Seguro para Autónomos Barato: ¿Existe? ¿Qué cubre?

Dicen que los autónomos nunca enferman, y sus motivos tienen. ¿Qué tipos de seguro para autónomos baratos hay en el mercado? ¿Cuáles son los más recomendables?

El trabajador autónomo en España está acostumbrado a asumir numerosos riesgos a lo largo de su trayectoria laboral. Pese a estar incluido dentro del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos de la Seguridad Social, en el que cuentan con asistencia sanitaria, jubilación o maternidad, en ocasiones no es suficiente y la opción de contratar algún tipo de seguro privado que complemente a estas prestaciones cada vez es más habitual y recomendable.

Los autónomos pueden contratar varios tipos de seguro.

Resulta vital que como empleado autónomo, éste se encuentre protegido en caso de accidente o enfermedad, además de tener asegurado el negocio que tiene a su cargo. Si eres autónomo, cualquier imprevisto que se te presente en el trabajo puede ocasionarte un disgusto mayor si no dispones de una póliza que te ‘cubra las espaldas’. Este tipo de seguros son complementarios a los servicios que presta la Seguridad Social, por lo que son totalmente recomendables para imprevistos.

Es importante saber que existen coberturas adecuadas al tipo de profesión, por lo que antes de contratar cualquier tipo de póliza, es necesario que el trabajador autónomo tenga claro cuáles son sus necesidades más básicas. Para solventar las dudas están las aseguradoras, entre las que puedes comparar los productos estándar que mejor se adapten a lo que más te convenga, según el empleo al que te dediques.

1 – Seguro para autónomos de baja laboral

Ser autónomo implica riesgos. Por ello, un seguro para autónomos muy solicitado es el de baja laboral, que gana protagonismo al cubrir las necesidades económicas que necesite el empleado en aquellos períodos de tiempo en los que se encuentre imposibilitado para cumplir su labor. Para casos de accidentes o de enfermedad, recuerda que puedes evitar disgustos teniendo contratado un seguro de baja laboral que te permita tener la tranquilidad necesaria en casos inesperados.

seguro de baja

Para acceder a esta prestación, son necesarios dos requisitos: haber cotizado al menos 180 días en los últimos cinco años y estar al corriente de los pagos con la Seguridad Social. Contratar este tipo de póliza compensa los ingresos que se va a recibir, ya que de esta forma la compañía aseguradora nos proporcionará una cantidad diaria cuando no estemos en condiciones de trabajar, al estar asegurados.

Hay que tener en cuenta que el acceso a unas coberturas u otras dependerá del tipo de póliza que contrates, y que el precio del seguro variará en función del servicio que hayas escogido. Para elegir con seguridad, puedes equiparar las opciones de seguro que ofrecemos para un caso de baja laboral en nuestro comparador.

Muy similar en funcionamiento y prestaciones actúa también la cobertura de invalidez laboral. Al igual que la baja, el objetivo es cubrir las necesidades económicas y sanitarias del trabajador durante el período de tiempo en el que se encuentre indispuesto para realizar su empleo con total normalidad.

Ser autónomo implica riesgos. Contratar un seguro puede ser la solución.

2 – Seguro para autónomos: Responsabilidad Civil

No suele ser obligatorio, aunque en algunas actividades empresariales, como es el caso del sector industrial, sí puede ser exigido. Se trata de un seguro para autónomos que cubre posibles daños en el recinto (como un robo) que puedas sufrir tanto tú como tu lugar de trabajo. Pese a no ser indispensable, es muy útil para evitar situaciones complicadas e imprevistas.

Con un seguro de accidentes, la póliza cubre con un abono diario una cantidad económica por cada día que no trabajes. Según los riesgos que puedas sufrir en tu empleo, te saldrá más rentable contratarlo o no.

Es posible que en algunos casos, la póliza de baja laboral pueda cubrir también los casos de accidentes, por lo que es conveniente revisar las condiciones antes de hacer efectivo el servicio. Este tipo de seguro para autónomos también suele incluir cláusulas e indemnizaciones en caso de invalidez o fallecimiento.

3 – Seguro de Salud y de Vida para autónomos

El seguro sanitario complementa las prestaciones sanitarias de la Seguridad Social y cuentan con garantías especiales para los trabajadores, además de asegurar una mayor cobertura en caso de accidente laboral y enfermedad.

Se suele decir que el trabajador autónomo nunca enferma. Es cierto que muchos no se pueden permitir estar de baja por la falta de ingresos. En todo caso, es importante conocer qué cubre con exactitud, al igual que estudiar las circunstancias bajo las que se contrata y el precio que estamos dispuestos a desembolsar.

La póliza de un seguro de vida sirve para que tanto el trabajador como su familia queden cubiertos en caso de fallecimiento. Aunque nadie se plantee sufrir unas circunstancias similares durante su empleo, es importante tenerlo presente y no descartar ninguna posibilidad. Los traslados a hospitales y la asistencia sanitaria son los servicios adicionales que pueden obtenerse de este tipo de seguro para autónomos.

Hay que recordar que en caso de fallecimiento, como cliente eres quien debes haber decidido quienes serán los beneficiarios y la modalidad de pago de tu cobertura, por lo que te recomendamos que seas precavido y decidas con previsión.

Los autónomos son los más abandonados en el sistema público de pensiones.

4 – El seguro de jubilación, ¿un problema para los autónomos?

Pese a que la póliza de jubilación debe suponer una garantía para el futuro de los autónomos, una gran parte de ellos no opina lo mismo. Según una encuesta realizada por el Instituto Aviva, son los españoles más abandonados por el sistema público de pensiones. Dicha encuesta se ha encargado de analizar la percepción que existe sobre la protección pública que contienen los distintos colectivos, y la respuesta ha sido clara.

Hasta un 88,6% de los españoles encuestados considera que los autónomos se encuentran desprotegidos respecto a su jubilación por el sistema público. Éstos son los líderes de una lista que encabezan por delante de las personas encargadas de labores domésticas (88,4%); los parados de larga duración (85,3%); y los jóvenes ‘millennials’ de entre 20 y 35 años (83,9%).

Unos datos preocupantes si consideramos esta cobertura como complemento a las prestaciones que reciben por parte de la Seguridad Social. Muchos profesionales optan por cotizar por la base mínima, pese a lo que eso supondrá para la cantidad de pensión que cobrarán una vez alcanzada la jubilación.

El Instituto Aviva afirma que en 2015 se registraron más de 3,1 millones de empleados cubiertos por el Régimen de Trabajadores Autónomos, un número que equivale a la cuarta parte de los asalariados o trabajadores por cuenta ajena, y a un 17,3% del porcentaje total de trabajadores en España. Una cifra que ha ido decreciendo en los últimos 40 años a un ritmo de 0,5% al año (en la década de los setenta, 3,7 millones de autónomos suponían el 30% del total de asalariados).

Aunque las cifras vayan a menos, el porcentaje de trabajadores autónomos sigue siendo importante. Y, fijando los resultados de la encuesta como principal valedor, las conclusiones no pueden ser buenas ante un porcentaje tan alto de respuestas negativas en un tema tan relevante como el sistema de pensiones. Algo a tener en cuenta para aquellos profesionales que incluso acaban de comenzar a ejercer su ocupación laboral de forma autónoma recientemente. Estudiar con previsión todos los detalles será fundamental.

Antes de escoger el seguro es fundamental analizar cada uno de los tipos.

Antes de elegir, piensa y analiza las condiciones

Por último, ya seas autónomo o no queremos aconsejarte bien a la hora de escoger una cobertura adecuada para lo que precises. Es conveniente revisar todas las opciones con anterioridad antes de decantarte por una en concreto. Recuerda que algunas pólizas pueden cubrir las mismas necesidades, por lo que escoger una requiere comprobar con detenimiento cuál es la que más servicios complementarios que te interesen reúne.

A mayor cobertura contratada, más cara será la póliza que se deberá abonar. Ten presente cuál es el seguro que realmente te hace falta antes de gestionar los trámites. Una vez lo hayas hecho, elige sin dudar la opción que te permita asegurarte un seguro, -en el caso de que seas trabajador autónomo-, que complemente los servicios que ya de por sí ofrece el Régimen Especial de trabajadores Autónomos de la Seguridad Social.

¿Qué te parece cada cobertura? ¿Son las ideales para un trabajador autónomo?. Si ya ejerces como tal en tu profesión, ¿Has contratado alguno de algún seguro para autónomos?, ¿Cómo fue la experiencia? ¡No dejes de comentar y contarnos con detalle!

Y si lo deseas, puedes comprobar cuánto se cobra estando de baja laboral en este artículo.

Seguros Terranea

Espero que este artículo te haya servido de ayuda. Cualquier duda, podéis consultarnos en los comentarios o llamarnos al 91 640 30 01.

Seguro para Autónomos Barato: ¿Existe? ¿Qué cubre?
4.9 (97.5%) 32 vote[s]

2 Comentarios

  1. Hola quería información de seguro de baja temporal por accidente o enfermedad. Gracias

    • Buenos días Alberto,
      Puede ponerse en contacto con nosotros enviando un correo a produccion@terranea.es con su número de teléfono y uno de nuestros asesores se pondrá en contacto con usted para informarle de todo lo que necesite.
      O si lo desea, también puede llamar al 91 640 30 01 y, del mismo modo, le informarán al respecto.
      Muchas gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *