El seguro apoya a miles de familias vulnerables a través de Cáritas

UNESPA ha coordinado el donativo de 107 aseguradoras de nuestro país a Cáritas para apoyar sus proyectos en favor de miles de familias y personas vulnerables de nuestro país.

UNESPA apoya a Cáritas en cuatro proyectos con un gran donativo

“La labor social de Cáritas constituye toda una referencia. Esta fue la razón por la que en el sector asegurador deseamos apoyar los proyectos de esta organización”. Así de clara se mostraba Pilar González de Frutos, presidenta de UNESPA, durante la rúbrica del donativo que 107 aseguradoras de nuestro país han realizado a la organización: 3,8 millones de euros.

Lo han hecho a través de la asociación empresarial del seguro, con cargo al fondo solidario que crearon para combatir la pandemia de coronavirus. Se trata de unos fondos que, en este caso, servirán para financiar la consecución de cuatro proyectos de Cáritas centrados en brindar apoyo a españoles en situación de vulnerabilidad, a las familias, a los mayores y a quienes se encuentran en situación de desempleo.

Según explicaba la propia González de Frutos durante la firma, “la pandemia ha tenido un elevado coste social y es necesario que salgamos de esta situación como una sociedad unida y cohesionada. Debemos superar la COVID-19 en todos sus aspectos y, para enderezar las consecuencias sociales y económicas, es necesaria la solidaridad”.

Los proyectos de Cáritas se centrarán pues en paliar las consecuencias sociales y económicas de la crisis que ha creado en nuestro país el coronavirus, generando altas cotas de desempleo, precarización, pérdidas de ingresos de los hogares y caída del rendimiento de muchos escolares y del estado de salud físico y emocional de muchos mayores, a quienes esta pandemia ha azotado con especial crudeza.

De esta manera, la organización católica se encargará de destinar los fondos donados a bienes de primera necesidad para familias en situación de vulnerabilidad o riesgo de exclusión, así como a costear el pago de suministros domésticos y alquileres de estas personas.

Con el donativo del mercado asegurador español se van a costear igualmente diversos proyectos de refuerzo educativo para menores, además de diversas actividades de ocio y tiempo libre para jóvenes de 6 a 21 años. Además de cursos destinados a sensibilizar a pequeños y adolescentes en riesgo de exclusión, realizando a su vez acompañamientos integrales a las familias en situación de vulnerabilidad y programas de apoyo a la convivencia entre los integrantes de las familias y servicios de asesoría jurídica, entre otros proyectos.

Sin duda uno de los puntos más importantes en los que Cáritas va a recibir apoyo gracias al donativo del seguro es el del empleo. Impartiendo nuevos cursos de formación para desempleados y desarrollando nuevos planes individualizados de reorientación laboral con cargo al donativo. Actualmente, la organización estaba logrando llegar anualmente con estos programas de empleabilidad a 60.000 personas de nuestro país, contando para ello con el apoyo de cerca de 70 empresas de inserción laboral. Organizando cursos en los que estas personas desempleadas pueden aprender un oficio, adquirir experiencia laboral e integrarse de nuevo en el mercado laboral.

La cuarta iniciativa que dispondrá de parte de estos fondos donados por UNESPA es el programa de acompañamiento de mayores. Más allá de la acogida en centros y recursos residenciales repartidos por toda España, la ONG católica presta también ayuda a domicilio a este colectivo con servicios de acompañamiento, apoyo en situaciones de dependencia, con servicios de cátering o lavandería, entre otros.

Pilar González de Frutos, presidenta de UNESPA, y Manuel Bretón, presidente de Cáritas

Todas estas iniciativas ayudan a que estos mayores puedan continuar con su vida en sus hogares, manteniendo al máximo posible su autonomía y evitando la soledad mientras acceden a un envejecimiento activo. Para llevar a cabo toda esta labor de ayuda a los mayores, Cáritas dispone de 24 residencias, ocho centros de día, tres casas hogar y otros tres pisos tutelados. En conjunto son casi 19.000 los mayores que se ven atendidos y beneficiados por Cáritas a través de estos centros e iniciativas.

El fondo solidario del que parte la donación del seguro a Cáritas se creó en abril de 2020 para ayudar a luchar contra la pandemia de coronavirus. Fue el momento en que se unieron 107 compañías aseguradoras de nuestro país y aportaron, en conjunto, un total de 38 millones de euros. Fondos que durante un año sirvieron para costear de forma totalmente gratuita un seguro de vida para todas aquellas personas que trabajaban contra la Covid en centros sanitarios, hospitales y residencias de nuestro país. Ha sido en junio de este mismo 2021 cuando se decidió destinar los 28 millones restantes tras lo que llevamos de pandemia a proyectos sociales y científicos que ayudasen a luchar contra las consecuencias de la misma. Naciendo en ese momento Estar Preparados (para estar más seguros), el programa de donaciones del sector asegurador. De que ya se ha beneficiado Cáritas y que también ha hecho otras grandes aportaciones, como la destinada a los bancos de alimentos, que ya adelantamos recientemente en Terránea.

Por su parte, el donativo ha sido recibido con todos los agradecimientos de Cáritas. Manuel Bretón, su presidente, destacaba que la pandemia “ha pasado por encima de toda la sociedad”. Pero que precisamente los colectivos a los que acompañan desde su organización es a los que más fuertemente ha golpeado: “se pone en evidencia que éstas son, una vez más, las grandes perdedoras de esta crisis”. Razón por la que “queremos enmarcar la importancia que tiene para nosotros el apoyo ejemplar y generoso que nos brindan 107 aseguradoras con esta donación coordinada por UNESPA”, que les ayudará de forma capital en la lucha por mejorar su situación.

El mejor comparador de seguros

Jorge Monroy Criado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.