¿Tu perro te golpea con el hocico? Está intentando comunicarse contigo

Para el ser humano no es complicado expresar sus intenciones y gustos desde una temprana edad, sin embargo, esto es más complicado para un perro. Los perros desde cachorros aprenden a expresarse mediante golpes con el hocico, ya que es la forma de estimular la secreción de leche materna. Esta actitud se mantiene durante toda su vida, facilitando que su dueño entienda sus necesidades y apetencias.

perro golpea hocico para comunicar

Seguro que tu perro te ha llamado tu atención alguna vez golpeándote con el hocico para comunicarse contigo. Dado que el uso de la palabra no es posible entre perro y humano, se han desarrollado otros tipos de comunicación que permiten a los canes hacernos ver sus intenciones. Existen estudios que demuestran la intencionalidad de los gestos que hacen nuestras mascotas cuando nos golpean con el morro.

Para los perros emplear el hocico como parte de la comunicación es muy habitual. Ya desde cachorros emplean el hocico para guiarse por el olfato hasta la madre, incluso todavía sin poder andar. Cuando agarran el pezón en busca de la leche materna, realizan un cabeceo que estimula la salida de leche. Este gesto quedará marcado en su memoria para el resto de su vida.

Para nosotros el ser golpeados por el hocico es claramente una llamada de atención. Con esto nos puede estar reclamando desde la salida al paseo hasta la hora de comer. En cualquier caso, el hecho de golpearnos con el hocico debemos interpretarlo como una solicitud de interacción.

Por su parte, diferentes estudios realizados por la universidad de Salford, Reino Unido, sobre los gestos realizados por perros han llegado a la conclusión de que los golpes de hocico de los perros tienen otros significados. De hecho, sobre un total de 37 perros, 16 hembras y 21 machos de edades comprendidas entre 1,5 y 15 años, el estudio demostró que dar con el hocico es un gesto intencionado y se registraron un total de 19 gestos comunicativos distintos y recurrentes.

Esto significa que los perros desarrollan distintos golpes para expresar una intención concreta, cada uno con su significado y sentido. Esta capacidad se aprende desde temprana edad, siendo más precoces que el ser humano que no desarrolla esta capacidad hasta pasados los 9 meses.

Sin embargo, y de manera habitual, nuestro perro nos golpeará buscando una caricia o un rato de atención y juego. En ningún caso estamos obligados a atender su petición, sin embargo, desoír su llamada le puede llevar a reclamarla de manera insistente, lo que nos generará cierto desagrado si nos encontramos ocupados. Hay una regla no escrita que dice que a los perros hay que prestarle 5 minutos de atención tres veces al día y con ello conseguiremos un perro feliz (aunque para muchos nos es imposible contenernos).

Por tanto, dado que el hocico es una de las partes del cuerpo que los perros utilizan para comunicarse con nosotros debemos prestar mucha atención a nuestros gestos a la hora de corregir una mala conducta. Por ejemplo, algunos propietarios golpean a los perros en el hocico, sin embargo, muchos etólogos están en contra de esta práctica. Otros, para la corrección de los cachorros, frotan su hocico contra la orina por haberse hecho pis dentro de casa, castigo que además de ser ineficaz degrada la relación con el propietario.

seguro veterinario para perro

TERRÁNEA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *