Bolillo, el símbolo perruno de la Caravana Migrante que cruza México

En su país, Honduras, le llamaban Fiera, pero a su llegada a México su nombre cambió por el de Bolillo. Se trata de un pitbull que viaja con sus dueños en la Caravana Migrante que cruza México con destino norte y que desde que salió de su casa tan sólo come “bolillos”, unos típicos panes de harina de trigo de bajo coste.

Bolillo, el perro que viaja en una caravana.

En Honduras le llamaban Fiera, o también Bestia, en honor al tren de carga que cruza México de punta a punta cargado de migrantes que huyendo de la pobreza buscan el “sueño americano” en Estados Unidos, pero una vez cruzado el río Suchiate que separa México del resto de países centroamericanos este pitbull con apariencia de feroz ha sido rebautizado como Bolillo.

Hace semanas que acompañando a sus dueños este perro es uno más de los miles de hondureños y de otras nacionalidades que desde el pasado día 13 y después de cruzar Guatemala conforman la Caravana Migrante que atraviesa México con destino al norte. Como fue educado para ser un animal pacífico e inofensivo este pitbull se ha ganado el cariño de los migrantes y la atención de los medios de comunicación, convirtiéndose en uno de los símbolos de la marcha.

Durante todo este tiempo Fiera ha tenido que cambiar sus hábitos alimenticios y ahora únicamente come “bolillos”, unos típicos panes de bajo coste hechos de harina blanca de trigo y que son “el pan nuestro de cada día” de los más de 7.000 migrantes que -según cálculos de la ONU- conforman la caravana y también de millones de mexicanos que a diario no pueden pagarse otra cosa.

Bolillo, sus dueños y todos los migrantes que caminan por México llevan andados cientos de kilómetros y dentro de otros cientos más tendrán que enfrentarse al “ejército” que Donald Trump ha ordenado apostar en los límites de la frontera sur de su país para evitar a cualquier precio la entrada de lo que llaman “indocumentados”. En unas pocas semanas entre ellos estará un perro llamado Bolillo.

Una vez en México el primer objetivo de la familia de este pittbull ha sido encontrar a Luna, una perrita cuyos dueños prometieron regalarles dos pollos asados (rostizados) si conseguían cruzar la frontera mexicana y alcanzar la ciudad de Huixtla (Chiapas). Afortunadamente, según las últimas noticias el premio se ha conseguido.

Por cierto, que de forma coloquial y un tanto peyorativa en México los norteamericanos suelen ser conocidos como “bolillos”. La razón de este apelativo está en que son blancos y de carácter insípido.

seguro para perro

Bolillo, el símbolo perruno de la Caravana Migrante que cruza México
4.5 (90%) 2 votes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *