GLP, el combustible alternativo más utilizado en España

Junto a los vehículos eléctricos y los propulsados por gas natural comprimido (GNC), el mercado español nos ofrece el Gas Licuado del Petróleo (GLP) como combustible de automoción, una solución más barata que la gasolina, que ofrece una gran autonomía y a la que la DGT otorga la calificación ECO, lo que facilita que los coches con GLP puedan sortear las limitaciones al tráfico en las zonas de bajas emisiones.

Coche repostando GLP

Hasta el pasado mes de agosto se habían matriculado en España 19.645 vehículos propulsados por Gas Licuado del Petróleo (GLP), una cifra muy similar a la que se contabilizó en todo 2018, lo que significa que en estos momentos el GLP es el combustible alternativo más demandado en nuestro país con el 2,7% de las matriculaciones.

En los primeros ocho meses del año se registró un incremento del 62,6% con respecto a los 12.081 vehículos matriculados entre enero y agosto de 2018 y si se mantiene la tendencia los expertos calculan que se cerrará el año con cerca de 30.000 matriculaciones, a lo que se sumará un aumento del 50% en el consumo de GLP para automoción.

Por su parte, en el mismo periodo de tiempo (enero-agosto 2019) las matriculaciones de vehículos eléctricos alcanzaron el 0,6% y los alimentados con gas natural comprimido (GNC) el 0,4%, cifras que suponen que por cada automóvil eléctrico se vendieron cuatro de Autogas, denominación comercial que recibe el GLP.

De gasolina a GLP

Las posibilidades de transformación son, precisamente, una de las principales razones del éxito del GLP con respecto a otros combustibles alternativos, aunque este cambio tan sólo puede hacerse en vehículos equipados con motores de gasolina (ignición), nunca con mecánicas diésel (compresión).

Las tecnologías actuales ofrecen la posibilidad de reconvertir a GLP vehículos ya en circulación a través de un proceso rápido y asequible, cuyo coste puede oscilar entre 1.200 y 3.000 euros y que se lleva a cabo en talleres especializados y en un plazo de tiempo relativamente reducido.

Se calcula que en 2018 se adaptaron alrededor de 6.000 unidades y que en 2019 ya se habían superado las 5.000 hasta agosto, un proceso de transformación que comienza a ser rentable a partir de los 15.000 kilómetros anuales. Por debajo de esta cifra mejor dejar la cosa como está.

Quienes estén interesados en pasar su coche de gasolina a GLP deben tener en cuenta a la hora de echar números, que la potencia del vehículo se reduce alrededor de un 2% y que el consumo se incrementa en aproximadamente un 5%.

Los potenciales clientes del GLP que prefieran optar por vehículos de nueva matriculación también pueden encontrar en el mercado distintas opciones en casi todas las marcas, aunque lógicamente la oferta es muy inferior a la que existe en los catálogos de gasolina y diésel.

Más barato que la gasolina

Lo que inclina la balanza en la mayor parte de los casos es la economía de uso, dado que el GLP cuesta la mitad que otros combustibles tradicionales y, además, ya existen en España 670 estaciones de servicio con surtidores de Autogas. En estos momentos el precio medio del GLP ronda en nuestro país los 0,60 euros/litro.

Por otro lado, el depósito de GLP siempre está acompañado por el correspondiente depósito de gasolina de último uso, de forma que gracias a esta solución bifuel no tendremos problemas de movilidad en cualquier circunstancia y la autonomía de los coches supera con facilidad los 1.000 kilómetros.

repostando gas GLP en coche

Etiqueta ECO

Otro de los factores a tener en cuenta es que el uso del GLP, por otra parte, otorga a los vehículos la etiqueta ECO de la DGT, por lo que se posible ahorrar el 75% del impuesto de circulación y se puede acceder incluso a las zonas de bajas emisiones delimitadas en distintas ciudades.

Como principal desventaja está el hecho de que el depósito de GLP ocupa el hueco que tradicionalmente se reserva para la rueda de repuesto, elemento que desaparece del equipamiento de los vehículos. Finalmente, el repostaje no resulta especialmente cómodo, dado que se requiere de un adaptador y que, además, el proceso de carga nos llevará más tiempo que con los combustibles habituales.

seguro turismo

TERRÁNEA

Un comentario

  1. Excelente artículo, hoy en día hay ya 687 gasolineras con GLP en España y el precio medio es de 0.66 €/litro, aunque en algunas gasolineras de Las Palmas, Valencia o Guadalajara lo puedes encontrar a 0.45-0.50 €/litro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *