Los 12 Museos de vehículos clásicos que debes visitar en España

Si eres un forofo de los coches clásicos te encantará recorrer estos museos por toda España. En ellos encontrarás modelos y marcas que ya han desaparecido. Aprovecha para hacer una escapadita y visitar algunos de ellos.

En los museos de coches clásicos podrás contemplar maravillas como estas.

Repasa las curiosidades históricas de los coches clásicos más interesantes.

Museos de vehículos clásicos en España más recomendables

Museo de la historia de Automoción (Salamanca) 

Este museo abrió sus puertas al público en el año 2001 gracias a la firma de un convenio entre el Ayuntamiento de Salamanca y la Familia Gómez Planche. Un año después, los Reyes de España inauguraron el museo, dando lugar a numerosas exposiciones, conferencias y jornadas de trabajo en torno al automóvil.

Su actividad está centrada en la conservación y difusión del patrimonio automovilístico español albergando más de cien vehículos, restaurados y conservados por D.Demetrio Gómez Planche y su familia a lo largo de 40 años. También cuenta con una cesión de la DGT y con un impresionante archivo bibliográfico que se ha ido uniendo al fondo con el paso de los años.

Las exposiciones son rotativas, por lo que el visitante se va encontrando con piezas distintas en cada visita. La muestra actual de la que podemos disfrutar hasta el 30 de septiembre de 2017 cuenta con un homenaje motivo del aniversario de los 60 años del SEAT 600, un icono en la historia del automóvil en nuestro país.

Ubicado cerca del río Tormes y frente al Archivo Histórico Nacional de la Guerra Civil, en la plaza Mercado Viejo, podemos deleitarnos con esta muestra de martes a domingo por el módico precio de 4€ la entrada general y 2€ la reducida para estudiantes, desempleados, jubilados y grupos.

Coche clásico del museo de Salamanca.

Retro Auto Moto Ramm (Barcelona)

Recientemente se ha abierto un museo de automóviles en Barcelona por Vladimir Spiridonov, un ruso que cuenta ya con un museo de automóviles en Rusia, donde la mayoría de lo expuesto tiene matricula española.

El promotor ruso que ha fijado su segunda residencia en Barcelona, ha reunido varios coches y motocicletas de marcas ya desaparecidas, muchos de ellos traídos de fuera de nuestro país.

Un detalle curioso es que en el museo de Rusia hay cantidad de clásicos matriculados en nuestro país y en cambio en el nuevo museo de Barcelona ha querido hacerlo al revés, y es que hay varios coches de fabricación rusa traídos directamente desde allí, como es el caso del modelo Volga M21 o el Moskvich.

De lunes a domingo y con un precio bastante asequible de 8€ podemos contemplar esta magnífica muestra.

Museo Roda Roda (Lérida)

Su origen lo tiene una colección particular adquirida por el Ayuntamiento de Lleida ampliada con otros vehículos municipales y aportaciones de los dueños de coches clásicos de la ciudad. Su particular ubicación corresponde a los antiguos Talleres Velasco, un taller mecánico de 1956 que representaba en aquella época a la marca Mercedes Benz en la ciudad.

Se puede disfrutar de la muestra de martes a sábado de manera gratuita. No desaprovechéis la oportunidad de hacer una paradita para contemplar esta maravillosa muestra que cuenta con una visita guiada gratuita el último sábado de cada mes.

Museo Roda Roda de Lleida.

Colección de Automóviles Salvador Claret (Girona)

Todo comienza a finales de los años 50, cuando Salvador Claret i Naspleda adquiere un Ford T, lo arregla y lo pinta dejándolo a punto. Más tarde empieza a adquirir nuevos automóviles repitiendo el mismo proceso. Esto dio lugar a una gran colección familiar con casi 300 vehículos que ahora se exponen en diferentes salas en un total de 4.500m2.

En la muestra se puede ver diverso material, todo relacionado con la automoción: aviación, motocicletas, velocípedos, motores estacionarios y otros materiales repartidos en las diferentes salas.

Se puede visitar de jueves a domingo en la localidad de Sils, por solo 5€.

Museo de coches antiguos de Las Palmas (Gran Canaria)

No es exactamente un museo, sino un club de socios abierto de lunes a viernes que dispone de diferentes servicios como biblioteca y filmoteca, organización de Rallyes, certificados de ITV para los vehículos de colección, etc.

Entre sus numerosos servicios encontramos un pequeño museo permanente de la historia del automóvil con los ejemplares más representativos de la misma.

Museo Fundación RACE (Madrid)

En el propio Circuito del Jarama, a las afueras de la capital española, se encuentra uno de los museos más representativos de la historia del automóvil: el Museo Fundación Race que cuenta con una colección representativa de la historia del automóvil. Entre ellos destacan un Delahaye de 1899, un Mercedes Simplex de 1904 o un Delaunay & Belleville de 1908.

Además podemos echar un vistazo a los más de 4.000 volúmenes dedicados al automóvil de lunes a viernes gratuitamente.

Museo Eduardo Barreiros (Madrid)

Museo de Eduardo Barreiros en Madrid.

Otro lugar dónde podemos disfrutar de clásicos del motor en la capital madrileña es en Valdemorillo, en la Finca Valmayor donde se encuentra el Museo Eduardo Barreiros.

El museo, con 800 m2, expone permanentemente varios coches, camiones y tractores, pero una de las piezas más conocidas y valiosas corresponde a un motor diesel seccionado EB6 que permite ver el funcionamiento de un motor diesel en sus cuatro tiempos.

Para poder visitar esta muestra y su importante fondo documental se debe concertar una cita previa.

Museo Torre de Loizaga (Vizcaya)

Situado a 30km de Bilbao, al lado de la Torre de Loizaga que da nombre al museo, se encuentra la colección privada de Miguel de la Vía. Esta muestra está ubicada muy cerca de museos tan destacados por su atractivo turístico como el Museo Minero o el Museo de las Encartaciones.

De entre más de 70 coches en perfecto estado de conservación nos encontramos con la representación más importante de Rolls-Royce del mundo. En ella podemos encontrar todos los modelos fabricados por la firma inglesa entre 1910 y 1998.

Cualquier domingo o día festivo nacional se puede visitar por 7€ y disfrutar de esta muestra tan particular de Rolls-Royce, además de otras marcas.

Museo de coches de cine de Yuncos (Toledo)

Un museo de película a menos de una hora de la capital española. En la provincia de Toledo podemos disfrutar de más de 100 vehículos que han sido utilizados en las series y películas más reconocidas a nivel nacional e internacional.

Podemos ver, además de los vehículos empleados en el cine, coches que circulaban por las calles en las décadas pasadas.

Aprovechar el fin de semana para hacer una visita a este museo y comer por la zona es un buen plan para desconectar. Por 7€ podemos entrar a contemplar coches clásicos protagonistas en películas como Volver (2006), de Pedro Almodovar o El espinazo del diablo (2001) de Guillermo del Toro. También encontramos clásicos que han aparecido en series muy conocidas como El tiempo entre costuras (2012) o Amar en tiempos revueltos (2005).

Otro de los museos de coche clásicos es el del cine en Yuncos, en la provincia de Toledo.

Jardines de Sabatini (Madrid) 

En el corazón de la ciudad de Madrid se encuentra otro de los pequeños museos más curiosos, escondido en las instalaciones de un hotel situado frente al Palacio Real de Madrid. Se trata de una colección privada a la que no todo el público tiene acceso. Sólo los huéspedes del hotel bajo cita previa podrán disfrutar de estas reliquias, viendo cómo funciona un Ford T de 1915 y disfrutando de cerca del famoso Issetta de los años 50, conocido como “el huevo”.

El hotel se encuentra en la cuesta de San Vicente en el número 16 y además de contar con este privilegiado museo también se pueden apreciar unas fantásticas vistas a los Jardines de Sabatini y al Palacio Real.

Si estáis buscando alojamiento en Madrid para disfrutar de la ciudad en estos días de vacaciones, no está de más tener anotado este hotel en la lista de posibles, ¡sobre todo si sois fanáticos de los coches clásicos!

Museo del Automóvil de Málaga (Málaga)

Junto a la antigua tabacalera de la ciudad de Málaga, se encuentra otro de los museos de vehículos clásicos. Ubicado en un edificio de 1927, cuenta con más de 11 pabellones cerca de la playa de Huelin.

Si en tus vacaciones piensas frecuentar esta ciudad no es mala idea combinar esta visita con la playa. Son más de 90 modelos de grandes fábricas como Hispano, Bugatti o Delage, los que podemos ver en la muestra además de contar con una colección Hollywoodesca con los modelos más destacados de la cultura americana.

Se puede visitar de martes a domingo por un precio de 8,50€ la entrada general, y la reducida por solo 6€.

Museo de la Moto y el Coche Clásico de Hervás

El Museo de la Moto y el Coche Clásico de Hervás (Cáceres) es sin duda una de las colecciones privadas más importantes de nuestro país. La colección de Juan Gil Moreno está formada por más de trescientos modelos distribuidos en nueve pabellones, en los que los visitantes nos encontramos con todo tipo de motos, principalmente españolas, automóviles amaricanos, sidecars y hasta carruajes y cochecitos de bebé.

coche clásico del museo de Hervás

En el pueblo cacereño de Hervás encontramos uno de esos raros tesoros que existen ocultos por España. Se trata del Museo de la Moto y el Coche Clásico fundado por Juan Gil Moreno y donde podemos encontrarnos con motos y automóviles de todas las épocas, además de sidecars, triciclos, carruajes de época, etc.

El museo se encuentra a las afueras de Hervás, un pueblo situado al norte de la provincia de Cáceres en el valle del río Ambroz. Son nueve los pabellones que conforman el museo, que en su diseño huyen de las líneas rectas en honor a los clásicos americanos a los que Juan Gil tiene tanto cariño.

Ubicación del museo de vehículos clásicos en Hervás

La colección está compuesta en la actualidad por más de trescientos modelos de motos y vehículos, a los que el propietario desea agregar locomotoras con el objetivo de dedicar el museo a los medios de transporte terrestre.

La pasión de Juan Gil Moreno

El origen de esta exposición está en la pasión que Juan Gil Moreno tiene por las motos clásicas. Fue su primera moto, una Guzzi 65, la que motivó la creación de este museo.

Museo de clásicos en Hervás

Tras restaurarla se propuso buscar todas las motos Guzzi de baja cilindrada que se fabricaron en España, a las que siguieron otras motos de Ossa, Lambretta, Montesa… Cuando quiso darse cuenta su colección de motos clásicas llegaba a las cincuenta unidades, que guareció en un primer edificio. Después el número de edificaciones fue creciendo a medida que la colección aumentaba, llegando hasta los nueve pabellones que  componen el museo en la actualidad, ocho de ellos dedicados a exposición.

Este museo fue declarado Bien de Interés Público por el Ayuntamiento de Hervás en 1997.

¿Qué joyas podemos encontrarnos?

El pabellón 1 está dedicado exclusivamente a las motos y nos ofrece una importante colección de motocicletas de construcción española.

Las Bultaco Mercurio, Saturno, Metralla y otros modelos firmados por Paco Bultó son expuestas al lado de Guzzis Alce, Cardellino, 65 y Larios. Por su parte, las Montesas Impala, Brio y D51 y las Derbi (derivados de bicicleta) Turismo de 49, 74, 125 y 250 cc han sido restauradas pieza a pieza por las manos artesanas de Juan.

Clásicos de Hervás

En el pabellón 2 se encuentran motos de todo el mundo y épocas, con interesantes modelos de Ducati, Norton, Triumph, Vespa, Lambretta, Sangla y MV, todas ellas en perfecto estado y funcionando. Por su parte, el pabellón 3 está dedicado a los sidecars.

Los pabellones 4 y 5 son para los coches americanos, especialmente de los años 1959 y 1960, que para Juan Gil son auténticas obras de arte del diseño. Estos vehículos llaman la atención por sus dimensiones (algunos miden más de seis metros), su gran cilindrada y los peculiares equipamientos que incorporan, como aire acondicionado, capotas y elevalunas eléctricos, innovaciones muy avanzadas para su época.

La colección está formada, entre otros, por un Cadillac Eldorado de color rosa, similar al que Elvis regaló a su madre en su cumpleaños; un Buick del 59, un Ford Thunderbird, un Pontiac Boneville del 59, un Chevrolet Impala de 1960 o un Lincoln Continental de 1974.

Seguimos la visita por el pabellón 6 dedicado a los vehículos militares, el pabellón 7 donde nos podemos encontrar con ambulancias, coches fúnebres y hasta cochecitos de bebé, para finalizar nuestro recorrido en el pabellón 8 dedicado a las carrozas y calesas de los siglos XIX y XX.

*Clásicos en el Museo Guggenheim de Bilbao

Hasta el 18 de septiembre de 2022 el Museo Guggenheim de Bilbao acogerá una exposición comisariada por el famoso arquitecto Norman Foster, donde las obras de arte y los vehículos clásicos se unen para crear un recorrido por la historia de la creación artística y de la automoción y su futuro. En esta exposición algunos de los mejores automóviles clásicos se mezclan con pinturas, esculturas, serigrafías y fotografías de los mejores artistas.

Nacido en Manchester en 1935 el arquitecto británico Norman Foster ha estampado su firma creativa en algunas de las edificaciones más emblemáticas de todo el mundo, que le han valido entre otros el Premio Pritzker en 1999 y el Premio Príncipe de Asturias de las Artes en 2009.

clásicos en el Guggenheim

A su fama profesional como arquitecto Lord Norman Foster -el título de Lord le fue otorgado por la Reina Isabel II- une su pasión por los automóviles clásicos, una afición como coleccionista que ha decidido compartir a través de la atractiva exposición “Motion, Autos, Art, Architecture” en el Museo Guggenheim de Bilbao.

Con una increíble puesta en escena esta exposición estará abierta hasta el próximo 18 de septiembre y su objetivo es celebrar el innegable legado artístico asociado a los automóviles y que tantas influencias ha aportado a la arquitectura, la escultura, la pintura, el cine o la fotografía.

Muchos de los 38 vehículos que componen esta exposición son piezas nunca vistas, ya que se trata de vehículos pertenecientes a colecciones privadas u organismos públicosque hasta ahora no habían sido expuestos al público.

clásicos en el museo

Se trata de máquinas perfectas como un Rolls Royce 40/50 Alpine Eagle de 1914; un Bugatti Type 35 de 1924; un Aston Martin DB5 James Bond del 1964; un Hispano-Suiza H6B Dubonnet Xenia de 1938; un Cadillac Eldorado Biarritz de 1959 o un Ford Mustang PRJCT50 de 1965.

Esta muestra se encuentra dividida en seis zonas ordenadas cronológicamente, un orden que facilita que el espectador pueda comprender mejor cuál ha sido la evolución del sector automovilístico, mostrando además la importancia social, cultural, artística o medioambiental que supuso el vehículo en cada época.

Cada una de las seis salas de esta exposición emplea el mismo esquema en cuanto a la disposición de los elementos. En el centro se ubican los automóviles como elemento principal y a su alrededor se sitúan las obras de distintos artistas.

clásico de museo

La serigrafía de Andy Warhol dedicada a la primera patente de Benz Motor Car en el año 1886, está acompañada de las fotografías de Man Ray o Berenice Abbot. A su vez clásicos de más de ochenta años están rodeados de esculturas de Brancusi, Henry Moore y Boccioni o pinturas de Victor Vasarely, David Hockney, James Rosenquist, Sonia Delaunay y Le Corbusier.

La exposición, además, se encuentra engalanada con carteles publicitarios, planos y maquetas que unen los mundos de la arquitectura con el diseño de automóviles, y de joyas pictóricas como el cuadro “La Cocheras” de Ramón Casas, que nos muestran los primeros momentos de convivencia entre los carruajes de caballos y los primeros vehículos a motor.

coches clásicos en el Museo Guggenheim

Finalmente, la última sala de la exposición está ocupada por quince propuestas de futuro diseñadas por universidades de cuatro continentes y que está precedida de una experiencia inmersiva ideada por Nick Mason, miembro de Pink Floyd, donde podemos escuchar el sonido real de algunos vehículos.

Esperamos que nuestro artículo os haya ayudado a conocer mejor los museos españoles de automóviles clásicos. Si os pica la curiosidad y queréis saber más acerca de los coches clásicos echarle un vistazo a nuestro artículo sobre los 12 coches clásicos que resucitaron no tiene desperdicio, y si tenéis alguno de estos clásicos en vuestro poder, ¡no dudéis en comparar precios con nosotros!

seguro coche antiguo
Perfil del autor

Terránea es una correduría de seguros especialista en comparar precios del mercado asegurador para ofrecer a sus clientes todo un abanico de servicios.

Dedicada a esta actividad desde 1998, pretendemos ofrecer claridad a nuestros clientes para que puedan ahorrar dinero y escoger la tarifa que se ajusta a sus necesidades.

Encuentra un seguro barato entre más de 30 aseguradoras
con nuestro buscador de seguros.

Tendrás un asesor personal. Ponemos a tu disposición un equipo de 60 profesionales, tramitadores y abogados para gestionar tus siniestros, con las máximas garantías de indemnización, y representarte en caso de conflicto con la compañía aseguradora.

TERRÁNEA

Terránea es una correduría de seguros especialista en comparar precios del mercado asegurador para ofrecer a sus clientes todo un abanico de servicios. Dedicada a esta actividad desde 1998, pretendemos ofrecer claridad a nuestros clientes para que puedan ahorrar dinero y escoger la tarifa que se ajusta a sus necesidades. Encuentra un seguro barato entre más de 30 aseguradoras con nuestro buscador de seguros. Tendrás un asesor personal. Ponemos a tu disposición un equipo de 60 profesionales, tramitadores y abogados para gestionar tus siniestros, con las máximas garantías de indemnización, y representarte en caso de conflicto con la compañía aseguradora.

2 comentarios

  1. ¿Sabéis cuánto cuesta visitar el de Madrid? Me encantaría ir este mes que estaré por aquí por temas de trabajo. Un saludo y gracias por compartir!

  2. Muchas gracias por el post!! Soy aficionado a los coches clásicos y muchos de estos museos no los conocía. Me los apunto por si alguna vez me pillan de paso hacerles una visita. Un saludo!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.