En Barcelona los perros no podrán ir sueltos por la calle

El próximo año el Ayuntamiento pondrá muchas restricciones al paseo de perros y obligará a que los propietarios obtengan el carné de tenencia responsable.

El Ayuntamiento de Barcelona prevé que el próximo año la capital catalana ya cuente con áreas restringidas para perros. Estas zonas, que por ley tendrán una superficie mínima de 700 metros cuadrados, deberán estar repartidas por toda la ciudad a razón de una por barrio y su horario de utilización será limitado con el fin de evitar molestias al resto de ciudadanos.

Las autoridades municipales de la Ciudad Condal proyectan que en 2018 ya estará totalmente desarrollada la actual ordenanza sobre protección, tenencia y venta de animales de compañía que el ayuntamiento dictó en 2014 y será en ese momento cuando probablemente se prohibirá que los perros (y en general todas las mascotas) puedan ir sueltos por las calles y jardines de la ciudad, salvo cuando se encuentren en aquellas áreas específicas que por normativa estén destinadas a tal fin.

Hasta que llegue ese momento existe una “teórica” moratoria sancionadora para los propietarios que lleven a sus perros sueltos por Barcelona, una circunstancia que sin embargo no ha evitado que por este motivo la Guardia Urbana haya realizado más de doscientas sanciones en lo que va de año.

Por otro lado y enmarcadas en el mismo plan global que pretende conseguir una mejor convivencia entre perros y ciudadanos, el próximo año también habrá en Barcelona unas 73 áreas calificadas como de “uso compartido”, lugares donde los perros podrán ir sueltos en determinados horarios y siempre que su propietario esté en posesión del carné de tenencia responsable. Estos horarios cambiarán en función de los días de la semana y de las épocas del año.

La existencia de este documento, que teóricamente debería estar listo en 2018 y cuyos requisitos de obtención no se conocen todavía, ha levantado mucha polémica entre los propietarios de perros, que ven en esta medida una iniciativa destinada a reducir drásticamente la presencia de perros, o al menos de algunas razas de perros, en los jardines y parques públicos de Barcelona.

Se teme que los horarios de “uso compartido” que se establezcan sean muy restringidos y que el Ayuntamiento ponga muchas limitaciones a la hora de otorgar carnés de tenencia responsable a los propietarios.

Calcula el seguro para tu perro

En Barcelona los perros no podrán ir sueltos por la calle

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *