SAVA J4, una “furgoneta de provincias” que enamoró a ENASA

En 1959 el Ministerio de Industria autorizó que la empresa vallisoletana SAVA pudiera comenzar la fabricación de vehículos industriales ligeros a nivel nacional. En 1965 SAVA puso en marcha la producción en España de la furgoneta británica BMC, rebautizada como SAVA J4, un modelo legendario en el mercado español y que tras la adquisición de SAVA por parte de ENASA se mantuvo en producción hasta la llegada de Iveco en 1988.

Producción en fábrica de Valladolid de la SAVA J4

La actual planta de Iveco Valladolid, donde hoy se producen cabinas para camiones pesados y algunas versiones del modelo ligero Daily, fue en su momento la sede donde la compañía SAVA (Sociedad Anónima de Vehículos Automóviles) producía sus modelos de vehículos industriales ligeros, entre ellos la legendaria J4.

Pero la historia de SAVA, que acabaría integrándose en ENASA-Pegaso (de ahí que la planta de Valladolid luzca hoy el emblema de Iveco), comienza en 1952 con la creación de FADA (Fábrica de Artículos de Aluminio) y sería cinco años después, en 1957, cuando se produciría el cambio de denominación social.

SAVA J4

El acuerdo con la británica BMC

En 1959 el Ministerio de Industria de la época autoriza a SAVA a producir 1.000 camiones ligeros y 500 triciclos de carga, lo que supuso el desarrollo de un camión para 2,5 toneladas de MMA, que curiosamente incorporaba un motor Barreiros de 55 CV (SAVA P58). La gran novedad de este modelo es que la cabina estaba construida en fibra de vidrio para aligerar tara y ganar carga útil.

Frente a ENASA y Barreiros la capacidad inversora en I+D de SAVA era muy reducida, de ahí que en 1960 la empresa vallisoletana buscara un socio internacional en el que apoyarse tecnológicamente, y ese socio acabaría siendo el poderoso grupo británico BMC.

El acuerdo con el consorcio inglés contemplaba, entre otras cosas, la fabricación en España de las furgonetas BMC, que a nivel nacional fueron rebautizadas como SAVA J4.

SAVA J4

Por otro lado, SAVA también fabricó en algún momento bajo licencia los furgones LDO- 5 Morris y también bajo licencia Berliet, y con el nombre de SAVA Berliet, la planta de Valladolid también ensambló unidades del camión GPS-12 de 24 toneladas.

Comienzan los apuros

La SAVA J4 fue presentada oficialmente en 1965 y como es natural en un producto “made in Britain” enseguida contó con adeptos y detractores, dado que su estética tenía una fuerte personalidad inglesa que gustaba o no gustaba a los clientes españoles. Sin posiciones intermedias.

En Gran Bretaña las furgonetas de BMC podían equipar mecánicas de gasolina y diésel, pero en España se optó desde el primer momento por los motores de gasoil. Estos experimentados propulsores resultaban un tanto anticuados, sobre todo porque la competencia contaba con mecánicas más modernas, y además los cambios también tenían muchos años a sus espaldas, dos factores que hacían que la cadena cinemática no se adaptara a las nuevas exigencias de los usuarios.

En 1966, y a pesar del incipiente éxito comercial de la J4 y de algunos otros modelos, SAVA tiene que realizar una ampliación de capital que permite que ENASA tome el mando en la sociedad, un movimiento empresarial por el cual Pegaso desembarca en el mercado de las furgonetas, convirtiendo a la J4 en la “hermana pequeña de Pegaso”, y a la vez la firma pública (ENASA-Pegaso era propiedad del INI) se hace con la propiedad de la planta de SAVA en Valladolid.

Tras la adquisición por parte de ENASA la denominación SAVA desaparece paulatinamente a nivel comercial y todos los productos adoptan el nombre de Pegaso.

SAVA J4

Larga vida a la J4

Después de incrementar a 46 CV la potencia de las mecánicas J4, los ingenieros de ENASA desarrollan en 1968 un nuevo motor de similar potencia y en 1971 un segundo bloque de 1.798 CC. y 50 CV.

Con el primero las furgonetas Pegaso J4 alcanzarán los 700 kg de carga útil (J4-700) y con el segundo los 1.000 kg (J4-1000). El rediseño de la J4 se produce en 1974 y a partir de ahí las siguientes versiones ya ofrecerán una carga útil de 800 y 1.100 kg, respectivamente.

La veterana planta de Pegaso Valladolid fabricará las furgonetas J4 hasta 1988, cuando la llegada de Iveco las acabará sustituyendo por el producto italiano Daily.

seguro coche antiguo

TERRÁNEA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.