El ciclo WLTP subirá un 4% el precio de los coches nuevos

A partir del 1 de enero de 2021 el ciclo WLTP se convertirá en la única norma de homologación del consumo y las emisiones de los nuevos vehículos. Esta nueva normativa, mucho más estricta y que se aproxima más al uso en la vida real de un coche, tendrá un importante impacto sobre el mercado incrementado el TCO en un 4% de media. 

Homologación WLTP

Desde hace algún tiempo los fabricantes ya medían el consumo y las emisiones de sus nuevos modelos con el ciclo WLTP. Sin embargo, había otros que se basaban en el NEDC para mejorar las cifras de sus vehículos. 

Ahora, esta doble vara de medir tiene los días contados. Desde el próximo 1 de enero de 2021 la única normativa de homologación de consumo y emisiones será la World Harmonized Light-duty Vehicle Test Procedure (WLTP), una normativa más estricta y que se aproxima más al uso en la vida real de un coche. 

La implementación de esta nueva normativa exigente, como no podía ser de otra forma, traerá consecuencias al mercado. Algunas de ellas afectarán a los fabricantes, como el aumento de las cifras de consumo y emisiones de sus vehículos. Sin embargo, otras harán mella en los bolsillos de los consumidores pues dicho aumento en las mediciones supondrá un incremento medio del 4% en el TCO o Coste Total de Propiedad. 

¿Cómo afecta la normativa WLTP al mercado? 

Como hemos comentado, la aplicación obligatoria de la norma WLTP para la homologación de emisiones aumentará los resultados que venían obteniendo los vehículos con la anterior norma NEDC

En este sentido, los modelos propulsados por diesel serán los más afectados con un incremento del 36% en las emisiones homologadas. Esto supone que se aumentan las emisiones de CO2 en 34 gramos por kilómetros. Los vehículos con motor de gasolina también verán cómo sus emisiones aumentan en un 30%, lo que se traduce en 36 gramos más de CO2 por kilómetro. 

Por segmentos, serán los modelos de lujo los más afectados en ambos casos mientras que los diesel pequeños y los gasolina medianos serán los que menos aumenten sus emisiones. 

Dicho aumento de las emisiones y el consumo afectará a los consumidores en forma de un incremento del impuesto de matriculación. De hecho, algunos vehículos que estaban exentos de su pago gracias a sus bajas emisiones, ahora deberán hacer frente a él de manera obligatoria. 

De esta manera, frente al 36% de modelos que actualmente se libran de hacer frente al impuesto de matriculación se pasará a tan solo el 7%Además, muchos de los modelos que ya lo pagaban darán un salto impositivo y esa cifra se incrementará considerablemente. 

Si lo analizamos por segmentos vemos que los coches pequeños serán los más afectados. Actualmente solo el 23% de estos vehículos pagan el impuesto de matriculación frente al 77% que está exento gracias al ciclo NEDC-C. Sin embargo, a partir de 2021 con la obligatoriedad de la norma WLTP está cifra se reducirá a tan solo el 15%. 

Así, los modelos que pagaban el primer tramo del impuesto, un 4,75%, pasarán de representar el 22% a ser el 74%. Además, el 10% restante saltará al segundo grupo gravado con un 9,75%. 

El mismo camino seguirá el segmento de los vehículos medianos. Si en 2020 un 33% de ellos estaba exento del impuesto de matriculación, a partir del 1 de enero esa cifra se reducirá al 6%. Por otro lado, los modelos adscritos al primer tramo se aumentarán hasta el 52%, mientras que en el segundo tramo estarán el 30% de los modelos y en el tercer tramo, con un impuesto de 14,75%, el 13%. 

Como en los medianos, los coches grandes que no deberán pagar el impuesto de matriculación también se reducen hasta el 6%. Además, también sufrirá un fuerte incremento del segundo y tercer tramo llegando a un 35% y un 11%, respectivamente. 

Por último, del 13% de los vehículos de lujo exentos de pagar el impuesto se pasará también a un 6%. En este segmento, el segundo grupo cae del 56% al 30% mientras se produce un fuerte aumento de los encuadrados en el tercer y cuarto grupo. De esta manera, en el tercer grupo impositivo estarían el 48% de los modelos por el 21% que pasaría al cuarto. 

El cambio a la norma WLTP también traerá consigo un aumento en las cuotas mensuales de vehículos de renting. En este sentido, el precio mensual podrá variar entre los 18 euros de un modelo pequeño de gasolina a los 51 euros de un diesel de lujo.  

Asimismo, el TCO también se verá incrementado en una media del 4%, en la que los modelos pequeños de gasolina serán los menos afectados (1%) y los medianos diesel los más

seguro turismo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *