Las colas de los gatos nos dicen mucho más de lo que pensamos

A pesar de que el perro está considerado como el mejor amigo del hombre hay muchas personas que prefieren a los gatos y que seguramente desconocen que, como sucede con los perros, los felinos también nos expresan con sus colas cuales son en cada momentos sus sentimientos y estados de ánimo.

Los perros son las mascotas por excelencia y por ello son muchos los estudios que analizan las formas de comunicación canina a través de los distintos ladridos, de las posiciones corporales, de la cola o de las orejas, pero por el contrario poco se ha investigado sobre los gatos, animales que también conviven con nosotros en un buen número de hogares.

Curiosidades sobre las colas de los gatos

Como buenos cánidos acostumbrados a vivir en grupo social los perros son muy transparentes en su comportamiento, por lo que en la mayor parte de las veces es sencillo averiguar cuál es su estado de ánimo en cada momento. Sin embargo los gatos son mucho más opacos y su mirada siempre hacia el infinito hace muy difícil para las reconocer o saber que está pasando por su cabeza en cada instante.

Al igual que los perros demuestran sus emociones con el rabo, realizando movimientos rápidos de un lado a otro cuando están alegres o escondiéndolo entre las patas traseras cuando se encuentran en una situación de miedo, para Carlos Siracusa, profesor de la Escuela de Veterinaria de la Universidad de Pensilvania, los gatos también se expresan sus estados de ánimo a través de las distintas posiciones o gestos de sus colas.

En sus estudios con felinos el profesor Siracusa ha identificado seis posiciones de la cola que pueden identificarse o asociarse con diferentes estados de ánimo. Durante el amanecer y el atardecer es cuando más y mejor podemos observar estos estados de ánimo, dado que los gatos son animales fundamentalmente nocturnos y que por el día prefieren estar relajados y descansando.

Los seis estados de ánimo definidos por Carlos Siracusa son:

-Cola estirada con gancho hacia arriba: Es la forma que tienen los gatos de acercarse amablemente a saludar.

-Cola estirada con gancho hacia abajo: El animal no se encuentra cómodo y por ello se encuentra en actitud defensiva.

-Cola baja y sin movimiento: Si nuestro gato tiene la cola relajada y no la mueve significa que está en un estado de relajación máximo y que se encuentra tranquilo y seguro.

-Cola estirada: En los gatos tener la cola estirada es muestra de agresividad. Si observamos que nuestro gato adopta esta posición lo mejor es dejarle tranquilo.

-Azotes: Es síntoma de nerviosismo y de estado de alerta máximo.

Cola hinchada y arqueada hacia atrás: Esta posición de la cola nos muestra que el animal tiene miedo, por lo cual puede pasar a posiciones o actitudes más agresivas si se siente amenazado.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *