Caballos en Cuba: La “Revolución” descubre el negocio ecuestre

La Revolución Castrista prohibió las carreras de caballos en Cuba, lo que no impidió que en la isla se mantuviera viva la cría del autóctono Caballo Cubano de Paso, desde siempre utilizado como animal de transporte. En la actualidad las autoridades cubanas están fomentando, con ayuda de expertos holandeses, la cría de caballos de competición, una actividad en crecimiento que ha convertido a la isla caribeña en un emporio ecuestre.

CARRERAS DE CABALLOS EN CUBA

Tras el triunfo de la Revolución Castrista las carreras de caballos fueron prohibidas en Cuba y el que en otros tiempos fuera el Gran Hipódromo Oriental Park de Marianao acabó quedando sepultado bajo una gruesa capa de asfalto, convirtiéndose desde entonces en un vasto parking para camiones.

Esta circunstancia política no fue obstáculo para que en las zonas rurales de Cuba continuara criándose el llamado Caballo Cubano de Paso, una raza equina originaria de la isla caribeña y que desde la llegada de los conquistadores fue desarrollándose con características propias a partir los caballos españoles llegados al Nuevo Mundo con las distintas expediciones llegadas desde la Península.

Caballo Cubano de Paso

Fruto de su origen español el Caballo Cubano de Paso es un animal fuerte, de apariencia elegante y perfil recto, que por su buen ritmo y estilo de marcha en Cuba se ha utilizado desde siempre y de forma preferente como medio de transporte. Esto se debe, fundamentalmente, a que estos caballos tienen un “andar” más cómodo para los ocupantes de los carruajes y que además son capaces de recorrer mayores distancias en un menor tiempo.

Según los expertos algunos de estos caballos incluso hacen lo que se llama el “paso del gualdrapeo”, un movimiento tan suave que quién va montado puede llevar un vaso lleno de agua sin que se le derrame una gota. También se decía que un Caballo Cubano de Paso podía hacer una jornada de cuarenta y cinco a sesenta millas sin dar muestras de cansancio y que en una marcha forzada podían recorrer hasta ochenta millas.

CABALLO CUBANO DE PASO

Esta utilización como medio de transporte continuó con la llegada al poder de Fidel Castro, dada la escasez que existía en la isla de vehículos motorizados, mientras que para el trabajo en las grandes fincas rurales los ganaderos prefirieron optar por el Caballo Criollo de Trote.

La altura de un Caballo Cubano de Paso puede oscilar entre 1,45 y 1,51 metros, aunque el promedio de alzada está en los 1,48 metros. El Caballo Cubano de Paso tiene un esqueleto fuerte, tendones y articulaciones bien definidas, un cuello de mediana longitud fuerte y bien insertado en ambos extremos y unas extremidades poderosas y con una estructura ósea muy sólida.

Estos caballos son de temperamento dócil y en general pueden presentar cualquier tonalidad en su capa de pelo, aunque por regla general predomina el bayo sin que las partes blancas lleguen a sobrepasar el 50% del total del pelaje. Una de las características físicas de estos caballos y que los distingue de otras razas es que presentan un escroto pigmentado.

Criar caballos en el Caribe

Por otro lado, en la actualidad la cría de caballos es una actividad en crecimiento en Cuba. El principal criadero se encuentra en el rancho La Loma, donde con la ayuda de expertos holandeses y partiendo de ejemplares Criollos y Cubanos de Paso, cruzados con sementales procedentes de otros países sudamericanos y de caballos de salto importados de Holanda, se están consiguiendo ejemplares para todo tipo de competiciones, incluso purasangre, que son vendidos a clientes de todo el mundo.

CARRERAS EN CUBA

Se calcula que en este emporio ecuestre, con unas condiciones climáticas muy propicias para la cría caballar, convivan 17.000 ejemplares de al menos diecisiete razas equinas, un negocio que ha provocado que desde 2010 y durante la primera quincena de febrero vengan celebrándose en el Centro Nacional Ecuestre del Parque Lenin los llamados “Remates Élite Habana”, una subasta de caballos que atrae a clientes de todo el mundo.

seguro para caballos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *