la comprobación de la existencia de autorización. La Autoridad Portuaria también ha instalado una “oficina” con personal propio donde se solucionarán los posibles conflictos que puedan surgir.

La solicitud de autorizaciones puede hacerse de forma electrónica en la sede habilitada con este fin, un sencillo procedimiento a través del cual los transportistas también pueden dar de baja o de alta sus vehículos o proceder a la renovación de dichas autorizaciones cuando estas caduquen.

Finalmente, todas las empresas de transporte que operen en el puerto de Valencia estarán obligadas a mantener actualizado el registro donde constarán las matrículas de sus vehículos y a entregar periódicamente una relación con los nombres y datos de los conductores de los mismos.

El puerto de Valencia regula con autorizaciones el transporte de contenedores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *