El efecto relajante de los caballos en las personas

Sólo con la presencia de un equino, las personas notamos una sensación de calma y tranquilidad que recibimos simplemente con estar junto a este animal. Un efecto que es empleado constantemente y que explica porqué los caballos son utilizados como animales de terapia.

CABALLOS RELAJAN A PERSONAS

La relación entre humanos y caballos ha sufrido una constante evolución con el paso de la historia. Desde el origen de la especie se ha mantenido junto al hombre y tras ser domesticado hace más de 5.000 años, humanos y equinos han desarrollado su relación obteniendo nuevos descubrimientos. Sin duda, uno de los más importantes ha sido la función terapéutica que ejercen en personas con algún tipo de discapacidad, también denominada como equinoterapia.

La Universidad australiana de Nueva Inglaterra ha querido profundizar en el estudio de estos animales y ha llevado a cabo una nueva investigación mediante la que ha concluido una nueva ventaja que supone contar con la compañía de un equino. Y es que los resultados del proyecto señalan que la mera presencia de un caballo en algún lugar en el que nos encontremos nos proporcionará mayor calma y tranquilidad, provocando esta en nosotros una especie de efecto que podría denominarse como calmante.

Las razones que han llevado a esta facultad a iniciar la investigación se basan sobre todo en el desafío que supone para uno de sus responsables, Saan Ecker, la escasa estandarización que existe sobre los elementos efectivos de psicoterapia asistida por caballos. Esto supone además una dificultad añadida a la hora de sacar conclusiones sobre sus posibilidades. Ecker explica que el «valor terapéutico de la relación natural entre animales como los perros y los gatos está bien documentado», pero en cambio, resalta que la información acerca de los beneficios de realizar una terapia con caballos o en presencia de los mismos «es mayormente anecdótica».

Junto a Ecker, trabajó también en el proyecto su compañera Amy Lykins, y ambos idearon la elaboración de un estudio para comprobar la reacción de las personas que no habían contado con experiencia previa a la hora de interactuar con caballos de forma natural.

Los resultados mostraron que más de la mitad de los adultos participantes en las pruebas se encontraban fisiológicamente más tranquilos en presencia de un caballo según indicaba la variabilidad de la frecuencia cardíaca (VFC), que mide cómo varía el tiempo entre cada latido cardíaco.

Fueron un total de nueve los adultos que se sentaron en sillas colocadas en un patio en el que pasaron diez minutos con cinco equinos diferentes que por allí deambulaban con total libertad. De esta forma, el equipo de expertos compararon el VFC mientras se encontraban en el patio con otra línea de base previa a la exposición, y encontraron «una mejora del 40% de los sujetos que formaron parte de las pruebas, además de un deterioro en el 23% en 43 interacciones de diez minutos entre humanos y caballos», según explica Ecker. Por otro lado, calificó como «emocionante» el hecho de que los resultados combinados muestran un «efecto positivo en VFC en las diferentes fases del experimento a pesar de que la experiencia es bastante variada para diferentes personas».

Por tanto, el estudio sirve para probar que los animales producen un efecto relajante en nosotros en un contexto terapéutico. Y al mismo tiempo, se comprobó la reacción de los caballos que fueron utilizados en las pruebas ante la presencia de personas, siendo igual de satisfactorio el resultado. Los equinos se mostraron tranquilos y cercanos a las mismas, y demostraron estar acostumbrados a su presencia. En más del 70% de las interacciones que se registraron, los equinos eligieron pasar tiempo con las personas que se encontraban en el patio, según indica Saan en sus conclusiones.

Una investigación que corrobora la existencia de una influencia por parte de los caballos en las personas, que se ven afectadas por la presencia de estos animales de manera relajante. Unos resultados que pueden ser la base para futuros estudios que profundicen más si cabe y desarrollen la relación entre equinos y personas, además del impacto de la terapia que se realiza.

seguro para caballos

Jesús Rengel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *