Southern Phantom, el primer caballo pura sangre con la cabeza blanca

A veces la genética hace de la suyas y en el caso de Southern Phantom el cruce de genes ha producido un pura sangre único en el mundo. Este caballo tiene la cabeza blanca, un ojo marrón y otro azul, medias blancas en las patas y una panza con grandes manchas blancas. Por esta razón e potro de dos años que acaba de comenzar a competir ya arrasa en las redes sociales.

Todos estamos de acuerdo en que con distintas graduaciones el color blanco es una capa muy habitual entre los caballos, en unas razas más normal que en otras, pero lo que muchos propietarios desconocen es que en el mundo equino los caballos albinos no existen. La razón es que los genes portadores del albinismo provocan que los fetos sean abortados por las yeguas durante las primeras semanas de gestación.

Todos los actuales caballos pura sangre descienden de los tres primeros sementales que en el siglo XVIII dieron lugar a esta raza en Gran Bretaña: Goldolphin Arabian, Darley Arabian y Byerly Turk. A partir de aquí pocos caballos pura sangre han destacado por su color blanco, al menos hasta la llegada a los hipódromos de un potro de dos años que responde al nombre de Southern Phantom y que para los expertos es un auténtico milagro genético.

Este potro tiene un pelaje único en el mundo, con una cabeza que parece recién salida de un balde de pintura blanca, medias del mismo color que van desde los cascos a la rodilla, una panza con grandes manchas blancas, una cola que oscila del oscuro al claro y dos ojos de distintos colores, uno marrón y otro azul, una circunstancia genética que suele darse en aquellos caballos donde las tonalidades blancas en la cabeza son dominantes. En opinión de los expertos nunca ningún pura sangre se presentó con este uniforme de carreras.

Nacido en junio de 2016 en Southern Equie Stables, una cuadra radicada en Midway (Kentucky), este caballo se convirtió en una celebridad desde el mismo momento de su nacimiento. Su debut en competición se produjo el pasado mes de julio en el hipódromo de Saratoga, donde consiguió un tercer puesto, aunque en las redes sociales el potro Southern Phantom arrasa a todos sus rivales por muchos cuerpos de ventaja y su fama y popularidad es superior a la del ganador de la Triple Corona.

El preparador de Southern Phantom es Eric Guillot y él fue quien se puso en contacto con la revista Bloodhorse cuando vino al mundo este potro, hijo de Bodemeister (ganador del Derbi de Arkansas de 2012 y segundo en el Derbi de Kentucky en el Preakness Stakes del mismo año) y de Out For Revenge (hija de Bernardini, campeón del Preakness Stakes de 2005), convencido de que Southern Equie Stables se había encontrado con un caballo de leyenda.

Fue al director de Bloodhorse al que se le ocurrió que fueran los internautas los que bautizaran a un potro que antes de ganar una sola carrera ya ha pasado a la historia de los caballos pura sangre. Más de tres mil personas participaron en este bautismo a través de internet y una aficionada de Luisiana que fue la encargada de aportar el acertado nombre de Southern Phantom, que hace referencia a la cuadra donde nació el animal y que también es un tributo a la máscara que porta el Fantasma de la Ópera en la película del mismo nombre.

La piel pigmentada en rosa de Southern Phantom es más sensible que la de cualquier otro caballo y por ello sus cuidadores no pueden descuidarse a la hora de prevenir que el potro no pase muchas horas a la intemperie, sobre todo si hace sol, cuidando siempre de que no le falte protector solar adecuado y que la hidratación de su piel sea la correcta. Además, el uso de este tipo de sustancias hace necesario que el caballo deba ser sometido a frecuentes lavados.

Los propietarios de Southern Phantom esperan que cuando su potro llegue a los tres años se convierta en un caballo que gane algunas carreras, porque los triunfos unidos a la peculiaridad de su color le facilitaran sin duda un buen número de hembras y ello redundará en más ingresos.

Por ahora en lo que gana este “Fantasma”, como es conocido, es en el número de personas que quieren hacerse una foto junto a él, algo que a su entrenador no le agrada mucho. Lo aconsejable es que antes de una carrera los caballos estén tranquilos y relajados, pero en Saratoga el box era un hervidero de curiosos que querían hacerse un “selfie” junto a “Fantasma”.

seguro para caballos

Southern Phantom, el primer caballo pura sangre con la cabeza blanca
5 (100%) 2 votes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *