Lanzan una guía para mejorar el transporte comercial de mascotas

La Plataforma Europea de Bienestar Animal ha compartido una nueva guía con pautas que ayuden a mejorar el transporte comercial de perros y gatos por medios terrestres.

Una mascota viaja en avión en su transportín.

La octava reunión de la Plataforma Europea de Bienestar Animal ha dado como resultado la aprobación de la nueva guía sobre la cría responsable de perros y gatos y la correspondiente al traslado comercial de estos animales por medios terrestres. El reglamento 1/2005 sobre la protección de animales durante el transporte, en vigor desde el 2007, tiene como objetivo proporcionar igualdad de condiciones para los operadores y garantizar así la protección suficiente para las mascotas que son transportadas.

Si bien se especifica que la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (Efsa) ha intervenido en la elaboración del contenido del reglamento, no existen disposiciones específicas para el transporte de perros y gatos. De ahí que para esta ocasión hayan preferido centrarse en ampliar este punto.

De hecho, la guía apunta que el transporte de animales domésticos con fines comerciales no se limita al que se realiza con intercambio inmediato de dinero, bienes o servicios, sino que en este se incluye todo tipo de movimiento de animales de compañía que «implique o tenga como objetivo obtener una ganancia económica».

Por su parte, el Reglamento 576/2013 define el transporte no comercial como cualquier movimiento que no tenga como objetivo la venta o la transferencia de propiedad de un animal doméstico. El movimiento comercial debe definirse en términos de transferencia de propiedad y ganancias financieras.

Una mascota en el aeropuerto.

En la guía se indica que si el transporte se realiza para la cría de perros se considera en ese caso comercial, al igual que si el número de animales transportados que son propiedad de un individuo excede los cinco, exceptuando si tal movimiento tiene la finalidad de participar en concursos, exposiciones o eventos deportivos, que el propietario presente pruebas por escrito o alguno de los animales tenga más seis meses de edad.

También se recuerda que si una asociación o protectora de animales transporta perros entre Estados miembros para realojarlos en el hogar de un tercero a cambio de una tarifa se considerará tal actividad como transporte comercial, independientemente de si existen fines de lucro o no.

También se valoran en la guía otros aspectos relacionados con la aptitud para el transporte, medios y contenedores y prácticas de transporte, carga, descarga y manipulación, competencia del personal y conductores, separación de diferentes especies, asignaciones de espacio o intervalos para tomar agua y alimentarse y tiempos de viaje y periodos de descanso.

De igual forma se recogen pautas sobre las siguientes cuestiones: limpieza, controles antes, durante y después del veterinario, requisitos de vehículos y transportistas, autorización de transportistas, homologación de vehículos de transporte y remolques y documentación. También facilita información sobre emergencias, transporte de razas restringidas, transporte de animales en condiciones climáticas extremas y cuidado de animales enfermos o heridos.

seguro veterinario para perro

Jesús Rengel Ortiz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *