Los vehículos de menos de 3.500 kg también deberán montar tacógrafos

El Paquete Europeo de Movilidad, que se aprobará probablemente el próximo día 9 de diciembre, contemplará que los vehículos ligeros de menos de 3.500 kg que realicen transporte internacional también estarán obligados a incorporar tacógrafos y sus conductores deberán cumplir con la normativa de tiempos de conducción y descanso.

Los vehículos de menos de 3.500 kg también deberán montar tacógrafos

Tras el acuerdo en el Parlamento Europeo el grueso del Paquete Europeo de Movilidad se aprobará previsiblemente el próximo día 9 de diciembre, aunque en las reuniones previas del “Trílogo”, un grupo de trabajo formado por representantes del Consejo, el Parlamento y la Comisión Europea, se ha decidido proponer por unanimidad una iniciativa novedosa como que los vehículos con una MMA inferior a 3,5 toneladas también se encuentren obligados a equipar tacógrafos.

Por el momento esta medida no se aplicará con carácter general y las autoridades europeas se conformarían  por el momento con hacerla obligatoria de inicio para aquellos vehículos ligeros que realicen operaciones de transporte internacional, las famosas y polémicas “cigüeñas”.

Esta decisión va a provocar, entre otras cosas, que los conductores de estas “cigüeñas” también estén obligados a cumplir con la normativa europea de tiempos de conducción y descanso, una reglamentación que por el momento no afecta a los vehículos de este rango de tonelaje.

Extender la obligatoriedad del tacógrafo a todos los vehículos de transporte es algo que venían solicitando con insistencia las organizaciones que representan a los transportistas de pesados, que consideran que los vehículos ligeros realizan en muchos casos una competencia desleal en los tráficos de larga distancia al no tener ningún tipo de limitación en los tiempos de trabajo, algo que probablemente va a cambiar a medio plazo.

Por otro lado, también será el próximo día 9 será cuando la Unión Europea alcance un acuerdo en relación con el cabotaje y con el desplazamiento de trabajadores. En este sentido una de las cuestiones más polémicas que incluye el Paquete Europeo de Movilidad, es que cada cuatro semanas los trabajadores desplazados estarán obligados a regresar a sus países de residencia, una medida con la que se pretende ejercer un mayor control sobre las empresas deslocalizadas y obstaculizar la libertad de movimientos de la que ahora gozan.

Como es lógico, a este “regresos a sus bases” se oponen los países del Este, que incluso han amenazado con impugnar la totalidad del Paquete de Movilidad, amparados en que ello supondría incrementar las emisiones de CO2 derivadas del tránsito de los camiones hacia sus países de origen.

Seguro para camiones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *