Los camiones autónomos amenazan el 100% del empleo de largo recorrido en EEUU

camion autonomo imagen de archivo prototipo en funcionamiento

Los camiones autónomos podrían dejar sin trabajo a los estadounidenses

La Casa Blanca firma el primer informe que analiza el impacto de la conducción autónoma en el transporte. Se calcula que, en el transporte de larga distancia, podrían verse afectados entre el 80 y el 100% de los conductores profesionales por culpa de los camiones autónomos.

Estados Unidos, concretamente en el estado de Nevada, ha sido el primer país del mundo en permitir los ensayos con camiones autónomos en circunstancias de tráfico real. Desde hace más de un año Daimler Trucks está realizando pruebas en carretera con tractoras Freightliner equipadas con las distintas tecnologías y sistemas que permiten una conducción autónoma.

Para los departamentos de I+D de todos los fabricantes de camiones la aplicación de las tecnologías de conducción autónoma supondrá un antes y un después para el transporte de mercancías por carretera y por ello distintas entidades oficiales se han apresurado a promover informes cuyo objetivo es analizar y prever el impacto que la conducción autónoma tendrá en el colectivo de conductores profesionales en particular y en el ámbito de la seguridad vial en general.

Según el documento “Artificial Intelligence, Automation and the Economy” publicado el pasado mes de diciembre por la Oficina de la Presidencia de la Estados Unidos, se calcula que de los 3,72 millones de conductores profesionales que trabajan con camiones pesados en este país, entre 2,2 y 3,1 millones podrían ver amenazado o alterado sustancialmente su trabajo por el desarrollo e implantación de la conducción autónoma.

Según el citado informe entre el 80 y el 100% de los conductores norteamericanos de camiones de más de 12 toneladas que operan en larga distancia, actividad que emplea a 1,7 millones de profesionales, podrían ser innecesarios con el desarrollo de los camiones autónomos. En el caso de los camiones ligeros la conducción autónoma podría afectar al 20-60% de los aproximadamente 8,3 millones de conductores que trabajan en este sector.

En España los ensayos con camiones autónomos se permiten tan sólo en recintos cerrados, aunque sindicatos y organizaciones de transportistas ya han mostrado su preocupación e interés por estas nuevas tecnologías y han instado al ministerio de Fomento para que promueva estudios que permitan anticipar el impacto que tendrán los camiones autónomos en el transporte por carretera.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *