Más vigilancia en las carreteras frecuentadas por ciclistas

15 ciclistas han fallecido en las carreteras españolas en lo que llevamos de año. La DGT ha decidido aumentar la vigilancia vía terrestre y vía aérea para asegurarse de que se cumplen las normas.

ciclistas como ésta circulan más por carretera en verano y en fin de semana

La DGT inicia una nueva campaña especial de control: aumentar la vigilancia en aquellas carreteras donde hay una mayor circulación de ciclistas. Siendo uno de los principales colectivos vulnerables, el objetivo es reducir su siniestralidad. Máxime en estos meses de verano, cuando los amantes de las bicicletas frecuentan más dichas carreteras por el buen tiempo y por coincidir con el periodo vacacional. Con aún más incidencia durante los fines de semana.

Para lograr este objetivo de reducir los accidentes de este colectivo se inicia esta campaña de vigilancia y control del cumplimiento de las normas de tráfico por parte de todos los usuarios de la vía. Para lo que la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil ha iniciado desde el pasado fin de semana una operación que implica el aumento tanto de la vigilancia como de los controles que se realizan en estas vías de circulación durante los fines de semana.

Dichos controles se estarán realizando a lo largo de todo el verano en las vías interurbanas con mayor circulación de ciclistas además de en las rutas ciclistas protegidas. La vigilancia de los agentes se va a centrar en garantizar que se cumplen las normas referidas a la distancia lateral para realizar adelantamientos, las relativas a la velocidad marcada para estas vías y a tratar de evitar que se realicen maniobras antirreglamentarias, que se tornan en especialmente peligrosas para el colectivo de ciclistas.

Además, como medida complementaria, se están también incrementando los controles de alcoholemia y consumo de drogas al volante, tanto en estas carreteras como en las vías de acceso a las rutas más frecuentadas por ciclistas.

Para llevar a cabo dicha campaña no sólo se está contando con la presencia de los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil a pie de carretera, sino que se está también complementando con la vigilancia llevada a cabo por los helicópteros de la DGT desde el aire.

Siniestralidad de los ciclistas en vías interurbanas

Los datos del último Barómetro de la Bicicleta revelaban que más de 8,5 millones de ciudadanos hacen un uso semanal de la bicicleta. Un dato que está en continuo crecimiento -acentuado por los servicios de alquiler de las grandes ciudades y la construcción de nuevas vías ciclistas a lo largo de todo el país.

De esta forma, cada vez más españoles utilizamos la bicicleta como medio de transporte habitual (más allá del uso de ocio y deportivo que se realiza los fines de semana). De ahí que el mayor número de siniestros o accidentes se produzcan en las vías urbanas, durante los trayectos al trabajo o los centros de estudio.

Si bien hay que destacar que, pese a que hay más accidentes en las ciudades, es en las carreteras interurbanas donde se producen los siniestros de más gravedad: con mayor lesividad para los implicados y una tasa de mortalidad mucho mayor. Concretamente en España son ya 15 las personas fallecidas cuando circulaban en bicicleta.

De ahí que sea de radical importancia que el resto de usuarios de estas vías tengan en cuenta la peligrosidad y vulnerabilidad que afecta al colectivo de ciclistas. Y que actúe en consecuencia cumpliendo las normas de adelantamiento y manteniendo una actitud pacífica y comprensiva hacia estos usuarios.

Agente de la Guardia Civil de Tráfico imponiendo sanciones cuya notificación va a llegar a los transportistas por una única vía

Normas de tráfico que afectan a ciclistas

Una de las conclusiones del barómetro de la Bicicleta es que seis de cada diez españoles no conoce la normativa sobre circulación de bicicletas. Aunque quizá lo más llamativo es que cuatro de cada diez ciclistas no conoce la normativa que les afecta como usuarios de bicicleta. Por esta razón, durante esta campaña de la DGT los agentes están también recordando a los conductores cuáles son las normas a cumplir. Tanto en el caso de los ciclistas como en el de los conductores.

  • Adelantamiento: Los vehículos que adelanten a un ciclista o conjunto de ellos deberá realizarlo ocupando parte o la totalidad del carril contiguo o contrario, pudiendo rebasar la línea continua, guardando siempre una distancia mínima de seguridad de 1,5 metros. Además está prohibido adelantar a un ciclista si hacerlo puede ponerle en peligro o entorpecer su marcha. Independientemente del sentido en el que vayan.
  • Glorietas: Tienen prioridad de paso respecto a los vehículos de motor, cuando, circulando en grupo, el primero haya iniciado ya el cruce o haya entrado en una glorieta. Al viajar en grupo son considerados, a efectos prácticos, como una única unidad móvil, para así reforzar su seguridad.
  • Circulación en paralelo:pueden circular en paralelo, en columna de a dos, lo más a la derecha posible de la vía y colocándose de uno en uno en tramos sin visibilidad. Además están obligados a utilizar el arcén en el caso de que no exista vía o parte de ella que les esté especialmente destinada. Si no hay arcén o es demasiado pequeño, pueden utilizar la parte imprescindible de la calzada.
  • Autovías y autopistas: En autovía únicamente pueden circular por el arcén (imprescindible ser mayores de 14 años). No se consideran adelantamientos los producidos entre ciclistas del mismo grupo. Tienen prohibido circular con bicicleta por autopista.
  • Casco: Su uso es obligatorio en vías interurbanas. En vías urbanas sólo es obligatorio para menores de 16 años -también como ocupante, no sólo como conductor-. Para mayores de 16 es recomendable.
  • Visibilidad: Es obligatorio el uso de luz delantera  y reflectante trasero, así como el uso de prenda reflectante cuando se circula de noche o con escasa visibilidad.
  • Alcohol y drogas: Al igual que el resto de conductores están obligados a someterse a las pruebas de alcohol y drogas cuando se les requiera por parte de un agente, estén implicados en un accidente o hayan cometido una infracción.
  • Cumplimiento de las normas: Deben cumplir todas las normas establecidas en la legislación de tráfico y seguridad vial, como el resto de conductores.

Jorge Monroy Criado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *