War Admiral, el caballo que disputó a Seabiscuit la “Carrera del Siglo”

El 1 de noviembre de 1938 dos caballos disputaron en el hipódromo de Pímlico la llamada “Carrera del Siglo”. Esos caballos eran Seabiscuit y War Admiral. Del primero se sabe casi todo gracias a las películas que le dedicó Hollywood, pero del segundo, cuarto campeón en la historia de la Triple Corona y Caballo del Año 1937, poco se conoce. Esta es la historia del hijo de Man o´War y Brushup.

WAR ADMIRAL

Hacia el final de la Gran Depresión dos grandísimos caballos de carreras fueron protagonistas en Estados Unidos. Seabiscuit se convirtió en el representante equino de la Norteamérica pionera y aventurera de la costa oeste, mientras que War Admiral lo fue de la Norteamérica burguesa e industrial de la costa este.

Juntos protagonizaron el 1 de noviembre de 1938 la denominada “Carrera del Siglo” sobre la distancia de dos kilómetros, un duelo que reunió a más de 40.000 espectadores en el hipódromo de Pímlico y que a través de la radio llegó a más cuarenta millones de norteamericanos.

La vida de Seabiscuit la conocemos en detalle gracias a las distintas producciones de Hollywood, pero por el contrario un caballo como War Admiral, cuarto ganador de la Triple Corona en 1937, nunca levantó la curiosidad de la industria cinematográfica. Esta es su historia.

Hijo de Man o´War

War Admiral (1934) era hijo de Man o´War (1917-1947), considerado como uno de los mejores caballos de carreras de todos los tiempos. Ambos compartían un mismo propietario, Samuel D. Riddle, y ambos fueron criados en Faraway Farm (Kentucky).

Durante los años en que estuvo en competición, entre 1936 y 1939, War Admiral ganó veintiuna de las veintiséis carreras en las que participó, obteniendo para sus propietarios unas ganancias superiores a los 273.000 dólares, una cantidad que a día de hoy se aproximaría a los cinco millones de dólares.

EL CABALLO WAR ADMIRAL

War Admiral compartía con su padre un talento innato para la competición, aunque físicamente su alzada (157 centímetros) era algo inferior a la de su padre (160 centímetros). Las dimensiones y el pelaje marrón oscuro de War Admiral eran sin duda herencia de su madre Brushup.

Al cumplir los dos años y de la mano de su entrenador, George Conway, y de su jinete más habitual, Charles Kurtsinger, War Admiral comenzó a demostrar en 1936 que estaba destinado a ser un caballo campeón como anteriormente lo había sido su padre, ganando la Great American Stakes y el Eastern Shore Handicap, siendo tan sólo superado por Pompoon en las carreras más importantes de esa temporada.

Ganador de la Triple Corona

Pero ya con tres años cumplidos 1937 sería el año de War Admiral, una temporada en la que este caballo consiguió unas ganancias superiores a los 166.000 dólares, convirtiéndose en ganador de la Triple Corona y obteniendo el título de Caballo del Año

A Samuel D. Riddle no le gustaba que sus caballos compitieran más allá de Nueva York y Maryland, pero ese año tomó una decisión acertada y War Admiral tomó la salida en el hipódromo de Churchill Downs para competir en la 63ª edición del Derby de Kentucky, que junto a Preakness Stakes y Belmont Stakes, son las tres pruebas que conforman la Triple Corona. En la línea de meta War Admiral se impuso a Pompoon.

CARRERA DE WAR ADMIRAL

Una semana después, en Preakness Stakes, el podio final volvió a ser el mismo y en Belmont Stakes un campeonísimo War Admiral se imponía con autoridad a sus seis rivales en esa carrera, ganando la Triple Corona y batiendo el récord del hipódromo que tenía su padre.

Durante esta carrera War Admiral sufrió una importante lesión en una de sus patas delanteras, que le mantuvo alejado de la competición durante todo el verano, regresando en octubre para ganar el Washington Handicap y la “especial” inaugural del hipódromo de Pímlico.

La Carrera del Siglo

En la temporada 1938 este equino ganó ocho importantes carreras, incluidas el Whitney Handicap y la Jockey Club Gold Cup, aunque desde el punto de vista hípico lo más importante de ese año sería la “Carrera del Siglo” (The Match Race of the Century) que War Admiral y Seabiscuit disputaron en noviembre de 1938.

Samuel D. Riddle, propietario de War Admiral, y Charles Howard, propietario de Seabiscuit, decidieron que ambos caballos debían enfrentarse para dirimir cuál de los dos era el mejor y así lo hicieron en el hipódromo de Pímlico. La victoria acabaría siendo para el caballo de la costa oeste -Seabiscuit-.

War Admiral se retiró de la competición en 1939 a causa de una lesión, convirtiéndose en semental y permaneciendo en Faraway Farm hasta 1958. Un año antes de su muerte War Admiral fue trasladado a Hamburg Place.

En el ranking de los 100 Mejores Caballos de Carreras de Estados Unidos, War Admiral figura en el puesto 13º, mientras que su rival Seabiscuit ocupa el puesto 25º. War Admiral está enterrado al pie de la estatua que Man o´War tiene en el Kentucky Horse Park.

seguro para caballos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *