A la venta más de cincuenta VW Transporter T1 y T2 por 300.000 euros

De vez en cuando el mercado de los clásicos se ve sorprendido por una venta masiva de vehículos. En esa ocasión ha sucedido en Canadá, donde se han puesto a la venta 55 unidades VW Transporter T1 y T2 en diferente estado de conservación. El precio de salida del lote completo es de 350.000 dólares, unos 309.000 euros, más o menos 5.600 euros por cabeza.

VW T1

Cada cierto tiempo se descubre una colección espectacular de vehículos clásicos abandonados en granjas o fábricas. Este tipo de hallazgos reciben el nombre de “barn find” y es lo que ha sucedido recientemente en Newmarket (Canadá), una pequeña localidad de la región de Ontario a 25 kilómetros de Toronto.

En este pueblo se acaban de poner a la venta un lote de 55 furgonetas de la mítica VW Transporter T1 y T2 de primera y segunda generación. El anuncio ha sido publicado en la popular web de compraventa canadiense “Kijiji”, donde las más de cincuenta unidades de la famosa furgoneta alemana se ofrecen por un total de 350.000 dólares, unos 309.000 euros.

En el anuncio se especifica que estas VW Transporter no se venden por separado, quizás por el enorme trabajo que supondría para el propietario deshacerse de tal número de ejemplares, por lo que el precio del lote puede parecer algo elevado, aunque si lo dividimos entre el número total de unidades vemos que cada una sale por aproximadamente 5.600 euros, a los que habrá que sumar el coste de su traslado y la posterior restauración.

En el propio anuncio se incluyen fotografías de las unidades a la venta y aunque no se especifica el tiempo que han estado abandonadas en las imágenes puede comprobarse como los años y la humedad han pasado factura a estas joyas clásicas.

Por otro lado, llama la atención en el anuncio el cobro de 500 dólares por el simple hecho de ver la colección, una medida poco habitual en este tipo de operaciones y con la que el vendedor seguramente pretende alejar a aquellas personas que tan solo quieran curiosear sin ninguna intención de comprar.

Historia de la VW Transporter

La primera generación Transporter -T1- comenzó a fabricarse en 1950 en la factoría que VW tenía en Wolfsburgo (Alemania), aunque realmente su historia comienza tres años antes.

En 1947 el empresario holandés Ben Pon realizó una propuesta para comercializar la marca VW en los Países Bajos. El proyecto de Ben Pon también contemplaba un modelo comercial que, basado en el “escarabajo”, se encargaría del transporte de material dentro de la fábrica.

En 1948 la propuesta fue aceptada y a finales de año se comenzó a producir la VW Tipo 29. Casi un año después, concretamente el 12 de noviembre de 1949, este modelo vería la luz bajo el nombre de Volkswagen Tipo 2, pues el Tipo 1 correspondía al “escarabajo”.

El 8 de Marzo de 1950 comienza la producción de la VW Transporter T1, que pasaría a convertirse en la furgoneta más mítica de la historia del automovilismo. Este modelo estaba propulsado por un motor de cuatro cilindros y 1.131 cc que desarrollaba una potencia de 25 CV. Podía alcanzar los 80 Km/h y tenía una capacidad de carga de 760 kilogramos.

En un principio la Transporter T1 se comercializó en dos variantes, un furgón cerrado sin plazas traseras ni cristales y una versión Kombi con asientos y ventanillas en la parte trasera. Con su desarrollo surgieron innumerables posibilidades de configuración que hicieron que pronto se adaptase para otros fines, llegando a utilizarse como ambulancia o coche de bomberos.

En 1953 y debido a la alta demanda de este modelo en Sudamérica, VW decide abrir una fábrica en Sao Paulo (Brasil) y del mismo modo hará lo mismo en Sudáfrica en 1956. En este momento ya existían más de treinta variantes diferentes de la VW Transporter.

El modelo T1 dejaría de fabricarse en 1967 en Europa, mientras que en Brasil su producción se mantendría hasta 1975, logrando venderse más de 2,2 millones de unidades en todo el mundo. Su sustituta sería la más grande y potente VW Transporter T2.

En el modelo T2 se rediseñaron ciertos aspectos estéticos, como el parabrisas de una sola lámina de cristal o algunos elementos del salpicadero, y los motores pasaron a desarrollar 47 CV hasta 1970 y 50 CV a partir de ese mismo año.

A finales de la década de los setenta la Transporter sufriría otra remodelación dando lugar a la generación T3. En esa ocasión la carrocería fue construida desde cero para ofrecer más espacio y comodidades, comenzando a aparecer las motorizaciones diésel de 50 CV (1981), 70 CV Turbodiesel y gasolina de 112 CV (1985).

En 1992 termina la producción del modelo T3 aunque dos años antes ya había aparecido la Transporter T4, un modelo que colocaba por primera vez el motor en la parte delantera. El T4 era un modelo todavía más versátil y con motores adaptados a los tiempos.

Desde que se dejara de producir en 2003 han salido dos modelos nuevos, la Transporter T5 (2003 a 2015) y la Transporter T6 (a partir de 2015), que se han ido equipando con las últimas tecnologías y nuevos motores.

Pero la Transporter no solo ha marcado la historia como modelo propio, también ha servido de base para otros modelos míticos de VW. En 1951 se presentó en el Salón Internacional del Automóvil de Frankfurt el VW Samba, un microbús de lujo basado en la mítica furgoneta, y un año más tarde -1952- Volkswagen presentaría también la California, un modelo desarrollado en colaboración con Westfalia, y que pronto se convertiría en un referente en el segmento de los vehículos camper.

seguro autocaravana

A la venta más de cincuenta VW Transporter T1 y T2 por 300.000 euros
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *