Perros con Pedigrí: Qué es y por qué puede ser importante

El pedigrí en los perros puede generar cierta duda entre los propietarios si no se tiene un cierto conocimiento de base al respecto. Repasamos los conceptos relacionados y recordamos la importancia que puede tener este aspecto si existe un interés potente.

Ya sea por curiosidad sobre su utilidad, mera anécdota o por un interés competitivo de cara a participar en concursos o competiciones, muchos propietarios y gente de a pie aficionada a los perros suele dudar cuáles son de raza pura, cuáles no y qué significa exactamente el pedigrí. Nosotros, a modo informativo, vamos a intentar dar respuesta a las preguntas que estos usuarios seguidores del mundo animal se cuestionan:

¿Qué quiere decir que un perro tiene pedigrí?

Lo primero, definimos qué es el pedigrí en los perros y qué significa que un perro cuente o no con esta particularidad. El pedigrí es un documento que sirve para certificar la descendencia de la raza de un perro y que únicamente es válido cuando existe un mínimo de tres generaciones de antepasados que hayan estado registrados.

pastores alemanes con pedigrí

Esta definición se basa en el propio origen de la palabra, un anglicismo de pedigree que significa ‘árbol genealógico’ y que también viene de la expresión francesa pied de grue (pie de grulla). Una referencia a las líneas que nacen de un árbol genealógico para explicar la descendencia de un núcleo familiar, que se asemejan a la pisada de este ave.

En definitiva y para cerrar esta infinita explicación idiomática, cuando se dice que un perro tiene pedigrí significa que cuenta con descendencia y que proviene de otras generaciones que forman parte de la misma familia. De ahí que su definición se relacione directamente con la pureza de la raza en cuestión, puesto que este documento certifica que no han existido cruces que no hayan sido deseados con otras razas.

¿Cuántos tipos de pedigrí hay?

La Real Sociedad Canina de España (RSCE) es el único organismo oficial con autorización para certificar y expedir el pedigrí de una raza para su participación en exposiciones reguladas por el FCI. Este trámite se lleva a cabo a través del LOE, Libro Genealógico Español que recoge el número de identificación de cada perro en el árbol genealógico del Libro de Orígenes Español. Los criadores se encargan de solicitar la inscripción en el LOE cuando dan de alta la camada de cachorros antes de sus seis primeros meses de vida.

justificante del pedigrí de un perro de la RSCE

Por otra parte, se encuentra el RRC o también llamado Registro de Razas Caninas. Mientras que el LOE recopila hasta tres generaciones completas de razas caninas, el RRC incluye aquellos ejemplares que no cuentan con pedigrí y fueron sometidos a un juicio morfológico en el que se les reconoció como raza. El RRC es igual de válido que el LOE de cara a obtener un título nacional o internacional.

La diferencia reside en que los que forman parte de éste último grupo cuentan con una parte de su árbol genealógico vacía o inexistente. El “Registro Inicial” determinará si el ejemplar cumple morfológicamente el estándar de la raza. Prueba que no podrá realizar hasta que no cumpla el primer año de vida. Una vez conseguido el RRC, podrá participar en competiciones y sus camadas tendrán vía libre para ser inscritas, aunque no será hasta su tercera generación cuando sus descendientes puedan optar al pedigrí.

Los tipos de pedigrí cuentan con un límite de edad de los padres a la hora de registrar una camada. Por ejemplo, los machos no pueden ser menores de nueve meses y mayores de 12 años, mientras que las hembras no pueden tener camadas antes del año ni más allá de los 10 años.

¿Qué se necesita para sacar el pedigrí?

Existen diferentes tipos de documentos que pueden ser considerados pedigrí de un perro.

El único método viable de obtener un pedigrí es a través del criador o responsable del núcleo zoológico del que forma parte la camada, y si dio de alta la misma en su organización correspondiente a su debido tiempo, al igual que los microchips de cada uno de los cachorros. Los progenitores de los mismos también deben contar con pedigrí registrado para que sus descendientes puedan obtenerlo y la camada pueda acceder al registro.

documentos para el pedigrí de un perro

El proceso de tramitación del pedigrí de un perro requiere los siguientes pasos:

  • Notificar el nacimiento de la camada en el primer mes de vida de la misma (30 días). Tanto las hojas de inscripción como la presentación de las mismas por número de cachorro implicará un coste.
  • La RSCE enviará los formularios de identificación de cada cachorro y se les debe implantar su microchip correspondiente de manera individual.
  • El criador envía el justificante de inscripción a la nueva familia propietaria para que pueda solicitar, si lo desea, el pedigrí oficial del animal a su nombre.

¿Cómo saber si mi perro tiene pedigrí?

La manera más sencilla y rápida de saber si un perro tiene pedigrí es acudiendo a la RSCE y comprobar si el ejemplar se encuentra registrado en la organización. Cuando se adopta un perro, insistimos en que su anterior dueño, criador o responsable debe facilitar el documento correspondiente a su nuevo propietario.

labradores retriever con pedigrí

Una vez que se tenga constancia de que se trata de un perro con pedigrí con tres o más generaciones registradas, será posible obtener el Libro de Orígenes en el Registro de Razas Caninas.

¿Cómo se lee el pedigrí de un perro?

A la hora de leer el pedigrí de un perro, el documento se divide en los siguientes tramos:

  • Datos humanos: Nombre y apellidos de la persona encargada de la crianza y de su responsable o propietario en la actualidad, fecha de transferencia y localización en la que reside.
  • Árbol genealógico: País de origen del perro, número de registro en el LOE, fecha de inscripción, nombre, raza, variedad, sexo, color, fecha de nacimiento, microchip de identificación, fecha de emisión del pedigrí, firmas autorizadas de la RSCE y posibles resultados de análisis o pruebas médicas, títulos obtenidos en el caso de haber participado en concursos o competiciones, siempre hasta el instante de la expedición del pedigrí. Es decir, aquellos títulos que posteriormente consiga el perro o algún familiar de éste no constarán salvo que vuelvas a tramitar el proceso. También se detallará la consanguinidad con padres, abuelos y bisabuelos o, lo que es lo mismo, la relación con todos aquellos ejemplares con los que exista un vínculo genético.

¿Cuánto cuesta tramitar el pedigrí de un perro?

Cuando se modifica la propiedad de un perro, se debe utilizar el Justificante original de Inscripción en el LOE o RRC que debe entregar el criador o el establecimiento responsable del animal. Una vez finalizado el trámite, el nuevo propietario del perro debe recibir el pedigrí del ejemplar a su nombre. La documentación puede enviarse a las oficinas de la RSCE en el caso de ser socio o residente en la Comunidad de Madrid, La Rioja, Ceuta o Melilla. Para el resto de casos, es necesario presentar la documentación en la sociedad canina colaboradora de la RSCE que corresponda a la zona de residencia del interesado.

En cuanto a las tarifas de la RSCE y el coste de tramitar el pedigrí, los precios pueden variar dependiendo del tipo de trámite y de si el usuario es socio/abonado de la RSCE o no. El pedigrí con transferencia de tres generaciones, por ejemplo, cuesta 30.60 euros para los socios, mientras que 45.10 para el resto. Precios más altos que si se trata de tramitar el pedigrí para perros inscritos en el RRC sin genealogía completa (17.80 euros para socios y 26.20 para el resto). La tabla de precios completa que facilita la RSCE es la siguiente:

precios para tramitar el pedigrí de un perro

¿Puede competir un perro sin pedigrí?

El requisito indispensable para que un perro forme parte de un concurso o exposición organizada por la RSCE, ya sea nacional o internacional, es su inscripción en el LOE. Desde que en 2019 la RSCE creara la licencia de Mestizo, contar con pedigrí no es imprescindible para participar en las competiciones o concursos.

perro con pedigrí en competición

Aún así, dicha licencia contiene letra pequeña: Si bien sirve a un perro mestizo para estar presente en estos eventos organizados por la RSCE, no podrá optar a la conquista de ningún título nacional ni a la clasificación para competiciones internacionales.

¿Qué perros tienen pedigrí?

Los perros que cuentan con pedigrí son aquellos con registro en el LOE. Para ello deben cumplir los siguientes condicionantes:

  • Deben ser ejemplares nacidos en España.
  • Con una edad máxima de 12 meses en el momento que se realiza la solicitud de inscripción.
  • Nacidos de padre y madre inscritos en el LOE o en un libro genealógico llevado por una asociación de criadores reconocida conforme al R.D. 558/2001 del 25 de mayo.
  • Nacidos de padre o madre inscritos en el Registro de Razas Caninas (RRC) de la RSCE en el que consten, como mínimo, dos generaciones completas conocidas.
  • Que sean perros importados inscritos en un libro genealógico canino extranjero, reconocido en el país de origen o, en su defecto, por la FCI, cuyos propietarios sean residentes en España y pueda acreditarse con el pedigrí original su vinculación sanguínea con tres generaciones completas conocidas.
pastores belga con pedigrí

¿Cuál es la diferencia entre un perro con pedigrí y sin pedigrí?

La única diferencia reside en la composición genética. Un aspecto que puede merecer mayor o menor importancia dependiendo del interés competitivo de los propietarios. Más allá de ese ámbito, fomentar una importancia extrema del pedigrí y catalogarlo como atributo de un perro “ideal” carece de sentido puesto que la morfología canina se mantiene en constante cambio y son las organizaciones caninas nacionales e internacionales las que establecen ciertos cánones, diferentes según cada organismo y sus ideales morfológicos.

perro mestizo sin pedigrí

Pero dejando al margen la participación en concursos o competiciones, el pedigrí es una herramienta de cara a fortalecer el cuidado canino de nuestro perro. Una vez que podemos conocer al dedillo y empaparnos de sus características, podemos emplear esta información para optimizar al máximo sus cuidados. En cambio, orientar la crianza para formar ciertas morfologías concretas suponen el efecto contrario, perjudicando a la larga la salud del ejemplar y provocando deficiencias tales como problemas respiratorios o incluso malformaciones genéticas.

seguro veterinario para perro

Jesús Rengel Ortiz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.