¿Por qué ladran unas razas de perro más que otras?

En España hay registrados 12 millones de perros y muchos de ellos se concentran en entornos urbanos. Todos los perros ladran, pero algunas de las razas caninas convertidas hoy en mascotas fueron en un pasado reciente animales de trabajo que aún mantienen en su genética el instinto de ladrar. Esto provoca que frente a determinados estímulos estos perros tiendan a emplear las vocalizaciones de una forma excesiva.

Según los datos de REIAC (Red Española de Identificación de Animales de Compañía) en España hay registradas un total de 13 millones de mascotas de las cuales un 93% son perros, aunque este porcentaje puede ser engañoso ya que muchos gatos, hurones y conejos no cumplen con este obligatorio registro.

El alto número de perros provoca que uno de los ruidos más comunes en los núcleos urbanos sean los ladridos y en este sentido hay que apuntar que existen razas caninas con más costumbre de ladrar que otras.

Los ladridos son una forma de comunicación y su objetivo ancestral es alertar a los miembros de la manada sobre algún peligro o circunstancia anómala. Por regla general todos los perros ladran, pero existen razas que tienen una mayor tendencia a hacerlo y por ello es importante conocerlas a la hora de elegir mascota.

Razas de perro que más ladran

Yorkshire Terrier

Por ejemplo el Yorkshire Terrier, una raza activa y nerviosa utilizada en el pasado en el control de plagas de roedores. Los perros de esta raza son muy protectores, lo que origina frecuentes ladridos frente a extraños y ruidos.

Beagle

Por su parte el Beagle, como buen perro de rehala, necesitaba de su ladrido para marcar la posición de las presas. Su adaptación como mascota es complicada ya que conserva fuertemente este instinto junto a un carácter activo.

Pinscher

El Pinscher es otro de los cánidos con mayor tendencia al ladrido, ya que en él se une un carácter activo junto con una personalidad tímida y desconfiada. Este cocktail provoca que en cuanto descuidamos un poco su socialización y educación temprana estos perros recurran al ladrido de forma frecuente.

Schnauzer miniatura

Junto a estas tres razas también nos encontramos a los Schnauzer miniatura, otro “perro ratonero” transformado en mascota. Este ADN hace de ellos pequeños cazadores siempre atentos y qué responden de manera rápida y normalmente ruidosa.

Chihuahua

Por último y por su condición de perro pequeño, temeroso y aparentemente frágil, el Chihuahua suele recurrir también al ladrido con frecuencia.

¿Por qué un perro ladra más que otro?

Finalmente, muchos perros con un manejo inadecuado tienden a desarrollar problemas de conducta, como ansiedad por separación, que provoca o potencia el ladrido durante los periodos de soledad, incluso en razas que tienden a ser bastante silenciosas como galgos o huskies. Estos problemas de comportamiento pueden tratarse con un poco de trabajo, paciencia y la ayuda de profesionales cualificados.

seguro veterinario para perro

TERRÁNEA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *