Thai Ridgeback: El perro crestado tailandés

Entrenados como animales de caza y custodia el Thai Ridgeback es una raza originaria del este de Tailandia y que en Occidente es prácticamente desconocida por el gran público, aunque en los últimos años su fama se ha incrementado gracias a que estos perros poseen un temperamento activo y familiar.

THAI RIDGEBACK

El Thai Ridgeback es una raza canina originaria del este de Tailandia, país donde estos perros han sido históricamente entrenados para la caza, desde serpientes hasta jabalíes, y la protección de propiedades y personas.

A pesar de su antigüedad, unos 350-400 años, esta raza es prácticamente desconocida en Occidente, aunque en los últimos años es cierto que estos perros han ganado fama como animales de compañía por su aspecto exótico y su temperamento activo y familiar.

Una de las peculiaridades de los Thai Ridgeback es que estos animales no han sido sometidos a ningún proceso de estandarización de la raza, como ha sucedido en otros muchos casos, lo que ha permitido que su desarrollo y evolución hasta llegar a nuestros días se haya producido de forma natural.

El primer estándar oficial de esta raza fue realizado en 2003 por la FCI y en él figura que es deseable que estos perros muestren una mancha negra en la lengua. A partir de ahí podemos afirmar que el Thai Ridgeback es un perro de tamaño mediano, perfil rectangular, cuerpo ligeramente más largo que alto, musculatura robusta y notable resistencia física.

Los machos suelen tener una altura de 56-61 centímetros, con un peso corporal medio de unos 30 kg, mientras que en el caso de las hembras la altura oscila entre 51 y 56 cm y el peso entre los 20 y 25 kg.

La espalda de estos perros es fuerte y nivelada, mientras el lomo es ancho y la grupa se muestra moderadamente inclinada. Estos perros tailandeses destacan también por tener un vientre recogido y un pecho profundo con costillas bien desarrolladas. Las caderas también están bastante desarrolladas, con muslos bien marcados y patas rectas terminando en pies ovalados.

Cuando están alertas estos perros muestran unas características arrugas en su frente que nos permiten identificarlos más fácilmente, con ojos almendrados de color oscuro o ámbar cuando se trata de ejemplares con pelaje plateado o azulado.

El manto del Thai Ridgeback está conformado por pelos cortos y finos, con un característico saliente o cresta (ridge) sobre su espalda y lomo, de ahí su sobrenombre de “crestado tailandés”. Solo se admiten colores sólidos azul, negro, castaño claro o rojo (preferiblemente con máscara negra en sus ojos).

La ausencia de estandarización provoca que los Thai Ridgeback sean una raza canina sin las clásicas enfermedades hereditarias de carácter degenerativo que aparecen en otros casos, aunque ello no evita que sufran otro tipo de dolencias como la displasia de cadera. La esperanza de vida de estos perros se sitúa entre los 12 y 15 años.

seguro para perro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *